La herencia de Trump a AMLO

La herencia de Trump a AMLO

Foto: Los Angeles Times

 

Al margen del berrinche presidencial en los dos lados del Río Bravo -llámese Donald Trump y López Obrador- por no reconocer el triunfo del demócrata Joe Biden, de la derrota del empresario y el mal cálculo político del tabasqueño, lo grave es la herencia en la forma de gobernar que sembró el aún inquilino de la Casa Blanca en México, Brasil y otras naciones latinoamericanas.

De acuerdo con un análisis de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA) Donald Trump dejará o más bien ya  dejó como herencia o legado el estilo de gobernar de algunos mandatarios de la región al imitar referencias constantes a  “noticias falsas”  o “fake news”, la intimidación y el menosprecio a sus críticos, el uso agresivo de la retórica del “nosotros contra ellos”.

Sin mencionarlos por sus nombres, pero con claras alusiones a los presidentes mexicano y brasileño, se indica que Donald Trump alentó en estos 4 años de gobierno la creación de “líderes envalentonados”.

“Existe una gran posibilidad de que los comportamientos y tendencias autocráticas normalizadas por Trump se intensifiquen en América Latina, en medio de los desafíos provocados por la pandemia del Covid-19”, se subraya en el análisis elaborado por expertos de la región.

“Evaluando el Legado de Trump en América Latina”, es el nombre del estudio que advierte que varios presidentes han utilizado la pandemia del Covid-19  como un pretexto para concentrar el poder en sus propias manos y cometer abusos. Eso suena muy conocido por el desprecio hacia la comunidad científica mexicana y la concentración de las decisiones en el subsecretario Hugo López Gatell.

Existe una “proliferación de líderes autoritarios envalentonados por el desdén de Trump sobre el sistema de controles y equilibrios, la politización de las instituciones judiciales y los ataques hacia la prensa”, añade el WOLA en su amplio análisis.

Se advierte que el gobierno de Trump, con el respaldo de mandatarios de México y Centroamérica impulsó en estos 4 años “la construcción de muros, la reducción drástica de refugiados permitidos a restablecerse en los Estados Unidos, la separación de familias, el forzar ilegalmente a decenas de miles de solicitantes de asilo a esperar en México, y casi acabar con el derecho de solicitar asilo en la frontera entre los Estados Unidos y México”.

Sin un párrafo de desperdicio sobre la herencia que dejó en los liderazgos mexicanos de la 4-T que sumado a la reflexión y crítica de líderes de paisanos en Estados Unidos consultados por The Éxodo sobre el apoyo de nuestro gobierno a Trump en época electoral, desnuda el desprecio hacia los migrantes, llamados falsa e irónicamente como “héroes” desde Palacio Nacional.

Carlos Arango, líder del Frente Nacional Inmigrante; Gerardo Flores Campbell, de la Comisión Binacional contra Trump; y Yesenia Mata, activista del Centro La Colmena, en Staten Island, han criticado la falta de defensa del gobierno mexicano hacia los migrantes frente a las deportaciones e insultos de Donald Trump.

Ya es tiempo de dejar los berrinches y pensar en los 12 millones de paisanos que pueden ser beneficiarios de una reforma migratoria sumado a  los más de 5 millones de dreamers. Cabildear ante Joe Biden estos temas y dejar de pensar y defender al amo que fue derrotado.  Acá no somos republicanos, ni demócratas, sólo hay tener dignidad frente a quien nos llama criminales, separa familias y enjaula niños.

De este lado del muro. En medio del jaloneo presupuestal y los recortes en puerta promovidos por la 4-T, la secretaria general del PRD, Adriana Díaz manifestó su solidaridad con los 10 gobernadores de la Alianza Federalista, quienes buscan un diálogo con el Ejecutivo Federal a fin de cambiar la fórmula de la distribución actual del presupuesto público, la cual le asigna el 80% al gobierno central, el 16% a las entidades y el 4% a los municipios. Serios problemas para el país en plena pandemia que seguirá en 2021. Tal Cual

Notas Relacionadas