Falta de seriedad y cumplimiento por parte de las autoridades provoca que los padres vuelvan a la calle

Falta de seriedad y cumplimiento por parte de las autoridades provoca que los padres vuelvan a la calle

Foto: https://veme.digital/

01-07-2021

*Mientras Gatell asegura que detrás de este asunto se perfila un golpe de Estado, los padres de familia siguen firmes en su demanda

*Por tercera ocasión en más de dos años los padres de niños con cáncer bloquean el acceso al AICM en demanda de medicamento oncológico

“Pero qué necesidad, para que tanto problema….” como dice la canción del finado Juan Gabriel, la cual aplicó a la perfección este miércoles cuando los Padres de Familia de Niños con Cáncer apostaron al bloqueo de vialidades como medida de presión ante la falta de cumplimiento por parte de las autoridades de sanitarias,  quienes desde semanas antes (en el marco de las reuniones que sostuvieron con representantes de los padres en la Secretaría de Salud) se comprometieron a resolver el problema del desabasto de medicamento para este 28 de junio, sin embargo se llegó a la fecha sin “pena  ni gloria”, es decir, sin ninguna novedad al respecto.

De ahí que cansados de tantas promesas incumplidas y en un acto que calificaron de desesperación decidieron volver  a la calle a ocasión en este lapso bloqueando –desde las 9:30  hasta las 17:30 horas- tiempo en el que primero bloquearon (por cercera ocasión en un lapso de más de dos años) el acceso a la terminal 1  del Aeropuerto Internacional “Benito Juárez” de la Ciudad  México y posteriormente los (seis) carriles centrales del Circuito Interior como una medida de presión, pero sobre todo de desesperación ante la falta de seriedad, compromiso y empatía por parte de las autoridades; quienes una y otra vez les han prometido (hasta dando fechas por adelantado) sobre la llegada de fármacos especializados para el tratamiento de cáncer. Pasaron casi ocho horas (de las 9:30  hasta las 17:30 horas) los manifestantes, encabezados por Omar Hernández, vocero de los Padres de Niños con cáncer –que a su vez forman parte del Movimiento Nacional por la Salud, se mantuvieron en esta vialidad, pese a la lluvia y la inconformidad de los automovilistas, hasta que hizo acto de presencia  Adalberto Javier Santaella Solís, coordinador de Abasto del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), para dialogar con los inconformes. Antes se presentó otro representante de las autoridades, quien pidió a los inconformes que se trasladarán a las instalaciones de la SSA para poder dialogar; propuesta que fue rechazada. Y no fue sino hasta que pudieron saber a través de sus contactos que ya se disponía de medicamento (oncológico) en varios nosocomios en que los menores son atendidos que decidieron levantar el plantón y retirarse.

Por lo que habrá de esperar unos días más para saber a detalle cuáles son las medicinas que ha adquirido el gobierno, en qué volumen y cómo será el proceso de distribución y logística que se llevará a cabo para que los pacientes (pediátricos oncológicos) puedan seguir su tratamiento de acuerdo a lo establecido en los protocolos internacionales. Según lo declarado por el presidente López Obrador –en el marco de la su conferencia matutina- se han adquirido 20 de un total de 24 fármacos, sin que precisará más detalles, salvo que dos de los cuatro faltantes están siendo fabricados exclusivamente para México, por lo que será hasta la próxima semana cuando se den a conocer los pormenores de dichas adquisiciones, así como la estrategia para evitar que de nueva cuenta se carezca de estas medicinas.    

A través de un comunicado la Asociación de Padres de Familia con Niños Enfermos“  los padres refieren que derivado de la reunión sostenida con funcionarios de Gobierno (juan Antonio Ferrer,  director del INSABI y Alejandro Calderón Alipi, coordinador Nacional de Abastecimiento y Distribución de Medicamentos) el 23 del presente mes, estos precisaron que el sábado 26 llegaría medicamento proveniente de Corea del Sur, para su inmediata distribución en las instituciones donde hace falta y se ha denunciado desabasto”, empero esto no sucedió, por lo que se tomó la decisión del salir a la calle para seguir exigiendo el medicamento. Y agregan que los medicamentos faltantes, como la Ciclofosfamida, se comprarían en pedidos parciales, a diferentes países y en tiempos variados “lo que impide que el esquema de tratamiento de nuestros hijos se realice de manera integral, como lo indican sus médicos tratantes”.      

AMANC reprueba la reiterada postura del Gobierno de minimizar la problemática del desabasto de medicamento

Por su parte la AMANC al fijar su postura sobre esta problemática argumentó que: “no es la primera vez, ni será la última ocasión en que insistamos en la necesidad de que el Estado garantice atención oportuna, completa y de calidad, desde los servicios públicos de salud, a todas las niñas y todos los niños con cáncer en nuestro país. Hoy, más que nunca, requerimos que el Sistema AMANC sea la pieza en todo este rompecabezas que se pronuncie por el entendimiento, para eliminar las verdades a medias, evitar los apasionamientos y nos encaminemos a soluciones de fondo. Nuestra labor diaria es parte de la solución”.

Es necesario explicar que el Gobierno federal decidió establecer nuevas reglas de producción, distribución y comercialización de medicamentos, a la par de transformar el Seguro Popular en INSABI; estos cambios con el agravante de la contingencia sanitaria por la pandemia de coronavirus. Ante la falta de una elemental estrategia para reemplazar a tiempo el suministro de fármacos y la añadida escasez de materias primas a nivel mundial, el resultado no puede ser otro que el desabasto de medicinas, señala la asociación civil mediante un comunicado

Es reprobable, en todos los sentidos, la reiterada postura del gobierno federal en minimizar esta problemática, asegurando que está resuelta con las compras en el extranjero, cuando la realidad en los hospitales es otra. En todo caso, ha justificado esas irregularidades (desabasto y retraso) como parte de los efectos del desmantelamiento de la complicidad entre autoridades pasadas y empresas; esto es inadmisible e irresponsable a falta de denuncias penales de por medio y a la luz del incumplimiento de su obligación por atender a los pacientes.

También es reprobable que en ningún momento se reconozca la participación de la sociedad civil para tratar de disminuir el desabasto, que durante todo 2020 se cuestionó sobre su veracidad y todavía hoy se duda en las consecuencias en la sobrevida de los menores. En el primer trimestre de este año, convocados por el Programa México en Alianza con St. Jude, 11 organizaciones documentamos -con volúmenes y facturas de compra-, los faltantes de metotrexato, vincristina, mercaptopurina, L-Asparaginasa, Dexametasona, Citarabina, Etoposido, Ciclofosfamida, Ifosfamida y Doxorubicina, en diversos estados de la República.

¿De qué se trata? Por un lado, evidenciamos y cubrimos los faltantes con el apoyo de voluntarios y donantes, y por el otro, nada parece suceder y hasta se descalifica la genuina exigencia de que el gobierno cumpla el derecho a la protección a la salud. Faltaba más que no fuera legítima la defensa al derecho de la salud.

Cuando Andrés Manuel López Obrador inició sus protestas por la justicia social, con la toma de pozos petroleros en Tabasco en 1996, AMANC ya tenía más de una década de ayudar a niñas, niños y adolescentes en México, cuando nadie se preocupaba por esta situación.

En marzo de 2020, la Agrupación Mexicana de Onco-Hematología Pediátrica (AMOHP) advertía sobre el desabasto en hospitales públicos y pedía a las autoridades no politizar el tema para atender las necesidades reales de niñas y niños con cáncer. En octubre de ese mismo año, Organizaciones de la Sociedad Civil reunidas en la Ciudad de México anticipamos nueve meses de desabasto, que justamente es lo que hemos padecido.

Aunado a esto, en diciembre de 2020 fue anunciada la gratuidad de los hospitales adscritos a la Secretaría de Salud, que lejos de resolver y garantizar la atención, prohibió que los servicios médicos pudieran expedir recetas para que las familias consiguieran por fuera, lo que los hospitales no han podido cubrir.

Antes y después de 2018 ha habido deficiencias. La atención de niñas y niños requiere de estudios para confirmar el diagnóstico y una serie de servicios que no se reducen a solo medicamentos. La atención debe ser integral y lo sabemos, porque con ayuda de donaciones podemos cubrir lo que los hospitales no proporcionan.

Con sentido de urgencia, debemos seguir promoviendo los puntos de acuerdo entre sociedad y gobierno para resolver entre todos este problema, puntualiza la AMANC.

A como se ven las cosas habrá que comprobar que en realidad esperar a los diferentes nosocomios donde se atienden niños con cáncer en todo el país ya empezaron a recibir el tan esperado medicamento, indispensable para el tratamiento y procedimientos que hasta el próximo martes para saber si en realidad las instancias involucradas en el tema del desabasto de medicamento oncológico verdaderamente están trabajando para dar solución a esta problemática –que a más de dos años ha cobrado la vida de más de mil 600  menores de acuerdo al Movimiento Nacional por la Salud- o el gobierno de la 4T seguirá dándole largas a este asunto, que en los últimos días se ha colocado en el ojo del huracán luego de las desaventuradas declaraciones que hiciera (el pasado fin de semana en un programa de televisión ) el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, en las que no sólo sostuvo que no es verdad que existan niños enfermos sin medicamento, sino que se atrevió a argumentar que el verdadero trasfondo de este movimiento apunta hacia un golpe de Estado.

El 25 de junio el subsecretario —quien además es el vocero del presidente Andrés Manuel López Obrador para la pandemia de COVID-19— asistió a Chamuco TV, un programa que transmite la televisión pública, afirmó que “Este tipo de generación de narrativas de golpe, a veces se ha conectado en Latinoamérica con golpe, golpe, golpe de Estado y esta idea de los niños con cáncer que no tienen medicamentos, cada vez lo vemos más posicionado como parte de una campaña, más allá del país, de los grupos de derecha internacionales, que están buscando crear esta ola de simpatía en la ciudadanía mexicana, ya con una visión casi golpista”, aseguró López-Gatell.

“Esta idea de los niños con cáncer que no tienen medicamentos, cada vez lo vemos posicionado como parte de una campaña, más allá del país, de los grupos de derecha internacionales que están buscando crear esta ola de simpatía en la ciudadanía mexicana, ya con una visión casi golpista (…) Estas narrativas (…) a veces se han concretado en la historia de América Latina, con golpe, golpe de Estado (…) Crearon esta fórmula de ‘los niños con cáncer que no tienen medicamentos’(…) que es una mentira (…) Si cualquiera quisiera tener una constatación rápida, se podría hacer una pregunta: ‘¿Por qué si los niños de México no tienen medicamento —los niños que padecen cáncer— porqué solo vemos a 20 personas haciendo manifestaciones, cerrando el aeropuerto?’(…) Son las mismas 20 personas desde que empezó el sexenio (…) son grupos inventados, fabricados, desconozco si están en una nómina, o les dan otro tipo de prebendas, o quizá los medicamentos, mismos que no han escaseado”.

 Ante estas declaraciones el  también vocero del  Movimiento Nacional por la Salud –que a su vez integra a los Padres de Familia de Niños con Cáncer- Israel Rivas responsabilizo a título personal a López Gatell “ante cualquier amenaza o acto de represión contra mi persona, mi esposa, mi hija o cualquier miembro de mi familia, debido a las declaraciones infundadas y calumniosas difundidas en programa de televisión nacional”.

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona