Con mega marcha nacional demandan al Gobierno medicamento oncológico, especialmente para niños

Con mega marcha nacional demandan al Gobierno medicamento oncológico, especialmente para niños

Foto: https://www.purorocknacional.com.ar/

26-07-2021

 

Vestidos en su mayoría de blanco miles de personas salieron a la calle para solidarizarse con la causa de los Padres de Niños con Cáncer –quienes a lo largo de la presente administración han venido demandando al Gobierno, un sinnúmero de veces una solución inmediata e integral, pero sobre todo definitiva al problema de desabasto de medicamentos, insumos y quimios- en el marco de la mega marcha nacional  que congregó a más de 20 mil personas, estratégicamente el día en que cumplieron mil días sin quimios.

Con consigas como “quimios sí, consulta no” –en alusión a la próxima consulta para enjuiciar a los expresidentes-, “Derecho a la salud” y “Señor obrador, queremos solución”  los manifestantes coincidieron en que si bien las autoridades dicen que ya existen los medicamentos, lo cierto es que siguen sin haber las sustancias para preparar las quimios en los hospitales en los que se atienden pacientes oncológicos, ya sea porque en realidad no han llegado –contrario a lo que afirma la autoridad o porque como afirma la autoridad- o porque todavía están siendo verificadas por la Cofepris. El caso es que –básicamente- seguimos en las mismas, sin medicinas para nuestros hijos, coincidieron los padres de familia y familiares.   

Los inconformes –quienes el pasado sábado 24 marcharon del Ángel de la Independencia al Zócalo- argumentaron que hasta el momento lo único que han demostrado las autoridades es su incapacidad para la adquisición y distribución de los fármacos, debido a que llegan a los hospitales a “cuenta gotas”, es decir, sólo para unas semanas, y aunque cuando anuncian la compra de miles y miles de unidades de medicinas, y que parezca que es mucho, lo cierto que eso sólo alcanza para cubrir unas cuantas semanas, para luego volver a presentar desabasto, y es un “cuento de nunca acabar”.

“Si hay gente que cometió algún delito con el asunto de las medicinas, pues que se les castigue, pero los niños no se pueden quedar sin su tratamiento porque empiezan a decaer y hasta se mueren”, dijo la mamá de José “N”, un pequeño que es atendido en Oncología del “20 de noviembre”, quien temerosa prefirió no dar su nombre, pero dijo que venía de Hidalgo. Mientras que para Esperanza Paz, madre de un pequeño con cáncer en la Ciudad de México declaró: “Pues mira, desde que uno dice cáncer, ya es muerte. Entonces supongo que para ellos (las autoridades) es una inversión innecesaria, y están haciendo algo así como un genocidio, porque como ya no tenemos muchas esperanzas de vida, por lo que creo que para ellos valemos más muertos, que vivos”.   

En fin, quien iba a decir que al paso del tiempo la problemática del desabasto de medicamentos para atender a los niños con cáncer iba a llegar al extremo, no sólo de grabar testimonios de los infantes –para demostrar a las autoridades de salud e incluso a simpatizantes de la 4T, que por desgracia estos infantes que cursan algún tipo de mal oncológico sí existen, que tienen nombre y rostro- e incluso llevarlos a la marcha a los que han sobrevivido a la enfermedad; sino que también han tenido que ampararse para que sus hijos reciban el medicamento “puntualmente”, y hasta constituirse como asociación civil, sin dejar a un  lado las manifestaciones (como la de este sábado) para seguir demandando al Gobierno que cumpla en forma inmediata, eficiente, pero sobre todo definitiva, el problema.  

Y no es que este mal –lo de los testimonios-, al contrario; ya que con esta acción están demostrando a la autoridades sanitarias (en especial al subsecretario Hugo López Gatell) que no son ni 20  ni 30 los pacientes con cáncer que se están viendo afectados, sino cientos e incluso miles de niños a nivel nacional. Los testimonios incluyen tanto a  los padres que hacen referencia al caso de sus pequeños (que por su corta edad no pueden hacerlo), como aquellos que sus hijos lamentablemente perdieron la batalla contra el cáncer, pero que en solidaridad siguen apoyando la causa hasta lograr que los niños cuenten con todo lo necesario para su tratamiento en tiempo y forma.

Y es precisamente la falta de compromiso y celeridad de las autoridades de Salud –que cuando menos unas 20 veces en lo que va de la presente administración- se han comprometido públicamente a solucionar el problema, sin que hasta el momento haya cuando menos un planteamiento concreto y bien estructurado que permita garantizar en el corto, mediano y largo plazo la disponibilidad de fármacos  y quimioterapias, hasta la negación del problema, lo que llevó a los afectados a convocar a la marcha en la que participaron padres de 12 o 13 estados –entre los que se encuentra San Luis Potosí, Monterrey, Chihuahua, Colima, Veracruz, Yucatán, Oaxaca, Puebla, Jalisco, Michoacán y la Ciudad de México.                                                                                                                                                                            La convocatoria para la mega movilización estuvo avalada por 16 asociaciones y organizaciones civiles encabezadas por Movimiento Nacional por la Salud (MNS) –al cual pertenece Papas de Niños con Cáncer-, Cero desabasto, Por ti y contigo por la Salud, Es tiempo de Renacer, Fundación Mayrita, De Corazón, Manos inocentes por el derecho a la vida, entre otras para demostrarle al Gobierno que sí existen y que demandan solución a su problema de salud por ser un derecho que les asiste.  

Las protestas –para quienes no están enterados y piensan que estas obedece a un trasfondo político por parte de la oposición para desacreditar al gobierno de la 4T- no son de ayer, ni de la semana pasada, ni siquiera del año pasado; las protestas de la familias de pacientes con cáncer (en su mayoría niños) datan del 2018, es decir, incluso antes del inicio de este gobierno para denunciar el desabasto de medicamentos oncológicos en los hospitales públicos de México que con el paso del tiempo se ha venido agudizando; y que lo único que han recibido por parte de funcionarios públicos de todos los niveles, ha sido una estrategia para ningunear la falta de medicamentos y atacar a quienes se manifiestan por ello; sobre alguno de los cuales incluso existen órdenes de aprehensión, que por algún motivo no ha querido ejecutar la autoridad.

Las protestas de las familias de pacientes con cáncer no son parte de un intento de desestabilización al Gobierno, sino el resultado de acciones y omisiones por parte de las autoridades, que son las responsables de esta inconformidad. Por lo que los actos de resistencia del Movimiento Nacional por la Salud son también un llamado nacional para que la sociedad civil no los abandone en su lucha; una lucha que a cualquiera de nosotros podría  estar enfrentando tarde o temprano porque el cáncer es una enfermedad que no respeta, edad, sexo, credo, ni condición económica.  

El cáncer infantil en México es una triste realidad, por lo que el primer paso para resolver este problema de salud pública es reconocerlo; de ahí que sin caer en apasionamientos el Estado tiene la obligación de resolverlo a fondo; con hechos concretos y no con politiquería.

De acuerdo con cifras del Centro Nacional para la Salud de la infancia y la Adolescencia (Censia), cada año fallecen más d dos mil niños y adolescentes por cáncer. El nuestro país el cáncer infantil constituye la segunda causa de muerte y la primera por enfermedad en niños de cinco a 14 años de edad. La tasa de mortalidad en menores es de 5.3 por cada cien mil, mientras que en adolescentes es de 8.5, debido a que entre el cinco y 50 por ciento de ellos abandonan el tratamiento. 

El 70 por ciento de los casos de cáncer infantil son curables si se detectan a tiempo, pero existe el problema de la detección tardía, además de la poca inversión en proyectos de investigación y los pocos especialistas que se tienen. En México existen 264 oncólogos pediatras certificados por cada 7 mil pacientes por año.

El desabasto de medicamentos también es una triste realidad que ha derivado en la muerte de los pequeños. La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) –que apoya a este tipo de pacientes desde hace más de 40 años- denunció que del 11 de diciembre de 2019 al 3 de septiembre de 2020, mil 608 niños fallecieron a causa de esa enfermedad; cifra que seguramente hasta este momento ya supera los dos mil decesos, si se suman los decesos que se han presentado en lo que va del año.

Medicamentos que ha tenido que conseguir los padres para que sus hijos puedan continuar con sus tratamientos, ya sea a través de donaciones de asociaciones civiles que apoyan la lucha contra el cáncer infantil y hasta vendiendo parte de su patrimonio, luego de que el costo de dichos fármacos van de mil 200 hasta ocho mil pesos por semana; lo cual resulta verdaderamente incosteable para la mayoría de los afectados, máxime si se toma en cuenta que por ejemplo, el tratamiento de un niño con leucemia sin interrupción dura cuando menos tres años, y si a eso se le suman los costos de traslado y alimentos para el paciente y el acompañante resuelta incosteable para la mayoría de los pacientes que cursan no sólo este, sino cualquier otro tipo de tumor maligno.

Medicamentos que en apariencia ya se tiene en los hospitales que atienen a este tipo de pacientes, de acuerdo a lo informado por las propias autoridades, pero que en realidad no se cuenta con ellas como es el caso de: ciclofosfamida, vincristina, ifosfamida y ara-c, sólo por mencionar algunas; indispensables para la aplicación de quimioterapias en pequeños con leucemia linfoblástica aguda, leucemia mieloide, sarcoma, linfoma y retinoblastoma.

“Ama tu vida y tu cuerpo” campaña entre la Alcaldía Cuauhtémoc y Fucam para detectar oportunamente el cáncer de mamá.     

Como todo gobierno que empieza y que quiere hacer mejoras en la comunidad, la alcaldesa electa en Cuauhtémoc, Sandra Cuevas no es la excepción, por lo que en colaboración con la Fundación Mexicana para el Cáncer de Mama (Fucam) arrancaron la Campaña de Atención Médica a Mujeres con Cáncer de Mama y de Prevención para Mujeres (de 40 años en adelante) bajo el lema: “ama tu vida, cuida tu cuerpo” que dará cobertura a 33 colonias de la demarcación, con el objetivo de detectar a tiempo el cáncer de mama y con ello, reducir la mortalidad por este padecimiento, que actualmente ocupa el primer lugar de causa de muerte entre las mujeres mexicanas.

La campaña tendrá vigencia durante toda su administración, sin costo por atención o por realización de mastografías ya que el objetivo es apoyar mensualmente a más de 100 mujeres de las 33 colonias que conforman esta alcaldía. La cifra de mujeres a atender podrá aumentar así como el radio de cobertura, según necesidades, pero por el momento la Campaña de Salud y Prevención estará en la Alcaldía Cuauhtémoc con el apoyo de dos Unidades Médicas de la Fucam; las cuales están altamente equipadas y apoyadas por cinco especialistas cada una, a fin de otorgar un trato digno a las pacientes.

En una primera etapa, la inscripción para acudir a su cita médica de valoración será a través de las siguientes redes sociales: Sandra Cuevas, en Facebook;  @SandraCuevas_, en Twitter; y sandracuevas_ en Instagram

En la  explanada de la Alcaldía Cuauhtémoc, la funcionaria electa dio el banderazo de salida a las unidades móviles del FUCAM para la detección oportuna de cáncer de mama y la reducción de la mortalidad por este padecimiento, acompañada de una sobreviviente de cáncer, Bettina Salazar, mejor conocida como “Olga Sana”.

                                                                                                                                                              

 

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona