Abdican Legislativo y Judicial

Abdican Legislativo y Judicial

Foto: Internet

 

Dice el refrán popular “no hay peor ciego que el que no quiere ver”, en esta conseja se encuentran los Poderes Legislativo y Judicial, chairos, amlovers, pejesombies, botts, convenencieros, “pagados” gabinetes legal, ampliado, militantes y dementes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena); periodistas, medios, opinadores “centaveados” por la Transformación de 4ª  y Andrés Manuel López Obrador, quienes a 1 año 5 meses de distancia no aceptan, necean, se obstinan en negar la realidad: su ídolo, mesías, su Dios, su Fuhrer, sensei (pero guardando honrosa excepción, pues el término japonés, identifica a este personaje como maestro, sabio, docto, que por supuesto no es el caso que nos ocupa), pastor (por aquello de la borregada) está llevando a México a la dictadura pues ha “comprado” el cerebro, conciencia, voluntad, dignidad, ética e inteligencia de sus seguidores, apoyadores, focas, floreros al imponer lo que quiere, sus caprichos y locuras, sin chistar las macetas citadas.

La única voz crítica, razonada, inteligente, mordaz que increpa al inquilino de Palacio Nacional y lo pone en su lugar, es su correligionario de partido, experto, señorón, puntual, estadista, tribuno, con estatura política (estilo Don Jesús Reyes Heroles) el diputado Porfirio Muñoz Ledo, sí casi nonagenario, pero lúcido, actual y directo, que ha andado todos los caminos políticos, administrativos, partidistas que le permite ser voz calificada para exponer públicamente las torpezas de Andrés Manuel.

Ante el amago del Peje de modificar constitucionalmente la Ley del Presupuesto de Egresos de la Federación, para que no sea la Cámara de Diputados quien asigne recursos para contingencias, como el COVID 19, sino se dé potestad ilimitada a la Secretaría de Hacienda (léase López Obrador) para ejercer a su libre albedrío dineros, sin pasar por el “filtro del Congreso de la Unión”. Muñoz Ledo le espetó mediáticamente a López “su iniciativa, de entrada viola la división de Poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que dan democracia y república), es anticonstitucional. La reforma, no es necesaria (para la excusa del tabasqueño) pues lo que no es necesario es un exceso”

Porfirio no se guardó nada. “Sin ninguna reforma, puede mandar el Presupuesto y se aprobará por la sencilla razón de que tiene mayoría (legislativa), además, una mayoría de Morena absolutamente textual, es decir, aprueba sin ninguna modificación lo que le manda el Ejecutivo”.

“En la Constitución, agregó, hay una prohibición explícita que establece que no pueden reunirse dos o más Poderes en una sola persona (López controla Ejecutivo, Legislativo y Judicial –totalitarismo-). Mejor actúe, señor “presidente” de manera democrática y como hombre de Estado, pues aprovechándose de las crisis sanitaria (C19) y económica (recesión) le salta el deseo de acumular poder”

Finalmente el político capitalino le sugirió “no procese su pretensión de controlar personalmente el dinero del Presupuesto de Egresos, por encima de los otros Poderes ni siga dando palos de ciego”

Ipso facto, de manera irracional, como es su ADN, desde su púlpito de Palacio Nacional, el Fuhrer tabasqueño, reaccionó, como siempre, con vísceras, no con el cerebro, al preguntarle sobre las declaraciones de Muñoz Ledo. Lo primero que respondió fue, “en donde lo publicaron”… En Reforma, le señalaron “Aaah, ese Diario (con quien está confrontado por publicar la realidad del sexenio de la T4a) ya le da ocho columnas  a “cualquiera” que hable de mi gobierno” “Está en su derecho de opinar”

Pero este asunto del Presupuesto de Egresos no es el único en el que El Peje muestra su ansia por imponer y hacer que se cumpla su orden. Recordemos varios que muestran la pretensión de que su decisión sea la única y se cumpla, como lo hicieran Hitler, Fidel Castro, Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Evo Morales, Jair Bolsonaro, sus gurús y guías.

La suspensión de las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, para imponer las de Santa Lucía, a través de una “consulta patito” que diseño, realizó, desarrolló, cuidó, contó y avaló MORENA, sí, sus gusanos guindas, que concluyó con el abandono de los trabajos del moderno aeropuerto.

Ya que le resultó su “encuesta mentirosa”, vio camino fácil para imponer otras. Ya no fue con papeleta, sino a Mano Alzada.

En junio de 2019, en gira de paseo por la capital de Durango, que en ese tiempo los gobiernos de Coahuila y local iniciaban la construcción del Metrobús Torreón-Gómez Palacio-Lerdo, cuyo costo era de 450 millones de pesos con recursos propios; gente que asistió al evento se acercó a López Obrador y le susurró que no querían el proyecto.

Ya en el discurso, encontró otra trampa  para ganar adeptos y votos futuros: decisión a Mano Alzada de los asistentes. En determinado momento en actitud totalitaria pidió a la multitud levantar el brazo si querían se construyera el Metrobús. Quizá 1500 o 2000 acarreados alzaron la mano para decidir la suerte del proyecto. Cuando preguntó por el NO la mayoría de los asistentes crucificaron el plan, aun cuando habían iniciado los trabajos.

Se impuso el capricho de López y el Metrobús de Durango desapareció. Impuso su capricho.

En otro periplo llegó a Oaxaca, para observar una de sus 5 obras faraónicas (cachavotos) Refinería Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto de Santa Lucía, Jóvenes Construyendo el Futuro y el Corredor Transístmico, que uniría Salina Cruz, Oaxaca, con el Puerto de Coatzacoalcos, Veracruz, por carretera, vía férrea, infraestructura, etc.

Aunque el proyecto ya estaba contemplado en los ideales de la T4a, López Obrador dio “atole con el dedo” a los oaxaqueños llevados al evento y simulando ser demócrata, pidió alzar la mano para decidir si el proyecto va. La gente entusiasmada obedeció, levanto el brazo y como conclusión dijo, el proyecto va, ustedes lo decidieron, así es la democracia. Una farsa más del dictadorsuelo.

Y así decenas de toma (engaños) de decisiones que pretende, según él, que la gente vote por actos de gobierno, porque así lo impone desde el atril un pseudo demócrata, violador de la Constitución y de las leyes que de ella emanan. Desde candidato cuando los resultados no le fueron favorables, pisoteó reglamentos, preceptos, órdenes oficiales, etc. como el caso de la Toma de Paseo de la Reforma por más de 45 días, en rabieta porque el panista Felipe Calderón, en 2006, le ganó legalmente la elección presidencial.

En esa ocasión, auto investido como Presidente Legítimo (con banda y bandera nacionales propias) creó su Gabinete Alterno. En cada discurso que participaba, “mandaba al diablo a las instituciones”. Así fue alimentando si odio, rencor, frustración, encono a todo lo oficial y maquinó lanzarse por segunda vez como candidato presidencial. Ya con la mente y la sangre infestadas de inquina, execración, tirria para dañar a autoridades y ciudadanía, Fue  hasta el 1 de julio de 2018 cuando por fin logró sentarse en la Silla del Águila, la que por cierto le queda muy, muy, muy… demasiado grande

Urdido su perverso plan, desde su casa de campaña en la Colonia Roma, que después la convirtió en sede de la presidencia electa, para apoderarse literalmente del poder, echa a andar su siniestro proyecto bautizado como Transformación de 4ª, que poco a poco en complicidad con su negocio familiar MORENA empezó a cooptar los dos Poderes cogobernantes de una República. El primero fue sencillo, con más de 30 millones de votos en la elección le permitió llevar al Congreso a sus esbirros convirtiéndose en mayoría simple, pero con los partidos “pompapronta”  PT, PES, Verde Ecologista, se convierte en mayoría relativa y casi “aplanadora” para aprobar todo lo que mande  al Legislativo.

El segundo Poder fue más sencillo, pues con casi la mitad de los 11 Ministros que conforman el Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, representan a Morena (politizó lo que prohíbe la Constitución), obedecen y gestionan a favor de la T4a y caprichos de su mesías.

Los togados incondicionales, títeres, plastilinas de López Obrador son: José Luis González, Yasmín Esquivel, Margarita Ríos, Arturo Zaldívar, Fernando Franco, quienes están a las órdenes de Palacio Nacional. Han abdicado a su responsabilidad de contrapeso, equilibrio del Pacto Federal, entregaron la plaza a López Obrador con todo y brazo derecho de la Corte, el Consejo de la Judicatura Federal, en donde El Peje colocó a un operador judicial (sus ojos, oídos y boca: control) Bernardo Bátiz Vázquez para sus fines totalitarios.

La Transformación de 4ª  está a punto de dar el golpe final y consumar la tiranía lopezobradorista, cuando la Cámara de Diputados  reciba, simule y apruebe la Reforma de Ley para que el Presupuesto de Egresos de la Federación, sea transferido a la Secretaría de Hacienda (del florero Arturo Herrera) para que a su libre albedrío López Obrador  disponga  los dineros públicos para “gastarlo” cuando se presenten emergencias, como el COVID, su pretexto, sin que tenga que solicitar autorización al Congreso, es decir, se iría por la libre.

Pero eso no es lo peor, sino que el Legislativo (electo por votos del pueblo) y no por imposición de López, dimite, abdica a su obligación, cede su autonomía, al sueño dictatorial del inquilino de Palacio Nacional, quien ya controlaría los tres Poderes de la Unión y romper la República convirtiéndola en feudo lopezobradorista.

Por fortuna ya reaccionaron gobernadores inteligentes, empresarios dignos, grupos sociales nacionalistas, periodistas éticos, millones, sí, millones de mexicanos hartos de las locuras, ocurrencias, bravatas, incapacidad, dislates, esquizofrenia, paranoias de Andrés Manuel, que exigen su dimisión al cargo, antes de las alecciones intermedias de 2021.

Bien lo dijo Porfirio Muños Ledo, “constitucionalmente un solo hombre (López Obrador) no puede concentrar dos o tres Poderes en una sola persona” (como es el caso) Lo contrario y lo digo con todas sus letras, sería dictadura, Andrés, tu sueño dorado para emular a tus ídolos; Chávez, Maduro, Castro, Ortega, Morales, Bolsonaro (Hitler sudamericano).

Diputados, Senadores tiene en sus manos la decisión ética, moral, constitucional de echar abajo la pretensión de López Obrador de sepultar la vida republicana/constitucional de México, para imponer la tiranía que tanto añora. Sean nacionalistas, dignos, mexicanos, padres y madres honorables;  retomen su obligación como “representantes populares”, de lo contrario nos habrán fallado, engañado, mentido.

Notas Relacionadas

Luis Repper Jaramillo

Luis Repper Jaramillo