Medicina de Precisión, una herramienta más para tratar el cáncer

Medicina de Precisión, una herramienta más para tratar el cáncer

Foto: GBC Group

05-11-2020

Con un panorama no muy alentador sobre el aumento en la incidencia de cáncer en los próximos años a nivel mundial, ningún procedimiento o tratamiento estará de más para abordar este padecimiento que año con año cobra la vida de miles de personas en todo el orbe.

Hasta febrero pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacaba la necesidad de aumentar los servicios de tratamiento del cáncer en los países de ingresos bajos y medianos. Advirtiendo que de continuar las tendencias actuales, habrá un aumento de 60 por ciento de los casos de cáncer en el mundo en el transcurso de los próximos dos decenios. El aumento mayor (81 por ciento) en el número de casos nuevos tendrá lugar en los países de ingresos bajos y medianos, donde las tasas de supervivencia actualmente son las más bajas. Tan sólo en México se registra un promedio de 190 mil casos al año, de los cuales más de 80 mil fallecen.

Entre los tratamientos con los que actualmente son atendidos los pacientes con algún tipo de tumor maligno esta la medicina personalizada, la cual permite identificar alteraciones y mutaciones genéticas involucradas en el cáncer, y con base en ello seleccionar la terapia específica en forma individual.

La medicina de precisión se basa en conocimiento del perfil genético de un paciente para seleccionar la terapia adecuada y poder brindarle un tratamiento personalizado con mejores resultados, argumento Santiago March Mifsut, coordinador de Proyectos Estratégicos de la Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud), en el marco del Tercer Congreso Nacional de Pacientes “Haz oír tú voz” y el 4º Encuentro de Organizaciones Civiles, convocado por la Red contra el Cáncer y Juntos contra el Cáncer, los cuales se llevan a cabo en forma virtual desde el 4 y hasta el 6 de noviembre.

“En la oncología la medicina de precisión cobra gran relevancia, al permitir determinar qué medicamento es el más adecuado según el origen genético del tumor en cada paciente, en lugar de administrar un mismo medicamento a todo un grupo de pacientes, con un pronóstico reservado”, enfatizó.

Aunque existen más de 200 tipos de cáncer, gracias a la medicina genómica es posible identificar el tipo de alteraciones o mutaciones genéticas identificados como responsables de algunos tipos de neoplasias, logrando así determinar el medicamento preciso que puede servir para inhibir o reducir el crecimiento del tumor en pacientes específicos.

Al contar con la posibilidad de administrar un tratamiento oncológico basado en el origen genético del tumor, la eficacia es mucho mayor que con los tratamientos regulares y los efectos adversos son menos frecuentes por tratarse de un tratamiento más específico, evitando sobre tratar a los pacientes con diferentes líneas terapéuticas, incrementar gastos innecesarios y contribuir en la sostenibilidad de los sistemas de salud, explicó el especialista en Genómica.

No obstante March enumeró los desafíos a los que se enfrenta en este momento la medicina de precisión para incorporarse al Sistema Nacional de Salud: 1) apoyar la sistematización de bases de datos incluyendo datos genéticos; 2) optimizar las herramientas para comunicar a pacientes y especialistas; 3) procesamiento  masivo de pruebas; 4) adecuar el marco regulatorio en torno a las nuevas tecnologías en salud (incluyendo pruebas genéticas y de otras disciplinas "ómicas" –son las ciencias que permiten estudiar un gran número de moléculas implicadas en el funcionamiento de un organismo-); 5) validar y adaptar las pruebas a la estructura genética de la población mexicana; 6) incrementar la vinculación público - privada en medicina de precisión, y 7) involucrar a todos los actores sociales para que la medicina de precisión se haga realidad en México.

Mientras que Mayra Galindo, directora general de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC) informó que la identificación precisa de la causa, mayor eficacia terapéutica, respuesta más rápida y menores efectos adversos, son algunas de las ventajas que ofrece la medicina de precisión en el manejo de diversos tipos de cáncer como próstata, pulmón, mama, colon y leucemias; razones más que suficientes para impulsar su conocimiento y aplicación en el manejo de los pacientes oncológicos en las instituciones de salud pública en México.

Si bien se ha demostrado que la medicina de precisión es una de las grandes apuestas de la ciencia médica para la prevención, diagnóstico y tratamiento de diversos tipos de cáncer, en México aún hay retos importantes que atender para beneficiar a un mayor número de pacientes, como la implementación de un diagnóstico apoyado en la genética para tener acceso a este tipo de terapias en instituciones públicas, así como un mayor conocimiento en su manejo por parte de la comunidad médica, aseguró.

Es una realidad que en nuestro país los tratamientos de medicina personalizada están muy restringidos en las instituciones de salud pública y su acceso depende de si existen protocolos de atención específicos para el tipo de cáncer del que se trate y si cumple con los criterios para prescribir los medicamentos disponibles, de acuerdo con la dependencia en la que el paciente esté asegurado.

“Por ello, es importante empoderar a los pacientes para que entablen conversaciones con su médico para conocer más sobre su enfermedad y consulten si existen tratamientos basados en medicina de precisión para su tipo específico de cáncer”, enfatizó la directora de la asociación.

Tanto March como Galindo coincidieron en que el futuro de la medicina de precisión es prometedor, toda vez que puede cambiar sensiblemente el pronóstico de muchos tipos de cáncer. Y este camino, la participación de los pacientes es un factor relevante para provocar un cambio en el acceso a la medicina personalizada en las instituciones de salud pública, a través de la información y ejerciendo su derecho a la salud.

Actualmente los pacientes con cáncer enfrentan nuevos retos para acceder a los servicios de salud. Con la intención de visibilizar estas problemáticas y desarrollar propuestas que permitan superar estas barreras, la Red Contra el Cáncer y Juntos Contra el Cáncer, convocan al 3º Congreso Nacional de Pacientes y el 4º Encuentro de Organizaciones Civiles – del 4 al 6 de noviembre-, dirigido a médicos, pacientes y familiares. El registro es gratuito a través la página https://redcontraelcancer.org.mx/congresopacientes/

Lo cierto es que a dos años de haber asumido las riendas de la presente administración, las autoridades de Salud siguen haciéndose “bolas” en el marco de la anunciada reestructuración de este sector; porque entre otros aspectos, cada una de las instancias que la integran tiene una forma de operar y atender a los pacientes, independientemente de la morbilidad que se trate; cada una tiene sus estadísticas y tecnología propias, lo cual no abona en nada en lo que realmente es prioritario: brindar una atención integral y de calidad a las personas.

Como también lo es, el que han tenido la disposición de escuchar a la gente al frente de Funsalud, por ejemplo quienes les han hecho propuestas muy concretas para mejorar la operación del Sistema Nacional de Salud, sin embargo hasta este momento no han tenido una actitud proactiva por llevar a la práctica alguna de las recomendaciones que conlleven a una mejor atención del paciente.

Si a eso le sumamos que se ha reducido el presupuesto destinado a la salud y  hace apenas unos días se determinó desaparecer el Fondo de Salud para el Bienestar, antes Fondo para Protección de Gastos Catastróficos, cuyo saldo de acuerdo al reporte de la Secretaría de Hacienda (SHCP) hasta el 30 de junio ascendía a 101 mil 161.7 millones de pesos, del cual se pretende disponer de una parte para la compra de vacunas contra el COVID, entonces qué pasará con los pacientes cuyas enfermedades son consideradas como catastróficas. Aquí entonces la pregunta es: ¿Qué la vida de estos pacientes, incluidos lo de cáncer, no son importantes, o qué el gobierno no puede conseguir presupuesto para dicho fin, sin afectarlos; en especial a los de cáncer, donde del tiempo para su atención depende su vida?

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona