La Empresa Productiva del Estado tiene líder sindical honesto

La Empresa Productiva del Estado tiene líder sindical honesto

Foto: Internet

País que no se moderniza y reestructura sus instituciones está condenado al estancamiento, al rezago, a la inoperatividad, en pocas palabras al fracaso.

México se decidió y hoy se enfila a un presente y futuro más promisorio, más real, con sus vicisitudes, desde luego, pero si Japón, se levantó de una guerra y masacres, convertido hoy en una de las economías más floridas y extraordinarias del orbe, México tiene la capacidad,  hombres y mujeres capaces para salir adelante y consolidarse como nación líder.

Con inteligencia, paciencia, capacidad y coraje para sepultar el enquistamiento de corruptelas, nepotismo, dispendio, incapacidades y colusiones, en Pemex, hoy Empresa Productiva del Estado, sus trabajadores decidieron dar un golpe de timón para eliminar al extinto, Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y su cáncer Carlos Romero Deschamps, y respaldar a quien en unas semanas será el Secretario General del Sindicato Nacional de las Empresas Productivas del Estado, Petróleos Mexicanos, Subsidiarias y Filiales (SNTEPEPMSF), Lic. Eliel Flores Ángeles, quien desde hace 3 años, inició el cambio en las estructuras, logística, identidad, visión, misión y compromisos sociales de la representación laboral de manera incluyente, respetuosa, ética, moral y participativa, en beneficio de los asociados (antes trabajadores), de la Empresa Productiva del Estado y devolver a los mexicanos la credibilidad y confianza de la otrora paraestatal.

Esta visión del flamante nuevo líder petrolero, no es casual, sino causal, pues tras conocer los turbios manejos de la representación laboral del Senador tamaulipeco, Romero Deschamps, asumió el reto y compromiso de limpiar y reestructurar al Sindicato, con visión de futuro, de inclusión y de respeto al sector que hace posible la riqueza del “oro negro” , bajo la premisa de “no volver a tener un sindicato que no obedezca y que además no de respuesta a las trabajadoras y trabajadores, mucho menos a los planteamientos actuales que exige el  sector energético”

Eliel Flores Ángeles sabe que la Empresa Productiva del Estado cambió para convertirse en más competitiva y geoestratégica para atraer mayor inversión nacional y extranjera, generar empleos y conservar los nuestros que permita elevar la calidad de vida de los asociados.

Entre los compromisos del Sindicato de las Empresas Productivas del Estado, se destaca:  ser respetuosos de los objetivos alcanzados por la Reforma Energética y sus leyes secundarias en donde cada uno de los agremiados desarrolle al máximo sus capacidades para contribuir a  la construcción de una sociedad más justa, incluyente y próspera.

Quien esto lee se preguntará, ¿qué sucederá con el ex líder del extinto STPRM, Carlos Romero Deschamps? Su suerte y todo su fuero estarán en manos de la justicia federal, de la PGR, del propio Senado de la República, del juicio moral de los más de 120 mil trabajadores sindicalizados que afectó con sus excesos, los de sus hijos, de sus cómplices, como ex directores de Pemex que le solaparon sus corruptelas, del más reciente Emilio Lozoya Austin, de su partido el PRI, que a pesar de sus “marranadas” lo protege, cobija y socorre.

Esto no es asunto del Secretario General del SNTEPEPMSF, Eliel Flores Ángeles,  pues no es instancia judicial. La decisión y suerte del Senador la determinará la autoridad correspondiente.

Lo que sí sostiene Flores Ángeles, respecto al ex del STPRM  es “no voltear a ver los errores del sindicalismo del ex sector petrolero del siglo pasado, motivo por el cual nos debe quedar muy claro, que este fue desplazado por el nuevo sector energético nacional y por la propia Reforma Energética y sus leyes secundarias, habiendo sido desplazado por su anquilosada y defenestrada forma de administrarse sindicalmente y por no haberse modernizado. El futuro los alcanzo y los rebaso en forma definitiva, al igual que la modernidad.

Lo que ahora debe importarnos es hacerle frente al futuro del sector energético del país para “mover a México con energía“. En caso de ocurrir lo contrario, no estaríamos en condiciones como país de competir dentro del nuevo sector energético geoestratégico de carácter mundial”.

A escasos días de la celebración del 78º Aniversario de la Expropiación Petrolera, muy significativo este año por los sismas en la Empresa Productiva del Estado, por la caída de los petroprecios, por los lamentables incidentes en la plataforma Abkatun Alfa, el despido masivo de trabajadores sindicalizados, y no; esta conmemoración ganaría credibilidad, no sólo del sector petrolero, sino de los mexicanos, si antes de la fecha el nefasto Carlos Romero Deschamps, fuera eliminado, “motivos de salud” dirían los clásicos priistas, cuando corrían a un funcionario público, y no  apareciera en los actos oficiales.

Por protocolo y por dignidad, en la ceremonia presidencial no debe estar el susodicho, si en realidad el Sistema quiere asesar, dignificar, formalizar la reestructuración de la petrolera: nuevo Director General, nuevos proyectos y programas, la flamante Reforma Energética, el reajuste en mandos medios y superiores; en todo esto si aparece la figura del ex líder, del extinto y corrupto STPRM mandaría una mala señal a los mercados nacionales e internacionales, a los inversionistas locales y extranjeros.

Para que ensuciar en magno evento, del que Lázaro Cárdenas del Río estaría orgulloso, de ver modernizada a la industria que arrebató a los caciques petroleros norteamericanos en aquel 1938. La receta debe repetirse en 2016, quitar al nefasto Romero Deschamps la representación laboral, que ya tiene nueva imagen, nuevo logotipo, con visión humana, equidad de género, de beneficios de la renta petrolera, en donde el actual “trabajador” se transformó en asociado, con las atribuciones que el término da a quien participa en una empresa productiva.

Si Enrique Peña Nieto quiere ser testigo y decididor de una hito laboral en la historia de México, como su Reforma Energética, debe dar el golpe en la mesa y definir la ascensión de la dirigencia nacional de los trabajadores de las Empresas Productivas del Estado, que dará una nueva imagen de honestidad, transparencia, lealtad, compromiso, respeto, dignidad, entrega, honorabilidad a la era del nuevo sindicalismo en México, empezando  en casa. Proyecto que encabeza y creó el petrolero y abogado de profesión, Eliel Flores Ángeles.

Este 18 de marzo, Día de la Expropiación Petrolera, puede ser un antes y un después, en la vida productiva del país. Quitando lo anquilosado y retrograda del liderazgo que prostituyó Carlos Romero Deschamps, y ser testigos del nuevo sindicalismo, la representación laboral que encabezará el SNTEPEPMSF.

Ya lo advierte el líder de esta representación, avalado por las 36 Secciones del sector petrolero: “el Sindicato Nacional de las Empresas Productivas del Estado, Petróleos Mexicanos, Subsidiarias y Filiales, a partir del 18 de marzo, se deslinda, desconoce y repudia cualquier acto u omisión que tenga como fin provocar daños patrimoniales a los bienes de la Nación, que pueden ser actos de sabotaje, previstos y sancionados por el Código Penal Federal vigente”.

El mensaje está dado, si aquel ordena a sus testaferros atentados a instalaciones petroleras, sabemos quién fue. Más claro, ni el agua.

 

 

 

                          

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Luis Repper Jaramillo

Luis Repper Jaramillo