3 años de perversión, corrupción e impunidad

3 años de perversión, corrupción e impunidad

Foto: https://www.eleconomista.com.mx/

Mientras los líderes del mundo actúan para proteger a sus ciudadanos, al país, su economía, la calidad de vida de la población, ante el inminente embate de la nueva variante de Covid 19, Ómicron, más agresivo, mortal que los anteriores, para el minúsculo Coordinador Nacional de México, Andrés Manuel López Obrador (que no gobierna, menos sabe cómo hacerlo) y su gato/larva, zar anti enfermedades, Hugo López Gatell, es un virus más que, según ellos, aún no está científicamente probada se gravedad. 

Los mexicanos de bien ya tomamos medidas más previsoras, disciplinarias, precautorias, redoblando el uso de cubrebocas, sanitización corporal, sana distancia, alejamiento de concentraciones, reuniones masivas; cero besos y abrazos, etc. para evitar y no provocar contagios, los susodichos, “valiéndoles madre” las restricciones sanitarias, convocaron a sus “borregos” a reunirse en la Plancha de El Zócalo de la CDMX para celebrar el 3er tormento de gobierno de la Transformación de 4ª, o cumpleaños de gestión del Virrey de Palacio Nacional.

¿Cómo si hubiera algo bueno qué festinar, de este fallido sexenio de corrupción, simulación, impunidad, soberbia, mentiras y nepotismo?

Según la RALE, “conmemorar es un acto solemne con el que se exalta un acontecimiento”.  Para el caso que nos ocupa, este informe a sus esbirros, larvas, chairos, pejezombies, amlovers, adoradores, aduladores, colados, “pagados”, no es más que un acto de frivolidad, vanidad, soberbia, narcisismo, engreimiento, presunción, pues sólo fueron convocados afines a Morena, Transformación de 4ª, rémoras, y colaboradores del Peje, que están obligados a asistir pues están compradas sus voluntades y dignidad por la dádivas que da López Obrador a través de sus “programas sociales”: sembrando vida, jóvenes construyendo el futuro, becas a ninis, subsidio a Adultos Mayores, da.

Seguramente con los “acarreados” López Obrador abarrotará la Plaza Mayor del País, que provocará un foco de contagios COVID, pese a la advertencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que “la variante de coronavirus Ómicron presenta un alto riesgo de aumentos repentinos de contagio. La variante traerá graves consecuencias, pues está llegando la resolución que esta mutación del virus se asocia con mayor transmisión, riesgo de reinfección y resistencia a las vacunas”

Pero esta indiferencia de los López, Obrador y Gatell, más Jorge Alcocer, muestra la incapacidad, nulidad, ineficiencia de un gobierno cuyo objetivo es sólo cobrar venganza del pasado, (los dos fracasos presidenciales del Peje -2006 y 2012) que responsabiliza a la sociedad de no apoyar sus rabietas… y hoy “cobra facturas”, lastimando, agrediendo, impidiendo alcanzar mejor calidad de vida, porque sólo le interesa su vanidad, parentela,  primer círculo de la Transformación de 4ª y presumir a los Castro (Cuba), Maduro (Venezuela), Ortega (Nicaragua), Bolsonaro (Brasil), que es como ellos: dictadorzuelo, asesino, controlador, nefasto.

Andrés Manuel, no busca quién se la hizo, sino quién se la paga, dañando a más de 129 millones de mexicanos. Pues quien se la hizo, Salinas, Zedillo. Fox, Calderón, Peña Nieto, etc. gozan de cabal impunidad, pues su promesa de campaña de meter a la cárcel a los neoliberales, capitalistas, siguen siendo eso, tema, obsesión, estribillo, muletilla, núcleo de sus criticas (perro que ladra no muerde) en el Monologo de su Soberbia cada mañana en su nicho de poder y en sus actos oficiales. Pero de eso, a enjuiciar a quienes “durante 3 años no lo han dejado gobernar, menos dar resultados positivos en beneficio de la nación” es una posición retórica que demuestra (cómo dice el Portal electrónico Forbes) que las fanfarronadas autoritarias de López Obrador es una táctica retórica o una advertencia sobre sus ambiciones antidemocráticas.

La militancia de la Transformación de 4ª tiene derecho a “celebrar”, recluidos, amontonados, “enmueganados”, pero no tienen derecho en provocar un foco de reinfección por Ómicron, que propagarán en sus hogares, colonias, alcaldías, ciudad, estados y país, por el capricho arrogante de Andrés Manuel López Obrador, de ser el centro, atracción, rock star, de una farsa, que nada tiene de “celebración”

En fin. Hasta aquí lo relativo a la perversidad, irresponsabilidad, “valemadrismo” del señor López, respecto a la desobediencia a la OMS de evitar, menos provocar, aglomeraciones por un mero vicio de egocentrismo y estúpida arrogancia.

¿Pero, qué celebraría lopitos, si es responsable del catastrófico y fallido sexenio de la Transformación de 4ª? Nuestros datos revelan su incapacidad mental, política, administrativa, personal para (des) gobernar, pues ha sido cómplice y causante del estancamiento económico, empresarial, laboral de México, que, aunque traten de blindarlo consultores como Roy Campos, regenteador de Mitofsky, Milenio, Excélsior, El Financiero, etc. el país no camina, sigue estancado por tercer año consecutivo (2019/2021)

Él, que enarboló durante su campaña la bandera de combate y conclusión de la corrupción, es el tipo más putrefacto que haya pisado Palacio Nacional, pues su propia sangre “lo ha empinado” en desvergüenza nacional e internacional. De todos es conocido los episodios de depravación de sus hermanos Pío y Martín “recaudadores” de millones de pesos públicos (Gobierno de Chiapas), privados, opacos, sucios, etc. durante las campañas presidenciales de Andrés (2006, 2012, 2018) que al ser descubiertos por la prensa fifí, el inquilino de Palacio Nacional tuvo la desfachatez de calificar como aportación a la causa, para sus gastos político/electoreros, que jamás reportaron, justificaron, notificaron a las autoridades del INE, TEPJF, SAT, SHCP, Función Pública o medios de información.

“En México pasan cosas, pero no pasa nada”, pues Pío y Martincillo, gozan de cabal impunidad y siguen operando en favor de Andrés Manuel, la T4a, Morena y el putrefacto sistema gubernamental lopezobradorista. 

Otros parientes perversos y miserables que han “explotado” la laxidad del entuerto judicial (que controla el tabasqueño) son la prima Felipa Obrador (empresaria petrolera) que obtuvo sin licitación, por adjudicación directa de Pemex Exploración y Producción 3 Contratos por más de 4 millones 600 mil pesos, en sólo dos años, luego de la llegada a Palacio Nacional del primo. Nada pasó, no fue detenida y los millones de pesos defraudados siguen en su poder.

Jessica Moreno, cuñada de Andrés, casada con su hermano Arturo… ¡qué bonita familia! fue denunciada por la Contraloría General de Veracruz, por desviar 800 millones de pesos, cuando se desempeñó como Secretaria de Educación, durante el sexenio del ex gobernador corrupto, infame, ladrón, priista Javier Duarte de Ochoa, utilizando 20 empresas fantasma para desviar el dinero (mismo caso que Rosario Robles, presa en Santa Martha Acatitla). Nada pasó, Jessica sigue usufructuando el dinero que robó a los veracruzanos.

Pero la joya de la corona de la corrupción lopezobradorista, además del propio Peje, claro, son sus tres hijos José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso López Beltrán, producto de su primer matrimonio, quienes antes de que su padre asumiera el poder, eran vagos, buenos para nada, ninis, vividores, ventajistas, inútiles.

De la noche a la mañana, 1 año después de aquel 1 de diciembre de 2018, la triada holgazana surge como exitosos empresarios de la industria chocolatera, refresquera y cervecera con la marca Rocío, en honor a su difunta madre. Sin más ni más, José Ramón se exhibe viajando –con dinero de los mexicanos-, con su esposa Carolyn Adams, por todo el mundo, Dubái, Londres, Mónaco, a bordo de aviones privados, o conduciendo Lamborghini, Ferrari, Bugatti, con toda la perversión y desvergüenza de la pareja.

Es más, el nieto de López Obrador, del matrimonio López Adams, nació en un hospital de Houston, Texas, porque la señora no quiso que lo hiciera en México ¡por algo fue! Lo bautizaron con el nombre de Salomón Andrés. Peje, tu nieto llegó al mundo en un hospital fifí, en un país capitalista, y los gastos corrieron por cuenta de dinero mexicano.

¡Si esto no es corrupción, dejo de llamarme Luis! jajajajaja.

Por último, aunque el análisis tiene gran cantidad de simulaciones de Andrés y la T4a, cierro con el amasiato del Peje, la delincuencia organizada (cárteles) y las fuerzas armadas a quienes desde Palacio Nacional les da derecho de corzo y libertad para actuar, pues desde su visión de “abrazos y no balazos”, “amnistía, perdón y olvido”, etc. en los tres años de su desastroso gobierno ha provocado el asesinato doloso de más de 106 mil 318 víctimas (cifras oficiales, eeeh?), y la guerra descontrolada por el posicionamiento de “las plazas”.

Sólo un ejemplo, la liberación ilegal de Joaquín Guzmán López (hijo del Chapo) detenido por las fuerzas armadas, en Culiacán, Sin. y por orden de lopitos soltado al interior de su casa.

Y el otro idilio, López/Militares a quienes ha soltado la chequera (para lo que quieran) y cargos públicos, que la Ley castrense les tienen impedido ejercer… Pero qué caray ¡son los queridos de Andrés Manuel!

Notas Relacionadas

Luis Repper Jaramillo

Luis Repper Jaramillo