Expectativas y realidades

Expectativas y realidades

Foto: Internet

08-08-2018

La futura llegada de Andrés Manuel a la presidencia genera altas expectativas en la población. Durante la campaña AMLO supo hablarle al electorado y modificar su discurso de acuerdo al público con el que se encontraba. La victoria de AMLO y MORENA fue contundente. Podrá ejercer el poder con mucha comodidad, pues tiene mayoría en el Congreso Federal y ganó 20 Congresos Locales.

Un triunfo de esa magnitud le permitirá realizar reformas a la Constitución sin mucha negociación política, si así lo desea. El electorado le dio su confianza a AMLO y le otorgó las herramientas para cumplir lo prometido en campaña.

Una gran parte de la ciudadanía confía en que las cosas cambiarán con el nuevo gobierno. Así lo muestra le encuesta “México: Después de las Elecciones” de Consulta Mitofsky: alegría, felicidad, satisfacción, seguridad, tranquilidad y confianza son los sentimientos que provoca el triunfo de AMLO a la mayoría de los encuestados. No sólo eso, también la mayoría de las personas piensa que mejorará la seguridad (65%), la economía (67.4%) y la política (64.8%).

Decir que existe un ambiente de optimismo es poco. Sin duda existe la ilusión de cambio con el triunfo de AMLO. Para confirmar estos resultados, el INEGI acaba de publicar el Índice de Confianza del Consumidor (ICC).

Este índice tiene dos componentes principales: la economía familiar y la nacional. Este índice trata de medir las expectativas de la gente de su situación actual comparada con el pasado y el futuro. El primer dato a resaltar es que el índice tuvo un crecimiento de 14.8% respecto a su nivel de junio. Es el salto más elevado que ha tenido este índice desde el inicio de su publicación (2001).

Ahora bien, en lo que se refiere a los dos componentes, la economía familiar y la nacional, el ICC regularmente mostraba que los mexicanos tenían mayores expectativas de la economía familiar comparada con la nacional. Es decir, el mexicano suele ser más positivo acerca de su situación personal que de la nacional. Sin embargo, en la última medición se presenta un comportamiento atípico: la expectativa acerca de cómo irá la economía nacional en un año creció un 31.9% y la economía familiar lo hizo en un 11.3%.

Probablemente las causas de estas altas expectativas sea resultado del amplio margen con que se dio la victoria de AMLO, un contexto de tranquilidad post-electoral y el ambiente orden en que se está dando la transición.

Sin duda todas estas expectativas tendrán que generar un ambiente de confianza para el siguiente gobierno. Si bien, la administración de AMLO genera esperanza a un gran sector de la población, también tendrá una gran responsabilidad en cuanto a dar resultados.

Hay que mencionar que las expectativas no siempre van en línea con la realidad. La población desea resultados en el corto plazo. En la encuesta de Mitosfky muestra que el 61.1% cree que los cambios se darán en el primer año de gobierno. Es ahí donde el gobierno encontrará problemas debido a que le será muy complicado entregar resultados de acuerdo a las expectativas y en el tiempo deseado.

AMLO prometió acabar con la corrupción de tajo, pero la realidad es que no tardará mucho en que su gobierno o su partido tengan sus primeros señalamientos. Prometió pacificar al país, pero la realidad es que será más complicado que sólo decirlo. Prometió no subir impuestos o endeudar al país, pero la realidad es que pronto se verá en la necesidad de conseguir más recursos.

Andrés Manuel tiene 6 años para entregar resultados positivos. La realidad es que un sexenio es muy poco para transformar al país y la expectativa es que lo haga en menos de un año. Es cierto que la causa de estos problemas viene de pasadas administraciones, pero también es cierto que se ofertó la solución de los problemas a cambio de votar por MORENA.

La ilusión que genera AMLO será un arma de doble filo. Actualmente goza de confianza y legitimidad ante la población, sin embargo, la ilusión puede convertirse en decepción si no se dan los resultados deseados.

@ovalle_omar

Notas Relacionadas

Otra perspectiva

Omar Ovalle

Especialista en Economía y Finanzas