Desabasto de medicamento oncológico, historia sinfín

 Desabasto de medicamento oncológico, historia sinfín

Foto: El Heraldo de México

21-06-2021

Se ha manoseado tanto la problemática del desabasto medicamentos para pacientes con cáncer, sobre todo niños –por tales o cuales motivos, que por cierto ya he expuesto aquí ene número de veces- a lo largo de la presente administración, que en todo caso la novedad sería el Jefe del Ejecutivo anunciará con “bombo y platillo” en una Mañanera el fin de dicho desabasto, así como un informe pormenorizado sobre el procedimiento, montos y distribución de las adquisiciones a futuro, no solo de medicamento oncológico, sino de todos aquellos medicamentos, materiales de curación y tecnología de punta, que cada día escasean más  en las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Salud, incluidos Defensa y Marina; donde curiosamente la opinión Pública tiene la percepción de que no se carecen de nada, cuando por primera vez en muchos años la gente que se atiende a través de estos servicios refiere que están teniendo que comprar medicamento por fuera.

Habrá quien piense que dicho planteamiento suena muy descabellado, pero para mí que no; si se utiliza el dinero decomisado del crimen organizado a tan noble causa, como es el Derecho a la Salud, que por cierto está plasmado en la Constitución –eso para quienes sin conocimiento de causa se atreven a comentar en las redes (sociales) que en lugar los padres de los niños con cáncer salgan a las calles a demandar medicamento al Gobierno, que se pongan a trabajar. Lo que supongo, tampoco deben saber es que salvo quienes se atienden en el Insabi (Instituto para la Salud y el Bienestar) y que por cierto suman millones, el resto hace sus aportaciones en las instituciones del Sector Salud para tener derecho a la seguridad social; lo lógico entonces es, que si el trabajador está cumpliendo con sus cuotas, semanal y/o quincenal y obligatoriamente, se le brinde la atención-. Atención que en el caso de los pacientes oncológicos no puede esperar, ni aun estando en medio de una pandemia como la que estamos viviendo, y no puede esperar porque en materia de cáncer el tiempo es vida; de ahí que el diagnóstico en aquellos casos en los que se sospecha que la persona está cursando algún tipo de neoplasia no puede esperar, como tampoco puede esperar  los estudios (biopsias, mastografías, etcétera) y tratamientos (quimioterapia y/o radioterapia, braquiterapía) porqué llevan una calendarización precisa de acuerdo a un protocolo previamente establecido en forma individual.

Las emergencias oncológicas por supuesto que tampoco pueden esperar, porque de su atención inmediata depende la vida del paciente; emergencias que por supuesto requieren material y medicamento especializado.

Como tampoco se puede estar sustituyendo un fármaco por otro o esperar a que se cuente con el mismo, y que conste que no lo digo yo, sino los especialistas (oncólogos), o sea, la gente autorizada en la materia; quienes pasada la emergencia inicial en la que muchos nosocomios fueron convertidos en hospitales COVID, invitan a los pacientes a continuar con su tratamiento, rehabilitación y/o vigilancia, a fin de evitar que la enfermedad progrese y se tenga un pronóstico de vida reservado.

Por  lo que a más de dos años de la administración de la 4T medicamento, consideró que es tiempo más que suficiente para resolver la problemática del desabasto; desabasto que por cierto se la han pasado unas veces desmintiendo y otras reconociendo por parte de las propias autoridades del sector, quienes por cierto el pasado miércoles se vieron obligados a recibir a una comisión de padres de familia que tienen niños con cáncer, quienes como medida de presión por tercera ocasión bloquearon los acceso a la terminal aérea capitalina, al agudizarse el desabasto de quimioterapias, radioterapias y procedimientos indispensable en pacientes oncológicos.

Reunión que pasó sin pena ni gloria, empezando porque no se presentaron los titulares, en este caso el secretario de Salud, Jorge Alcocer, ni el subsecretario, Hugo López Gatell, como lo habían prometido; pero como die el dicho: “el prometer no empobrece”, es decir, una cosa es lo que hayan prometido y otra muy distinta lo que hacen, demostrando con ello el poco o nulo interés que demuestran para que se resuelva este asunto. Empezó sí sirvió para que tanto las autoridades sanitarias como el propio Presidente reconocieran que el desabasto “no es un mito” sino por desgracia, una terrible realidad.

En su lugar asistieron subalternos, que lo único que hicieron básicamente fue informar que el abasto para el presente año esta “garantizado” y que los medicamentos llegarán está semana, sin  especificar cuáles, en qué monto, ni cómo se distribuirán. Por lo que la reunión programada para este miércoles 23 (en la sede de la Secretaría de Salud) tiene como objetivo dar los pormenores de dichas compras; además de que estará abierta a los padres de familia, quienes a través de una plataforma podrán conectarse en forma digital en caso de no poder hacerlo físicamente.

Por lo que ya se verá en los próximos días si quedará resuelto por fin el asunto del desabasto o seguirá siendo “un capítulo sin fin” para quienes padecen cáncer, de manera especial los infantes de 0 a 19 años.

Cáncer de Riñón, entre los 10 principales tipos de neoplasias con mayor número de fallecimientos en México.

 Durante el 2020 en nuestro país se registraron 5 mil 925 nuevos casos de cáncer renal y 3 mil 83 muertes; colocándose como uno de los 10 tipos de cáncer con mayor número de fallecimientos a nivel nacional, y aunque siguen las investigaciones para determinar con exactitud qué es lo que lo ocasiona, existen diferentes factores que predisponen su desarrollo como: fumar, descontrol de la presión arterial, obesidad y sobrepeso, dieta rica en grasas y carbohidratos, por lo que el llamado a la población es modificar el estilo de vida, a fin de evitar presentarlos.

 El cáncer de riñón es una enfermedad en la que se encuentran células malignas (cancerosas) en el revestimiento de los túbulos del riñón. Existen varios tipos de esta neoplasia, pero el carcinoma de células renales o adenocarcinoma de células renales es el más común; con 9 de cada 10 casos. Aunque el carcinoma de células renales generalmente crece como un solo tumor dentro de un riñón, a veces hay dos o más tumores en un riñón o incluso tumores en ambos riñones al mismo tiempo.

El cáncer de riñón es aproximadamente dos veces más común en hombres que en mujeres. La mayoría de los casos se registran en personas mayores de 65 a 74 años, siendo 64 años la edad promedio de diagnóstico. Este tipo de cáncer es muy poco común en personas menores de 45 años y cuando se presenta tiene que ver con factores hereditarios.

 Por lo general, estos cánceres en etapas tempranas no causan dolor ni otros síntomas. A menudo, se detectan por accidente durante las pruebas de diagnóstico por imágenes para detectar alguna otra enfermedad o síntoma. La tasa de supervivencia de estos cánceres de riñón es muy alta porque generalmente se encuentran en una etapa muy temprana, sin embargo, otros casos son detectados en etapas más avanzadas de la enfermedad.

 Existen varias razones por las cuales no se hace una detección de manera temprana: a) en ocasiones estos cánceres alcanzan un gran tamaño sin causar ningún dolor u otros signos de alerta; b) debido a que los riñones se encuentran en un área profunda del cuerpo, los tumores pequeños del riñón no se pueden ver o palpar durante un examen físico y c) el que hasta ahora no existen pruebas de detección que se puedan usar para la detección precoz del cáncer de riñón en personas que no tienen factores de riesgo para desarrollar la enfermedad.

De acuerdo a Silvia Peralonso Bombin, directora médica asociado para MSD Oncología, señala que “la mayoría de signos y síntomas aparecen a medida que crece el tumor, manifestándose con sangre en la orina, un bulto en el abdomen, un dolor en el costado que no desaparece, pérdida de apetito, pérdida de peso sin motivo conocido y anemia”, de ahí que en el marco del Día Mundial del cáncer de Riñón –que se conmemora cada 17 de junio- exhortó a la población a procurar cambiar el estilo de vida que mucho se relaciona con los factores de riesgo anteriormente descritos.

Por lo que en el marco de dicha conmemoración la farmacéutica realiza actividades de concientización durante el presente mes, con el hashtag #NoLosIgnores detéctalos a tiempo, con el objetivo de fomentar el conocimiento sobre las señales de alerta, la importancia de las revisiones periódicas para tener un diagnóstico temprano; fundamental para tener la oportunidad de tratar el tumor en forma oportuna y con pronóstico de vida favorable para el paciente.

                                                                  

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona