El BOA destruirá a la Transformación de 4ª

El BOA destruirá a la Transformación de 4ª

Foto: Internet

 

Es inaudito, increíble, torpe e irresponsable que la dupla López Obrador, Jesús Ramírez Cuevas (disque vocero de la Transformación de 4ª) en Palacio Nacional hayan exhibido un documento “apócrifo”, llegado a la oficina del Peje, sin remitente, hojas membretadas, nombre del autor, sin responsable de la publicación; firmas, logotipos, etc. cuyo contenido hicieron público asumiendo que se trata de un compló que pretende “sacarlo del poder”.

Y digo inaudito, porque si Ramírez Cuevas, se considera periodista, debe saber que una información con esas características, debe ser desechada, inaceptado, ignorada sobre todo por tratarse de la presidencia de la República, ya ni en la jefatura de información de un diario, noticiario radiofónico o televisivo. En el más estricto sentido periodístico debe  aplicarse el “artículo cesto”, es decir, tirarlo al bote de basura.

En mi paso por las Jefaturas de Información de Noticentro/Formato 21, Fuerza Informativa Azteca (TV Azteca), Radio 13 Noticias, De la A a la Z, con Abraham Zabludovsky, documentos así, no se leían, “pelaban”, o consultaban, pues representaban anonimato. No tenían interés para nuestra información. Por eso digo, que si el vocero de la T4a, alguna vez pasó por esta responsabilidad, o como reportero (si lo fue) llegó a sus manos o redacción un texto así, lo correcto era ignorarlo, por ser un engaño, tomada de pelo o broma.

Y pensar que en la oficina más importante del país, el despacho del Ejecutivo Federal, se  “engancharon” con hojas que interpretaron como “compló”. Especularon que se trató de una misiva de los neoliberales, conservadores, contrincantes, delincuentes de cuello blanco, periodistas fifís, sin investigar ni sopesar la conveniencia de exhibirlo.

Pero mostrar el documento tiene también otra lectura. Y cómo es la T4a,  lo más acertado pinta como autoenvío desde los sótanos del poder en la CDMX: Gobernación, Senado, Palacio Nacional, Morena, Centro Nacional de Inteligencia (antes CISEN/Gobernación), Relaciones Exteriores, en dos sentidos: para intranquilizar, asustar o “acalambrar” a López, o victimizarlo como cortina de humo, ante la realidad de ingobernabilidad que asoma en el país.

Tal cual es el protagonismo, narcisismo, egocentrismo y esquizofrenia de Andrés Manuel, que exhibir y hacer público el texto, fue para evadir responsabilidad y culpar al Bloque Opositor Activo (BOA) supuesto autor –según López y Ramírez- de actos violentos, agresiones o enfrentamientos, ahora que El Peje inició el proceso preelectoral 2021, con su gira proselitista por el sur/sureste del país.

El “vocero” se atrevió a leer el contenido, dando con ello peso específico y aval de la importancia que la T4a le da, ¿salió de alguna oficina del gabinete? Se habla la de Bucareli, para simular ataques epistolares contra AMLO, sabiendo que sería replicado por los medios de comunicación, redes sociales, columnistas, comentaristas, editorialistas, opinadores, analistas, conductores, reporteros, como distractor de los problemas reales de México, que en 1 año y medio de gobierno no ha sabido solucionar, sino empeorar.

López acusó que se trata de una conjura de la Derecha “se juntan intereses económicos, políticos, periodísticos, opositores, sociales, para quitarme el poder”… ¡y no se equivoca! pues en toda democracia la oposición al régimen siempre quiere recuperar o ganar la presidencia y nada se lo prohíbe, ni la Constitución, el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), el INE, por el contrario éstas permiten, avalan y cuidan los procesos transparentes en una república legalmente constituida.

Andrés, tienes flaca memoria, simulas tu honestidad valiente, eres antidemocrático, o de plano te enfada la antinomia (contradicción, oposición real o aparente entre dos leyes, principios, ideas, palabras) para eternizarte en el poder.

Si digo que finges demencia es porque para ganar la elección presidencial de 2018 que te llevó a Palacio Nacional, legítimamente ganada, Morena se coaligó con los Partidos Encuentro Social (PES), Verde Ecologista (PVEM) y del Trabajo (PT). Peña Nieto en su momento no lloriqueó, chilló, se quejó (como tú) de que la oposición pretendía quitarlo del poder.

Tu visión es parcial, totalitaria, insana, vulgar. No eres demócrata, dictador.

El BOA reaccionó así, Andrés, porque tú pusiste las cartas sobre la mesa. Como siempre te adelantas a los procesos electorales, esta vez los de 2021, 2022 y 2024, al realizar tus visitas –innecesarias- a Yucatán, Quintana Roo, Campeche, Tabasco y Veracruz a exhibirte y tratar de recuperar espacios, imagen, credibilidad, terreno perdido, mostrándote en lo que pretendes hacer como obras faraónicas Tren Maya y Refinería Dos Bocas, que no fue otra cosa que decir a tus chairos inicien actividades electorales para la de julio 2021, en que se renovarán la Cámara de Diputados, el Congreso y Alcaldías en la Ciudad de México, 15 gubernaturas, sus congresos locales, presidencias municipales, cabildos con el objetivo de no perder mayorías legislativas.

Ahora te llamas víctima de un compló, cuando ese ha sido tu fatum desde que militabas, en la década de los 80 e inicio de los 90 en el PRI. Te complotabas con tus esbirros, “feligreses fervorosos”, acarreados, títeres para extorsionar a gobernadores, a la dirigencia local y nacional de tu partido, alcaldes para conseguir prebendas, si te lo negaban tomabas pozos petroleros en tu natal Tabasco; bloqueabas carreteras, provocabas enfrentamientos. Inventaste caminatas como presión, coacción, intimidación y amenazas, para conseguir lo tuyo, es decir, posiciones políticas y dinero.

En 1995, cuando el priista Roberto Madrazo Pintado te ganó la gubernatura de Tabasco, como arrebato creaste tu proyecto político sobre cimientos “ideales”, no reales. Hoy 25 años después, ya en Palacio Nacional, lo padecemos 126 millones de mexicanos. Tu República Amorosa, es una nación colapsada: recesión, inseguridad, desempleo, pandemia, pobreza, insalubridad, corrupción, impunidad, nepotismo, encono y más calamidades que demuestra que los “ideales” distan mucho de la realidad.

Este es el verdadero Andrés Manuel, el que promete y no cumple; quien no predica con el ejemplo. En 2006 mandó “al diablo a las instituciones” , hoy siendo institución deja en el averno a pobres, pobres extremos, desempleados, enfermos de cáncer, contagiados de coronavirus, a micro, pequeños y medianos empresarios, a millones de mexicanos a quienes prometió y protestó mejorar su calidad de vida. Proteger empleos (en sólo 1 año 6 meses sus políticas económico/financiera/laboral han desplazado a 1 millón 68 mil trabajadores, dañando a más de 4 millones y medios de personas, que dependen del desempleado, hoy en la calle o en el comercio informal.

Justamente, esto quiere ocultar tras la cortina de humo llamada BOA de pretender derrotar su legítimo (sí) gobierno, cuando esto es legalmente posible, porque la ineficiencia, nulidad, corrupción tienen consecuencias fatales y la vía no sería el Bloque Opositor, sino el hartazgo popular (como ocurrió en 2000 con Ernesto Zedillo y en 2018 con Peña Nieto, ambos del PRI) pues la gente estaba cansada, desilusionada, arrepentida de los gobiernos priistas y los sacaron a patadas de Los Pinos.

Esto podría ocurrir en 2022, cuando a convocatoria del INE y por Decreto Presidencial, los mexicanos vayamos a las urnas a exigir la Revocación de Mandato presidencial, ante el fracaso, incapacidad, nulidad, ineficiencia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador    como debe ser en toda democracia. Así lo ofreció en campaña, lo ratificó al protestar el cargo y ante evidentes resultados negativos no tiene otra opción que dejar Palacio Nacional, por decisión popular “el pueblo pone, el pueblo quita”… Pero antes, en 2021, tenemos que quitar a Morena la mayoría legislativa en San Lázaro, para evitar que mayoriteando modifique leyes constitucionales –a modo- que “salven” lo que ellos aprobaron para  castigar la ineficiencia.

Volviendo a 1995, cuando el joven López Obrador iniciaba su carrera política en el PRI, los historiadores Sara Garay y Alfonso Argote, seguían sus pasos, lo analizaban y decidieron escribir el libro “Andrés Manuel: la invención de un político” en donde explican que AMLO se ha convertido en mito, de ahí su éxito como referente político nacional.

Señalan que el tabasqueño cultiva  e influye en sus seguidores la idea de que (ojo este punto) en México se necesita un salvador que lo rescate (mesías, enviado de Dios, todólogo, iluminado, etc.) de los gobiernos corruptos… ¿será?

Por eso se endiosó, lo subieron a un pedestal como mesías, ensoberbeció. Su esquizofrenia lo lleva a considerarse enviado de Dios para “salvar” a México del neoliberalismo, conservadurismo, de las mafias del poder, de los delincuentes de cuello blanco, de la prensa y periodistas fifís. Así operó en Venezuela, su ídolo Hugo Chávez y su engendro sucesor Nicolás Maduro. ¡Cualquier similitud con la realidad, es mera coincidencia!

Acusan López y Ramírez Cuevas, que el BOA se confabula desde paridos políticos, periodistas, etc. pero malsanamente ignoran que en 2006 siendo candidato por el PRD tuvo el apoyo irrestricto e incondicional de José Gutiérrez Vivó (Monitor de Radio Red) y de Carmen Aristegui (MVS Radio) quienes difundían íntegros sus discursos de campaña. El Diario la Jornada (hoy el Granma de la T4a) puso a sus disposición planas, la Primera, editoriales, columnistas, caricaturistas, reportajes, etc. destacando los compromisos del candidato. Ni López ni Ramírez  aludieron esto cuando criticaron contenido y potenciales integrantes del Bloque Opositor Activo.

Se siente atacado… bueno, algo sabe o intuye que su T4a está a punto de ser expulsada por decisión popular (Revocación de Mandato) por ineficiencia, incapacidad y nulos resultados.

Notas Relacionadas

Luis Repper Jaramillo

Luis Repper Jaramillo