Con desabasto llega México al Día Internacional del Cáncer Infantil 2021

Con desabasto llega México al Día Internacional del Cáncer Infantil 2021

Foto: Israel Rivas

15-02-2021

Nunca como hoy el tema de la salud cobra especial relevancia, máxime si se trata de la salud de los niños y adolescentes, de manera particular aquellos que cursan con un cáncer infantil, quienes todos estos meses de pandemia (por el coronavirus) se han tenido que enfrentar a la enfermedad en condiciones aún más adversas; primero por la emergencia sanitaria y después, pero no menos grave, por el desabasto de medicamento oncológico que persiste en nuestro país desde hace más de dos años, sin que hasta el momento el actual Gobierno haya presentado un plan nacional que permita en forma definitiva revertir esta situación, so pretexto de que dicho desabasto se vive a nivel mundial.

Es así que en  el marco del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil –que se conmemora este 15 de febrero- los padres de niños con cáncer de diversos hospitales del país, representados en el Movimiento Nacional por la Salud, acordaron manifestarse pacíficamente luego del mediodía a las puertas de Palacio Nacional para exigirles a las diversas autoridades del sector salud el legítimo derecho a la salud de sus hijos, así como ejercer el Derecho de Petición, mediante la entrega de una carta al Presidente López Obrador, donde se le demandará  una respuesta concreta al llegar a 839 días de desabasto e intermitencia de quimioterapias y medicamentos. Los padres, encabezados por la abogada del Movimiento, Andrea Rocha, colocarán un moño amarillo para expresar su preocupación e incertidumbre ante la problemática del desabasto que ya se prolongó por más de dos años, que ahora viene a conjuntarse con la crisis sanitaria por el COVID 19, comprometiendo aún más, la salud de sus hijos. “Hemos regresado a la etapa en la cual nos dicen cáncer y no tenemos la esperanza de pensar que se va a salvar una vida”, dijo Esperanza Paz, madre de un niño con cáncer.

Desafortunadamente el desabasto de medicamentos daña la salud de las personas porque interrumpen sus tratamientos, además de generar círculos viciosos de pobreza porque contribuye a la desigualdad vital y de recursos económicos, impactando particularmente a grupos vulnerables como los niños, adultos mayores y mujeres embarazadas.

Al respecto, el informe “Mapeando el desabasto en México. Reporte de la plataforma Cero Desabasto 2020” –presentado el pasado 5 de febrero por el colectivo Cero Desabasto revela que:

*En lo que va de la actual administración federal, las denuncias por desabasto de medicamentos para pacientes oncológicos aumentaron 55 veces, y pasaron de 60 a 3 mil 309 y que la proporción de casos reportados por pacientes con cáncer entre mayo y agosto, en comparación con el cuatrimestre anterior, representa un aumento dramático de 188 por ciento, seguido por la diabetes mellitus y la hipertensión con 88 y 51 por ciento, respectivamente. 

*Es alarmante la tendencia al alza de los reportes de desabasto en los pocos pacientes que sí se están atendiendo. En 2019, la plataforma cerodesabasto.org registró mil 175 reportes de desabasto de medicamentos, mientras que en 2020 observamos un alza de más del doble con 2 mil 556 casos registrados.

*Las enfermedades más afectadas a causa del desabasto de medicamentos en 2020 son, en primer lugar, cáncer, con un aumento dramático de casos en el segundo cuatrimestre del año; le siguen pacientes con diabetes e hipertensión con el 13 y el 8  por ciento de los casos totales, respectivamente.

*En cuanto a la falta de acceso de medicamentos en 2020, el ISSSTE presenta una mayor escasez de medicamentos para enfermedades cardíacas, oncológicas y de manejo para la diabetes. El IMSS encabeza las listas en la omisión de quimioterapias, así como de tratamientos antirretrovirales y de trastornos mentales, además de falta de medicinas para pacientes hipertensos y con diabetes; finalmente, el INSABI tiene índices elevados de no surtimiento en pacientes con enfermedades oncológicas.

El desabasto y no surtimiento de medicamentos es más común en quienes sufren las enfermedades crónicas y de mayor prevalencia en el país –diabetes (23 por ciento), hipertensión (15 por ciento) y artritis (3 por ciento) –, así como a quienes enfrentan enfermedades de alto costo como cáncer (31 por ciento), VIH (15 por ciento), epilepsia (4 por ciento), Parkinson (3 por ciento) fallo o insuficiencia renal (3 por ciento). El conjunto de pacientes con las enfermedades enlistadas corresponde al 58 por ciento de todos los registros en la plataforma.

El seguimiento del colectivo indica que “el IMSS aglomera la mayor cantidad, de febrero de 2019 a la fecha, con más de mil 600 casos (49.3 por ciento), frente a los mil 150 (34.9 por ciento) del ISSSTE y 300 (9.7 por ciento) del Insabi, antes Seguro Popular”.

En tanto, la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) registra en su cronómetro del 11 de diciembre del 2019 a la fecha 5 mil 651 nuevos casos detectados, 4 mil 238 diagnosticados en fase avanzada y 2 mil 119 muertes.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Desabasto de Medicamentos Oncológicos, realiza por el Colegio Mexicano de Oncología Médica, los fármacos más faltantes, tanto en el sector público como en el privado son:  Fluroacilo solución inyectable 250 mg, Ciclofosfamida solución inyectable 500 mg, Bleomicina 15UI (ámpulas IV), Etoposido 100 mg (ámpulas IV), Vincristina 1 mg IV, Vinblastina 10 mg/ml IV, Paclitaxel 300 mg / 30 mg IV, Dacarbazina 200 mg IV, Vinorelbine 10 mg IV, Citarabina IV 500 mg, Daunorrubicina 20 mg IV, Doxorrubicina 10 y 50 mg y Epirrubicina 50 mg.

Durante su participación en la presentación del informe, Mayra Galindo, directora de la Asociación Mexicana de Lucha –como parte del colectivo Cero Desabasto- detalló el viacrucis que viven los pacientes con cáncer en esta pandemia, aunado a la carga física, emocional, económica y familiar al ser diagnosticado.

Explicó que si bien los pacientes oncológicos ya vivían en la incertidumbre debido a la desaparición del Seguro Popular y la poca información sobre el funcionamiento del INSABI, la pandemia multiplicó los retos que viven: acudir a citas, estudios y recepción de medicamentos durante el confinamiento y con ello arriesgarse a contagios en las clínicas y el transporte público; la reconversión de hospitales solo para COVID-19, impidiendo el seguimiento de su tratamiento; la saturación de los servicios, así como la disminución y cansancio del personal médico y, con ello, la demora o pérdida de consultas; la reducción de ingresos, y, finalmente, el desabasto de medicamentos que provoca que los pacientes no reciban sus medicamentos, los reciban en dosis menores o vean modificados sus protocolos, los tiene viviendo en un constante miedo y zozobra.

Mientras que Esperanza Paz, madre de un pequeño con cáncer e integrante del Movimiento Nacional por la Salud (también integrante del Colectivo) compartió que la pandemia ha venido a complicar aún más la vida de pacientes y familiares, porque cuando acuden a las quimioterapias reiteradamente se les indica que no están disponibles los medicamentos. Resaltó que no son casos aislados sino que el desabasto es un problema nacional, y lamentó que muchos pacientes están teniendo recaídas por el mal suministro de medicamentos, así como que la tasa de supervivencia se está reduciendo. “Hemos regresado a la etapa en la cual nos dicen cáncer y no tenemos la esperanza de pensar que se va a salvar una vida”, enfatizó.

Por último, Israel Rivas, vocero del Movimiento lamentó el que se esté hablando de las deficiencias en el suministro de medicamentos, en lugar de la importancia de que el gobierno mexicano ponga a disposición de los pacientes tratamientos novedosos, que ya se usan en el mundo; por el contrario –dijo- estamos mendigando tratamientos de hace 20, 30 y hasta 50 años. Consideró que el hecho de que el desabasto lleve tanto tiempo sin resolverse, hace que no se trate de un error, sino de situaciones premeditadas y del desinterés de funcionarios públicos por invertir en tratamientos de cáncer infantil, los cual se traduce en una crisis humanitaria que calificó de “genocidio”.

Y como no todo puede ser negativo en este contexto, Hablemos de cáncer….sin miedo felicita a la pequeña Dhana Rivas Huerta, de tan sólo seis años, por haber tocado hace apenas unos días la campaña (símbolo de recuperación) en el hospital donde estaba siendo atendida, luego de haber padecido Leucemia Linfoblástica Aguda, desde hace tres años. También a su papá (Israel Rivas) por haber luchado con todo y contra todos para conseguir que su hija siguiera recibiendo su tratamiento oportunamente, aunque fuera a través de un amparo; recurso al que se vio obligado a optar para lograr la salud de su niña. Enhorabuena, para los dos.     

Cáncer infantil en la Región de las Américas y en el mundo

El cáncer es una de las principales causas de muerte de niños y adolescentes en todo el mundo. Cada año, más de 400 mil niños son diagnosticados con cáncer en todo el mundo. En la Región de las Américas, se estima que hubo 32 mil 65 nuevos casos de cáncer en 2020 en niños de 0 a 14 años; de ellos, 20 mil 855 casos ocurrieron en países de América Latina y el Caribe.

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se estima que el cáncer fue la causa de muerte de 8 mil 544 niños menores de 15 años en 2020; de ellos, 7 mil 76 en América Latina y el Caribe.

La gran mayoría de los niños con cáncer viven en Países de Ingresos Bajos y Medianos (PIBM), donde enfrentan inequidades inaceptables en aspectos como la detección temprana, el diagnóstico y el acceso a tratamientos de calidad y cuidados paliativos. Los peores resultados que experimentan los niños en los PIBM amenazan para la cohesión social, la prosperidad económica, así como el logro de las metas globales incluidas en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible.

Desde septiembre de 2018, la OMS lanzó la Iniciativa mundial contra el cáncer infantil, con el objetivo de abordar estas profundas desigualdades, a fin de lograr al menos el 60 por ciento de supervivencia de los niños con cáncer para 2030, reduciendo el sufrimiento de los pequeños y sus familiares, para lo cual la iniciativa busca: aumentar la capacidad de los países para brindar servicios de calidad a los niños con cáncer y priorizar el cáncer infantil a nivel nacional, regional y mundial para impulsar la acción.

Desigualdades que se refleja claramente en que en los países de alto ingresos los niños con cáncer alcanzan una supervivencia de un 80 por ciento, mientras que en las naciones de bajos ingresos es de apenas de un 20 por ciento.

Un nuevo paquete técnico de la OMS, denominado CureAll (Salud Segura) servirá como guía a los países para la implementación de la Iniciativa Global. Está previsto que CureAll sea presentado por la OMS en el Día Internacional del Cáncer Infantil (ICCD, por sus siglas en ingles), este 15 de febrero.

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona