A medias la solución de medicamento para niños con cáncer

A medias la solución de medicamento para niños con cáncer

Foto: EFE

07-09-2020

No hay duda de que como dice el dicho: “la unión hace la fuerza”, prueba de ello es que tuvieron que pasar 672 días para obligar –a través de un plantón más de padres de familia de niños con cáncer sobre el Circuito Interior, frente al Centro Médico Nacional “La Raza” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)-; sí, obligar a las autoridades de Salud a sentarse con una representación de esos padres para llegar a una solución sobre el desabasto de medicamento oncológico, necesarios para las quimioterapias y para evitar el rechazo, en el caso de aquellos pequeños que ya han sido trasplantados.

Luego de una reunión que duró aproximadamente cinco horas, entre funcionarios del IMSS, encabezados por el director general del IMSS, Zoé Robledo y una representación de padres de niños que son atendidos en dicho nosocomio, como Brenda Mendoza Martínez, Verónica Albíter Gutiérrez y dulce Myriam González Barajas, quienes se vieron obligadas a realizar el plantón como una medida de presión  ante las falsas promesas de funcionarios públicos como Huberto Pedrero, director Administrativo y el propio titular del Seguro Social para resolver la falta de quimioterapias y medicamentos en tiempo y forma, lo cual se ha convertido en un círculo vicioso; donde se tiene medicamento por algunas semanas, pero se pasan meses sin ellos. Situación que no es exclusiva de este nosocomio, sino que es un problema generalizado en todo el país donde se atienden a niños y adolescentes con cáncer infantil, desde hace casi dos años; y que si bien no inició en esta administración si se ha agudizado ante la falta de sensibilidad de las autoridades de salud por darle solución a un problema que ya no es exclusivo de los niños, sino de todos aquellos adultos que cursan con algún tipo de cáncer, quienes no cuentan con el medicamento para seguir atendiéndose, no sólo los que se encuentran en tratamiento activo, sino también en remisión o fase terminal.

En el documento que consta de cinco puntos, de entrada se establece el diseño y puesta en línea de una plataforma pública que permita  monitorear el otorgamiento oportuno, en tiempo y forma, de tratamientos oncológicos en pacientes pediátricos atendidos en el IMSS, así como la elaboración de un  padrón de pacientes pediátricos sujetos a tratamiento oncológico (no nominal) en las unidades del Instituto.

Como tercer punto se establece que en el caso de que el familiar responsable solicite el protocolo de tratamiento, este será otorgado por el médico tratante y la misma condición tendrá en caso de cambio de protocolo. Por último, y no menos importante es que se acordó la creación de un grupo de trabajo con autoridad a nivel central y  operativo que se reunirá semanalmente ( los jueves a las 18 horas) con padres de niños en tratamiento y en vigilancia para atender y resolver  casos puntuales y dar seguimiento a los avances de acuerdos.

Los padres de los niños con cáncer apostados a la salida de La Raza, confiaron el que en está ocasión ahora sí el director del IMSS cumpla con su palabra porque en casi dos años no han podido solucionar el problema desabasto de medicamento oncológico.

Si bien es cierto que dicho acuerdo, representa un gran avance, el hecho es que con este convenio sólo se beneficiarán los niños con cáncer, cuyos papás están afiliados al Seguro Social, cuando la problemática del desabasto de medicamento oncológico para niños y adultos en todo el país, es una realidad, por el motivo que sea.

Juntos Contra el Cáncer demanda al gobierno garantizar el derecho a la salud a las personas con cáncer

Por su parte, Juntos Contra el Cáncer (JCC) –movimiento a nivel nacional que agrupa a más de 60 organizaciones civiles que trabajan para mejorar el entorno de los enfermos de cáncer- denunciaron que el inicio de operaciones del Instituto Nacional del Bienestar (INSABI), el constante desabasto de medicamentos y la emergencia sanitaria por COVID-19 (que el  Sistema Público de Salud se ha enfocado a atender desde marzo), ha derivado en una grave interrupción de tratamientos oncológicos, cobros indebidos, retrasos en consultas, así como falta de atención y seguimiento a las y los pacientes que se atienden en el IMSS, ISSSTE, institutos nacionales, descentralizados,  hospitales de alta especialidad y en particular pacientes del INSABI, que vino a sustituir al Seguro Popular.

De ahí que ante este panorama JCC –a través de un pronunciamiento- hizo un llamado a las autoridades para proteger y garantizar el derecho a la salud de las personas con cáncer, como se establece en nuestra Constitución y en diversas leyes reglamentarias, además de que es uno de los principales compromisos del  Presidente López Obrador.

El INSABI entró formalmente con la promesa de ser la institución encargada de garantizar servicios de salud a todas las personas sin seguridad social, solo que, a nueve meses de su creación, aún desconocemos sus mecanismos de funcionamiento.

“Esta incertidumbre ha colocado en una delicada situación de vulnerabilidad a miles de niñas, niños, jóvenes y personas adultas que padecen algún tipo de cáncer, de manera que, la realidad a la que se enfrentan actualmente está muy alejada de la promesa de bienestar, gratuidad y acceso universal hecha por la 4T”, declaró Isabelle Aloi-Timeus representante de Juntos Contra el Cáncer.

La ausencia y desinformación de disposiciones operativas y normativas que delimitan funciones, responsabilidades y alcances ha causado parálisis en la prestación de los servicios médicos y cobros indebidos, en perjuicio de las personas con algún tipo de padecimiento de cáncer, enfatizó la también presidenta de la Fundación Salvati.

Tras enfatizar que el cáncer no espera, la directiva denunció que tanto los pacientes recién diagnosticados como los que estaban en tratamiento, han tenido que posponer indefinidamente su proceso de curación, ya sea por desabasto de medicamento, por el cambio del INSABI o por la situación de la pandemia.

“En Juntos Contra el Cáncer reconocemos que la emergencia derivada por el COVID-19 ha implicado un reto a nivel mundial para las autoridades, pero también sabemos que las personas con cáncer no merecen ser efectos secundarios de la epidemia ni de procedimientos administrativos. Todos los pacientes deben tener por derecho, la mejor atención, el mejor esquema de tratamiento sin interrupciones, desfases o demoras, antes, durante y después de la pandemia”, puntualizó Mayra Galindo Leal representante de Juntos Contra el Cáncer, durante su participación en una conferencia virtual donde se abordó el tema: “Retos y compromisos pendientes en la atención al cáncer en México”.

 

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona