Detección oportuna, fundamental para detectar y curar a tiempo el cáncer infantil

Detección oportuna, fundamental para detectar y curar  a tiempo el cáncer infantil
02-05-2022

Por lo general cuando se acerca el día del niño, ya sea que estos sean nuestros hijos, nietos, sobrinos, ahijados, empezamos a pensar que es lo que les podemos obsequiar para ese día tan significativo para ellos. 

Salvo en el caso de los padres cualquier regalo que se les ofrezca lo recibirán con gran entusiasmo y alegría, sin embargo en el caso de los papás independientemente de lo material –incluidas las  vacaciones- estos se deben de esforzar, ocupar y hasta preocupar por ofrecerles el mejor regalo: la salud, aunque ellos no lo asuman como tal; lo cual es comprensible por la edad. 

No hay nada más valioso –después de la vida- que la salud, por ello no está de más, que independientemente de algún detalle, los papás regalen salud ¿Cómo? De la forma más sencilla, llevándolos a un chequeo de rutina aunque no les duela nada, pero más si notan algo extraño o anormal en el cuerpo o en el comportamiento de los niños; en muchas de las veces ha sido por casualidad que se han detectado casos de cáncer infantil.

Continua e inexplicable pérdida de peso; dolores frecuentes de cabeza con vómito a primera hora de la mañana; intensos y persistentes dolores en huesos, articulaciones, espalda o piernas e hinchazón; presencia de bultos o masas, especialmente en abdomen, cuello, pecho, pelvis o axilas; y desarrollo de hematomas, hemorragias y/o sarpullidos (puntitos rojos) excesivos. Además de infecciones constantes infecciones; aparición de un color blanquecino detrás de la pupila; náuseas que persisten o vómitos sin náuseas; cansancio constante o palidez notable; cambios repentinos y persistentes en los ojos o en la visión, y fiebre recurrente de origen desconocido por los signos y síntomas para los padres, tutores o médicos de primer contacto sobre un posible caso de cáncer infantil en etapa temprana ¡Ojo!, en etapa temprana.

“El cáncer infantil a diferencia del cáncer en adultos, es prevenible si se detecta a tiempo; de ahí la importancia de hacer énfasis en la detección oportuna, así como en concientizar y sensibilizar a la población sobre este tipo de neoplasia”, enfatizó Farina Arreguín González, jefa del Servicio de Oncología Pediátrica del Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” del  Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

En entrevista con Hablemos de Cáncer…sin miedo argumentó que si bien es cierto “el cáncer en edad pediátrica no es tan frecuente si se compara con otras patologías o con cáncer en adulto, pero es importante conocer de esta enfermedad porqué es un problema de salud pública, al ser la primera causa de muerte por enfermedad en niños y adolescentes”.

“Según cifras oficiales del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) y del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) 2 mil casos nuevos de cáncer infantil en menores de 18 años al año”, precisó. 

Dentro de toda la gama de cáncer infantil las más frecuente son las leucemias, las cuales a nivel internacional representan el 30 por ciento de todos los casos; pero en México la  frecuencia se incrementa la frecuencia hasta en un 50 por ciento. 

La especialista explicó que aunque existen ciertas asociaciones entre factores ambientales, que son propios de los niños, generalmente la mayor parte de este tipo de leucemias se presentan en forma esporádica.

Existen principalmente tres tipos de leucemia: aguda, mieloide y crónica; y son precisamente las agudas las que se presentan en el 80 por ciento de los casos de  neoplasias en niños. “Es una enfermedad en la que todos tenemos que estar muy al pendiente”, advirtió.

En términos generales la leucemia es un padecimiento multifactorial, es decir, existe una serie de factores relacionados con su aparición, por lo que se tiene que tener cuidado de no confundirla con otras patologías propias de la niñez, por lo que Arreguín exhortó a los padres a estar muy al pendiente de sus hijos para poder actuar a tiempo ante cualquier anomalía.

En este sentido, la oncóloga-pediatra insistió en que los papás deben estar muy al pendiente si el hijo presenta: mal estado general; si lo ven “apagado”; con abstemia, es decir, sin ganas de querer hacer nada; perdiendo peso rápidamente; con palidez generaliza; si presenta sangrados frecuente o moratones en diversas partes sin ninguna explicación; equimosis (puntitos rojos en la piel, debido a que la médula ósea está siendo reemplazada por blastemas –células precursoras de cáncer), dolor óseo y fiebre inexplicable (presente en el 60 por ciento de los casos) al momento del diagnóstico.    

Destacó que pese a que en algún momento el CMN 20 noviembre tuvo que ser reconvertido ante la emergencia sanitaria, por la pandemia de COVID 19, nunca se dejó de atender a los pacientes pediátricos oncológicos, “porqué en cáncer infantil, el tiempo es oro y un retraso implica menos probabilidades de curación”.

¿Por qué es importante el diagnóstico temprano y la atención oportuna? porqué 8 de cada 10 niños con cáncer pueden curarse su las cosas se hacen bien y a tiempo, y esto implica: primero, un diagnóstico oportuno por parte de los médicos de primer contacto; segundo, una referencia temprana y sin burocracia a un hospital certificado que esté capacitado para el tratamiento diagnóstico de este tipo de padecimientos; tercero, que tengan las herramientas, como es el abasto de medicamentos, capacidad humana, aspectos de soporte, como lo es la terapia intensiva, hemoderivados ,antibióticos, etcétera. “Si hacemos todo esto lograremos 80 por ciento de curación,  es decir, 8 de cada 10 niños podrán curarse”, puntualizó la jefa del servicio de Oncología Pediátrica del CMN 20 de Noviembre.     

Así que no se te olvide que lo más importante que le puedes regalar a un niño, más si es tu hijo, es la salud, porque como dicen por ahí: “con la salud todo y sin la salud nada”.

 

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona