Nepotismo y no capacidades u honradez

Nepotismo y no capacidades u honradez

Foto: Internet

Nepotismo, definición de la Real Academia de la Lengua dice que es “trato de favor hacia familiares o amigos, sin tener en cuenta otros méritos”

Y miren si no. En la familia de Andrés Manuel López Obrador ésta “virtud de sangre” se ha presentado genealógicamente. Este sí, su mesías, Dios, ejemplo, sen sei, guía, maestro (de la tranza), cicerone, adalid le brota por los poros y favorece a los suyos pese al compromiso social, ético y moral que debe acompañar al hombre (genérico) cuando asume una responsabilidad oficial.

No justifico, aunque por sus venas corra la misma sangre (ADN), que teniendo como bandera política/electoral en los tres intentos por ganar la presidencia del país el “combate a la corrupción y la impunidad” ya en el poder sucumba a sus propias palabras, trague sus promesas y reine entre sus consanguíneos lo mismo, y peor, que presumiblemente combatiría.

El caso más sonado, que retrata perfectamente el ADN de los López Obrador, se da en el hermano Pío, quien fuera exhibido, en audio y video, recopilando ilegalmente millones, millones de pesos -durante varios meses- para la campaña electoral 2018  de Andrés Manuel hacia la presidencia de la república, en complicidad con David León (ex Coordinador Nacional de Protección Civil) -quien entregaba los recursos-, e informaba que la bolsa de papel contenía 1 millón de pesos para las actividades de Andrés Manuel.

Pretendiendo enjugar sus culpas y tranzas, El Peje, desde su atril mañanero, pidió al simulador de justicia, Unidad de “Inteligencia” Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, a cargo del perverso Santiago Nieto, investigar “hasta sus últimas consecuencia” a su hermano (orgullo de su nepotismo) Pío, porque “no toleraré la corrupción, aunque se trate de mi familia” HO, HO, HO. HO, HO

Ipso Facto el huele botas, dilecto, transparente, eficiente, incorruptible, inmaculado realizó “con sus datos”, a su estilo una “investigación” oficiosa que concluyó con la siguiente balandrona “ni triangulaciones, ni depósitos o transferencias inusuales o movimientos relevantes que generaran ALERTA” (sic).

La UIF en pocas palabras exoneró a Pío López Obrador por “no encontrar NINGUNA ANOMALÍA en el sistema financiero de Morena y/o de la campaña 2018 del Peje a la presidencia de la república, por mal manejo de recursos ilícitos o de origen inexplicable”

Un párrafo más de la “investigación” “todos los movimientos de Pío son acorde con ¿sus ingresos? Y no existe ninguna transacción inusual” !!! Zaz.

A ver, a ver, Santiago Nieto, no se trataba de hurgar en las finanzas personales o cuentas bancarias de Pío, no. Ni sus movimientos financieros, sino descubrir quiénes, cuánto, cómo, procedencia, transparencia, dinero sucio, etc. de los millones y millones de pesos que David León entregaba semanalmente al “hermano incómodo” para la campaña de López.

Santiago, Pío no es tonto; tranza y ratero sí, nunca canalizaría a sus finanzas personales el dinero mal habido. Como todo corrupto, utilizó un presta nombres, un tercer cómplice para hacer todos los movimientos bancarios y trasegar los fondos a cuentas nuevas para evitar al SAT, FEPADE, UIF, INE, etc. Tu indagatoria, Nieto, se fue por la fácil cotejar las cuentas bancarias personales del “exonerado” que dio como resultado “ninguna anomalía”. ¡Ese hueso, Santiago!, a otro perro, que crea tus mentiras.

Esta es una prueba fehaciente de nepotismo, corrupción, impunidad, amiguismo, coto y cuates, en favor de un consanguíneo. Su único mérito es ser “recaudador” de dinero perverso.

Uffff, la impunidad a todas luces. En los videos divulgados se escucha la conversación entre Pío y León diciendo que son las “aportaciones” directas para Andrés Manuel.

Pero este no es el único caso de nepotismo y protección consanguínea.

Otro hermano de YSQ es la misma boñiga. José Ramiro, conocido como “Pepín” fue  presidente municipal de Macuspana, Tabasco, tierra de los López Obrador, en el trienio 2004-2006, que dejó hecha un desastre la Alcaldía. Eso hubiera sido lo menos peor, tendría arreglo. Pero “Pepín” defraudó, robó a los habitantes del lugar al maquinar con José María Rioboó, (sí, adivinó, el constructor de cabecera y favorito de Andrés Manuel) la edificación de lo que sería el Proyecto Urbano “Macuspana XXI” que se convertirá en la obra transtrienial que impulsaría a “Pepín” a la gubernatura de Tabasco, con el apoyo, desde luego, de su hermano quien pretendía ser presidente de México en 2006.

Sin embargo, la ambición, hizo que Pepín fuera dando largas al proyecto, que a final jamás se concretó, pero lo que sí hizo, fue quedarse con el terreno, que lo fue guardando y antes de terminar su gestión (2006) vendió a un particular, quedándose con el dinero.

La población enfurecida, acusó a José Ramiro López Obrador, de fraude por 48 millones 932 mil 721 pesos, dinero que jamás apareció (en la hacienda del Municipio de Macuspana, Tabasco) y… nada pasó. Ahora el susodicho, 14 años después, como si todo estuviera olvidado, pretende otra vez alcanzar la presidencia municipal, con la ayuda (nepotismo) de su hermano, el inquilino de Palacio Nacional. Una joyita, ¿no?

No pierdan de vista la definición de nepotismo.

Otro ejemplo no consanguíneo, pero lo mismo. La esposa de su compadre, amigo y constructor favorito (favorecido) de los 2os pisos del Periférico cuando era Jefe de Gobierno del DF, José María Rioboó, la “ministra” de la SCJN Yasmín Esquivel Mossa, llegó a la Corte por influencia y nepotismo de Andrés Manuel, un “pago de factura” por la secrecía que el empresario mantiene sobre los verdaderos costos, entres, discreción de la vía elevada en el sexenio de El Peje en el DF.

Como pago, y aplicando el nepotismo, la empujó a la Corte como aliada en sus locuras cuando de aprobar leyes controvertidas, evadir las controversias constitucionales ya sea de Palacio Nacional o del Poder Legislativo. Ella y cinco “ministros” más hacen mayoría al votar los locuaces envíos del tabasqueño.

“Favor con favor se paga” dice la conseja popular. ¿O no, Andrés?

En línea familiar de “ayuda” a cercanos, aunque no tengan méritos, está el asunto de su cuñada Concepción Falcón Montejo, esposa de Pepín, quien, en el Municipio de Macuspana, formaba parte del Cabildo con dos cargos, Segunda Regidora y Primer Síndico de Hacienda.

En septiembre pasado 11 miembros de ese cuero colegiado local renunciaron (solicitaron licencia) entre ellos la “cuñada incómoda” al descubrirse un desfalco contra las arcas de la alcaldía. Se atribuye a Concepción Falcón la desaparición de más de 200 millones de pesos (como el marido quiere ser nuevamente presidente municipal requiere dinero para su campaña). Todo fue informado y viralizado, pero como es cuñada de Andrés Manuel, todo permanece en la vergonzante impunidad, detrás los mantos de cortinas de humo que frecuentemente López Obrador lanza desde sus mañaneras a la opinión pública.

Concepción Falcón sigue en el limbo del “pasa todo, pero no pasa nada” por el nepotismo que la blinda.

¡Otra predilección por la sangre! El llamado del ADN. Resulta que José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso López Beltrán, hijos del primer matrimonio del Peje, durante los más de 19 años de campañas presidenciales que jugó fueron adolescente sin oficio ni beneficio, al amparo del papá. Eso sí, siempre ataviados con trapos de marca, de diseñador, fifís, exclusivos. No trabajaron, fueron ninis.

Una vez que López llegó a Palacio Nacional, en menos de 1 año y semanas, los juniors aparecieron como prósperos y exitosos empresarios de chocolatería fina (de marca), cerveza y refrescos embotellados. Toda una explosión de productos de exportación. Al grado de que la (des) Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum dio en comodato -a los tres hermanos- un edificio histórico del Centro e inauguró la primera tienda chocolatera de los López Beltrán… Todo un acontecimiento comercial. Influencia, orden, disposición de papi para tan memorable acontecimiento.

También el hijo menor, Jesús Ernesto López Gutiérrez, de su segundo matrimonio con la “no primera dama” Beatriz Gutiérrez Müller, no canta mal las rancheras. El año pasado se involucró, en plena austeridad republicana, en escándalo viral en redes sociales, al ser fotografiado calzando unos tenis altamente fifís, ostentosos, marca Adidas NMD Hu Pharrell Inspiration, cuyo valor, por ser de importación, era de 8 mil 975 pesos.

Los chairos acusarán de atentado a la intimidad de un menor de edad (con los niños no, diría Miss no primera dama), pero cuando López quitó todo a la gente trabajadora, burócratas de nivel bajos, las guarderías a padres trabajadores, subsidios a la sociedad de bajos ingresos, etc. ostentar esos artículos era un atentado a la dignidad, a la pobreza, la marginación y la esperanza de alcanzar mejor calidad de vida. Insistirán los amlovers, pejezombies que esos tenis fueron pagados con el salario del señor López y/o Miss “no primera dama”, de acuerdo, pero por el cargo que detentan entran en el ámbito de lo moral y legal; en consecuencia, moralmente son inmorales, ¿o no, Andrés, por tu austeridad republicana?

Hay más ejemplos de nepotismo. Pero lo dejo hasta aquí. “como muestra estos botones”

 

 

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Luis Repper Jaramillo

Luis Repper Jaramillo