Informe de cifras alegres, mentiras, verdades a medias

Informe de cifras alegres, mentiras, verdades a medias

Foto: Presiencia de la República

“No vamos a dejar ningún pendiente. Cuando entreguemos la banda presidencial sólo diré “Misión Cumplida” y me voy a Palenque (a La Chingada) Les dejo mi corazón” … Así concluyó el Coordinador Nacional de México (pues no sabe gobernar), Andrés Manuel López Obrador su choro o 3er Informe de Gobierno, que llegó hasta las lágrimas al “florero”, “regenta de la CDMX” Claudia Sheinbaum, presente en el show del Monólogo de su Soberbia, en Palacio Nacional, en donde las mentiras, simulaciones, engaños, ilusiones banas y palabrería, enmarcaron la lectura del texto, que no convenció a los mexicanos (perdón, a sus chairos, amlovers, pejezombies, paleros, pagados, adoradores, aduladores, “floreros”, parentela, larvas, SÍ, pues no les queda de otra).

“Les dejo mi corazón”, remata. No, Andrés, no queremos ese órgano infartado el 3 de diciembre de 2013, ¡como para qué! Mejor deja o permite en 2022 o 2024 un país desarrollado, en paz, armonía, en crecimiento, seguro, sano, digno y no sólo promesas y discursos fatuos, como hasta ahora.

Y miren que no es cosa mía, sino del Buró de Consultores Políticos (SPIN) que da seguimiento puntual a los discursos del tabasqueño, quien llegó al 3er Informe de Gobierno con un palmarés de 61 mil 79 mentiras (contadas desde el 2 de diciembre de 2018 al 30 de agosto de 2021) en sus mañaneras. Desglosa el experto detector de mentiras, que, en 684 Monólogos de su Soberbia, ha falseado datos 89 veces en promedio, cada vez que se planta frente al atril

En total, dice SPIN, el Peje ha caído en más de 61 mil fake news, en sus 648 Monólogos, con pérdida promedio de 108 minutos cada una.

Y el Tercer Informe no fue la excepción. Un spech plagado de triunfalismo, soberbia, datos maquillados, ausencia de autocrítica, cifras engañosas, que como ha dicho siempre yo tengo otros datos, sí, los de pejelandia, los de su mundo ideal, no real.  Como este: “estamos desterrando vicios y prácticas deshonestas en el manejo del Gobierno”. Mientes Andrés Manuel, los vicios y transas de antaño, han sido superadas. Si no, explica que ha sucedido con tus hermanos Pío y Martín, quienes fueron exhibidos (por videos en las redes sociales) recibiendo a tu nombre y “para la causa” (personal, familiar, consanguínea) millones de pesos sucios, procedente de “entres” de gobiernos estatales como el de Chiapas (Manuel Velasco Coello, PVEM)

En el mismo tenor Jesús Martín, otro hermano de López Obrador fue captado por cámaras de video, recibiendo 750 mil pesos, cuyo destino eran los bolsillos de Andrés Manuel “para la causa”. Un tercer video escandalo capta a la diputada con licencia de Morena, Eva Cadena, interpósita persona de López, recibir de una mujer nunca identificada, medio millón de pesos, que le dice a la morenista “nosotros sabemos que le tiene mucho cariño, que es de su absoluta confianza, diputada”.

Como el dinero estaba en fajos, atado con ligas, la cínica Eva Cadena pidió a la benefactora “tiene por ahí una bolsita de plástico para llevármelo” 

Cito sólo tres casos emblemáticos de la corrupción (vicios y prácticas deshonestas) de las que presume Andrés Manuel, haber desterrado y que se atrevió a citar en el texto de su informe. Cinismo, simulación, inmoralidad.

Entre tanto blof, que sólo soportaron sus “floreros”, una mentira más u omisión (perversa) alharaqueó que, en asunto de COVID, aunque continúan los contagios, se ha reducido el número de hospitalizaciones y fallecimientos. La vacunación, presumió, es la principal causa de estos cambios (sic). Perversamente -los mexicanos tenemos otros datos- minimizó las cifras oficiales (no verdaderas) más de 3 millones 352 mil contagios y la muerte de más de 300 mil personas. Para los López, Obrador y Gatell, vamos muy bien. 

En otra parte de su perorata, se atrevió a decir este disparate “hay paz social y gobernabilidad en nuestro país” … Desde luego, para soltar esta falacia no consultó con los deudos de las víctimas del crimen organizado, que, según cifras del Secretariado de Seguridad y Protección Ciudadana, a junio de 2021 sicarios y gatilleros han asesinado a más de 90 mil personas, es decir, 97 víctimas al día. No olvide este dato: en dos años 9 meses de la Transformación de 4ª han matado a más de 90 mil mexicanos.

Bueno, dejen les digo, en los sexenios (6 años) de Felipe Calderón (PAN) fueron victimados 30 mil 572 infortunados. En el de Enrique Peña Nieto (PRI) sucumbieron a los sicarios 42 mil 500; con Andrés Manuel López Obrador (sólo en 33 meses) acumula 90 mil asesinatos… ¡¡esa es la paz social que presume!! Falta sumar los crímenes y feminicidios del fuero común.

¿Gobernabilidad, Andrés? ¿Cuál? si el poder y control del país no lo tiene tu gobierno, sino la delincuencia organizada, tus aliados o cogobierno, a quien les has dado todo dominio.

¿O qué, tus recurrentes visitas y acciones ilegales al Cartel de Sinaloa, no es muestra de la capitulación de tu (des) gobierno? El miedo, terror, “respeto”, entrega al Cartel Jalisco Nueva Generación, es muestra contundente de la lealtad, afinidad por la vida y obra de sicarios, jefes de plaza, líderes de grupo, de quienes has dicho y reiterado que “son humanos y también tienen derechos, que respetarás”, aunque hayan asesinado en lo que va de tu sexenio a más de 90 mil personas. 

Dinos de verdad, López, quien gobierna México. ¿Esto es gobernabilidad?

En el rubro laboral, el conformismo, la incapacidad de impulsar el empleo, el acoso a los patrones, empresarios, emprendedores, etc. a través del brazo armado de la T4a, el SAT y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) persiguen a los creadores de plazas de trabajo.

Presumió la creación de 1 millón 202 mil plazas formales, registradas ante el IMSS, pero omitió informar que más de 7 millones de mexicanos no tienen trabajo, es decir, son subempleados, sin derechos laborales (salario, seguridad social, antigüedad, prestaciones, derecho a la vivienda, etc.) sólo reciben una dádiva de quien los subemplea, sin compromiso patronal.

Tampoco, dijo que producto de lo anterior existen 30 millones 500 mil “trabajadores” informales, con las mismas limitaciones laborales de los anteriores, que tampoco pagan impuestos, salario (aunque sea mínimo) a sus colaboradores (tianguistas, repartidores de productos, ex empleados que sacan a la puerta de su casa un anafre para vender garnachas, tortas, tostadas, pambazos, quesadillas, postres, tacos, refrescos). Vendedores por catálogo, oficiosos, desamparados de la seguridad social y el derecho a una pensión y/o jubilación.  Pero alharaqueó que la T4a ha creado en el último año 1 millón 202 mil 691 empleos, cuando la realidad debe impulsar casi 38 millones. ¿Qué presumes, Andrés?

En donde sí, mostró el cobre y las limitaciones de su fallido gobierno, tema que no debió abordar -por dignidad, honor, responsabilidad- fue el de las remesas, actividad personal, familiar -nada oficial- sólo cuando quita al emisor/receptor la comisión por cobrarlas en intermediarios bancarios, tiendas de muebles (Electra) y otros, cuya cantidad va a la bolsa del coyote y otra al SAT.

Y digo que por vergüenza no debió tocar el tema, porque los connacionales que laboral, ilegalmente en Estados Unidos, en trabajos “que ni los gringos quieren hacer” mandan a sus familiares en México dinero (dólares) para su manutención; no es acción oficial, pues nuestros paisanos se van ante la faltade oportunidades, acoso, indiferencia de las autoridades por impulsar el empleo.

Presumió, que en julio estos envíos (remesas) a familias mexicanas tuvieron un repunte histórico al llegar 4 mil 540 millones de dólares, sí, pero por esfuerzo personal, por amor, responsabilidad, de compatriotas que huyeron, que arriesgaron su vida con “coyotes”, cruzar el Río Bravo, exponiéndose a la Border Patrol para emplearse y juntar “billetes verdes” para mantener desde la distancia a su familia.

Cuando el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) norteamericano cazó, literalmente, mexicanos indocumentados y repatrió a miles, el gobierno de la T4a, fue pasivo, inactivo, contemplativo, sólo emitió una carta protesta, pero no actuó penalmente para impedir esta acción de Donald Trump, que incluso provocó la separación de familias y la muerte de varios niños, enjaulados en centros de control. Pero eso sí, en su 3er informe de gobierno, festinó el envío de 4 mil 540 millones de dólares, de los cuales nada tuvo que ver su gobierno entreguista, traidor, farol de la calle y oscuridad de su casa, pues muy “nalga pronta” regala a países centroamericanos (Guatemala, Honduras, El Salvador) 30 millones de dólares mensuales (dinero de los mexicanos) para repuntar la economía de los receptores.

Andrés Manuel siempre haciendo caravana con sombrero ajeno, mientras México se deshace por los desaciertos, incapacidad, indiferencia, corrupción de un gobernante, su partido (Morena) y la Transformación de 4ª. Y todavía presume un informe triunfalista, hueco, mentiroso de “logros” ideales, perdido en la mediocridad de sus falacias.

 

Notas Relacionadas

Luis Repper Jaramillo

Luis Repper Jaramillo