Por qué el reclamo

Por qué el reclamo

Foto: Internet

08-08-2019

El día de hoy, jueves 8 de agosto, las organizaciones pertenecientes al Frente Auténtico del Campo (FAC): la CIOAC, CODUC, MST y la UNTA, han convocado a un Paro Nacional en el cual se realizarán diversos bloqueos de carreteras, vías férreas, puertos y aeropuertos alrededor de todo el país.

Los reclamos son: dialogo directo con el presidente, transparencia en la aplicación de recursos públicos y la derogación de diversas Reformas que se han hecho al ordenamiento jurídico, principalmente durante la administración pasada.

Muchos se preguntan por qué las organizaciones se manifiestan ahora que existe un gobierno de “izquierda”. Un gobierno que ha prometido atender “primero a los pobres”. Un gobierno que ha ofrecido acabar con los privilegios y la corrupción y, particularmente en el sector rural, implementar políticas para el rescate del campo y promover acciones para alcanzar la seguridad y soberanía alimentaria.

En las mañaneras del presidente, se ha dicho que los recursos llegan a quienes más lo necesitan y que finalmente se les está haciendo justicia. Quienes se atreven a disentir, son sentenciados ante los medios de comunicación y un ejército de seguidores que repiten las palabras del presidente, sin fundamento alguno.

Sin embargo, en estas líneas me permito contradecir al presidente, ofreciendo datos oficiales y algunas reflexiones, tratando de ofrecer algunos de los porqués de la irritación.

Dentro de los datos de la SHCP se puede encontrar que, al segundo trimestre del presente año, existe un subejercicio por 27,732 millones de pesos en el Programa Especial Concurrente. La falta de aplicación de estos recursos entorpece la actividad económica del sector y, por ende, su bienestar.

También se puede ver, dentro de los datos del propio gobierno, que la gran mayoría de los programas que llegan a los campesinos e indígenas no han ejercido un solo peso al día de hoy, principalmente los que están enfocados a la productividad del sector. Ya es el octavo mes del año y no se tiene certidumbre de qué pasará con estos programas.

Observamos que se ha recortado el 25% del presupuesto original para caminos rurales. Infraestructura básica para la comunicación de las poblaciones rurales y comercialización de productos, misma que es fundamental y carente en la mayoría de las comunidades.

Hay que decir que no todo es recorte o subejercicio. Los programas prioritarios del presidente si han tenido un avance e incluso ya se les ha aumentado el presupuesto, como el caso de Producción para el Bienestar.

No obstante, se desconocen los padrones de los beneficiarios y estos han sido clasificados como “No Auditables” por la presente administración. A pesar de reportar avances importantes, se sabe de muy pocas personas que hayan recibido los apoyos.

Si los datos oficiales no son suficientes para comprender la molestia, permítame ofrecer algunas reflexiones que, aunque rayan en la lógica y lo evidente, a veces perdemos de vista.

El desabasto de medicinas fue un problema generalizado. Pero este se acentúa en las poblaciones rurales, donde rara vez se encuentra un centro de atención médica y, por lo tanto, se tienen que trasladar hacia ciudades más grandes con sus propios recursos, para encontrar una respuesta negativa al requerir los medicamentos necesarios para algún padecimiento.

El cambio climático es un tema que se la ha dado poca importancia dentro de esta administración. Esto es de suma importancia porque las personas de menores recursos son más vulnerables ante los riesgos climáticos. Existe el riesgo de perder cientos de hectáreas de cultivo, el sustento de campesinos e indígenas, por lo que se encuentra en riesgo su fuente de ingresos.

Otra cosa importante que hay que mencionar, y que tal vez todos sabemos, es que el presidente generó una alta expectativa en la sociedad, sobre todo entre los de menores recursos. Suponiendo que estas personas sean beneficiarias de algún programa del presidente, aún siguen esperando otros apoyos como PROSPERA, apoyos de vivienda, fertilizantes o algún proyecto productivo que les ayude a complementar su ingreso. Sin embargo, esto será imposible ya que muchos de estos apoyos han sido eliminados y la gente más pobre no lo sabe.

Lastima que el presidente mienta abiertamente todos los días a las personas que le entregaron su confianza. Duele que los más decepcionados serán quienes votaron con más ilusión. Y molesta que les dé la espalda a quienes alguna vez les pidió su apoyo.

Finalmente, lo más evidente de los reclamos hacia el presidente es que solamente se le está pidiendo que cumpla con lo que prometió en campaña. Mucha gente votó esperanzada de que las cosas finalmente cambiarían y, hasta el momento, no han sido muy diferentes a los demás.

@ovalle_omar

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Otra perspectiva

Omar Ovalle

Especialista en Economía y Finanzas