Programa Especial Concurrente. ¿Qué hacen con el dinero de los campesinos?

Programa Especial Concurrente. ¿Qué hacen con el dinero de los campesinos?

Foto: Internet

18-07-2019

Como bien sabemos, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) ha sido manipulado a discrecionalidad por el Ejecutivo Federal, distorsionando los objetivos que en él se plasman y los montos que se designan a cada programa, alterando así los objetivos y metas de cada uno.

En los últimos dos sexenios, el de Peña y Calderón, el presupuesto fue modificado para gastar más de lo que ingresaba, lo que llevó a castigar o premiar gobernadores afines al presidente, desfalcos de la Hacienda Pública (Javier y Cesar Duarte, Roberto Borge, entro otros) o escándalos como la Estafa Maestra.

Saber en qué se gasta el dinero público nos explica las verdaderas prioridades del gobierno. Dentro de los discursos, siempre encontraremos que las prioridades serán atender a los sectores más vulnerables, a los más pobres, a quienes menos tienen, donde por supuesto el sector rural siempre se encuentre presente.

El sector rural es importante económica y socialmente. Por un lado, es proveedor de materias primas para la industria y de los alimentos que consumimos. De la misma manera, en este sector se encuentran las mayores carencias: 58% de sus habitantes en pobreza, precariedad laboral y falta de accesos a servicios básicos.

Dentro del PEF, se encuentra el Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Rural Sustentable (PEC). El PEC es el conjunto de acciones de política pública orientadas al sector rural. En él se desglosan todos los programas que se encuentran dirigidos a los campesinos y productores de México.

De acuerdo a la tendencia de gastar más, esperaríamos la misma tendencia en el PEC, sin embargo, no es así. Del año 2012 a 2018 se ha gastado menos de lo presupuestado, es decir, el gobierno recorta el presupuesto destinado al campo mexicano deliberadamente.

Para comprender la dimensión del recorte podemos afirmar que el dinero que no se ejerció en cada año fue, en promedio, 14,111 millones de pesos y en total se ha recortado al campo 98,779 MDP durante los 7 años mencionados, monto equivalente 150% el presupuesto se la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) para el 2019.

El año en que más recursos de recortaron al PEC fue en 2015, donde se dejaron de ejercer 23,757 MDP. Esta cantidad representa el 7.2% del total de los recursos ejercidos en el PEC para ese mismo año, o también es casi 25 veces el recurso aprobado para el Programa de Apoyo a la Productividad de la Mujer Emprendedora, único programa que estaba dirigido a las mujeres del sector rural, y que hoy, en la 4T, ha sido desaparecido del PEC.  

Para poder tener una mejora apreciación del presupuesto, debemos incluir la inflación en los montos asignados, para conocer su valor real. Al realizar este ejercicio, notamos que el presupuesto no sólo se recorta, gastando menos dinero del presupuestado, sino que también ha decrecido en el tiempo. El PEC ha venido disminuyendo a una tasa promedio de -2.6% anual. Esto quiere decir que cada vez se le asigna menos dinero al sector rural en términos reales.

El manejo discrecional y las adecuaciones al presupuesto han demostrado que los pequeños productores y los campesinos de México no fueron prioridad para Calderón o Peña Nieto. Se esperaría que la administración de Andrés Manuel López Obrador diera prioridad al campo mexicano, ya que, desde la campaña, ha prometido atender las carencias del sector, así como invertir para lograr la autosuficiencia alimentaria.

Para sorpresa de muchos, el presupuesto 2019, ya responsabilidad de la administración de AMLO, registra un aumento considerable. En el caso del PEC, se aprobaron 352,091 MDP, que significa un crecimiento de 2.3% real (es decir, considerando la inflación), con respecto a lo ejercido en 2018.

Sin embargo, habrá que decir que del total del PEC 2019; 60% se destinó a programas sociales, los de AMLO, y el resto a actividades productivas y de gasto corriente. No solo eso, el PEC ¡ya sufrió modificaciones! Actualmente, el PEC presenta una reducción de 2,184 MDP al primer trimestre de 2019.

Al día de hoy, los programas que han tenido avance son los prioritarios para este gobierno, la mayoría de estos de corte asistencial. Se han detenido (u obstruido) programas productivos dirigidos al sector, como el Programa Fomento a la Agricultura, Fomento a la Actividad Pesquera y Acuícola, Concurrencia con las Entidades Federativas, Productividad Competitividad y Agroalimentaria, entre otros.

Si la presente administración busca demostrar que el sector rural es una de sus prioridades, tendrá que demostrarlo con acciones concretas, y no reteniendo el presupuesto afectando a los productores que se benefician de los programas. La asistencia social ayuda, pero no soluciona las múltiples carencias del sector. Tratar a los campesinos como pobres y darles paliativos, en lugar de tratarlos como productores e impulsar sus actividades, sólo agravara el problema.

@ovalle_omar

 

 

Notas Relacionadas

Otra perspectiva

Omar Ovalle

Especialista en Economía y Finanzas