Ahora son los padres de Chiapas quienes demandan medicamento para sus niños con cáncer

Ahora son los padres de Chiapas quienes demandan medicamento para sus niños con cáncer

Foto: Internet

07-08-2020

 

Ahora fue en Tuxtla Gutiérrez –capital del estado de Chiapas- donde más de una veintena de padres de familia tomaron las calles para protestar ante la falta de medicamentos indispensables para las quimioterapias que su pequeños con cáncer, en su mayoría con Leucemia Linfoblástica Aguda (LLA) puedan seguir su tratamiento, cuya alteración en el protocolo a seguir, como está sucediendo, pone en riesgo su vida, sin que hasta el momento las autoridades del Sector Salud, encabezadas por la Secretaría de Salud (SSA) den solución a esta problemática que, por lo que se ve no tiene para cuando, mientras que los niños con este diagnóstico van perdiendo la batalla en  el camino.

Cuando dijo que la solución al desabasto de medicamento oncológico (que tiene como dos años) aún se ve lejana, es porque, por una parte las autoridades cancelaron los convenios que se tenían para dichos fármacos de otros países, en concreto de Argentina, mientras que por otro lado López Obrador declaró que adquirirá medicamentos del extranjero, a fin de terminar con la corrupción que supuestamente había entre autoridades y directivos del sector salud y la industria farmacéutica nacional.

Desgraciadamente, lo que no termina de entender la presente administración, es que el tema de salud es, o al menos debe ser, una prioridad en cualquier país; y en el caso concreto del cáncer, los niños, y en general las personas que padecen un tumor maligno, no saben de corruptelas, nuevos métodos de adquisición (de medicamentos) ni de logística. En suma: el cáncer no espera y entre más tiempo se tarde el paciente en tener su tratamiento, más se reduce su posibilidad de vida.     

Los manifestantes, quienes marcharon del monumento de la “Diana Cazadora” al Hospital de Especialidades Pediátricas”, portando pancartas con leyendas como “el cáncer no espera”, “los niños guerreros quieren seguir luchando” o “los niños con cáncer luchan a diario por vivir. Necesitan quimios” demandaron al Jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, así como al secretario de Salud de la entidad,  el abasto suficiente y oportuno de medicamentos, a fin de evitar recaídas; recaídas que ya han provocado el deceso de niños con cáncer infantil.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes de todo el mundo; lo grave es que mientras en los países desarrollados el 80 por ciento de los pacientes se curan, en los países con ingresos medios y bajos, la tasa de curación es de 20 por ciento.

Brenda Espinosa, madre de una pequeña con leucemia y representante de padres de niños con cáncer en la entidad, argumentó que la situación del desabasto se ha agudizado tanto, al grado de que han tenido que comprar el medicamento, cuyo precio varía de una quimioterapia a otra. “Un frasco no nos alcanza para la quimioterapia de ese día o esa semana y tenemos que comprar más”; si a eso se le suma el hecho que ya no les están permitiendo ingresar el medicamentos al nosocomio –que atiende alrededor de 300 infantes, la mayoría de escasos recursos- por considerarlos de dudosa procedencia ante el desabasto que se tiene, así como al hecho de que aprovechándose de esta situación, les han elevado el precio de la medicina, el panorama que se vive en torno a esta problemática (que no es exclusiva de la entidad, sino de todos los hospitales donde se atienden a este tipo de pacientes.

Al externar la preocupación de los padres ante el temor de una recaída de sus hijos, dijo que al “cáncer hay que tenerlo a raya, porque aun cuando hay tratamientos, hay recaídas

Reconoció que si han podido salir adelante con el asunto de las quimios es por las donaciones que les hacen asociaciones civiles que apoyan la lucha de los niños con cáncer, como es el caso de “Nariz Roja”, “Aquí nadie se rinde” y “Casa de la Amistad”, entre muchas otras; a quienes agradecen profundamente su apoyo, pero esa no es una solución final porque no debemos de depender de ellos.

Lo cierto es que, mientras por un lado López Obrador sostiene que hay abasto en todos los hospitales, los padres siguen a la espera de una solución definitiva e integral para la problemática del desabasto de medicamento oncológico para sus hijos.

“Casa de la Amistad” cumple 30 años de apoyar a los niños con cáncer infantil y juvenil          

Y como honor a quien honor merece, Hablemos de cáncer….sin miedo agradece a nombre de los miles de niños con cáncer y sus familias que han salvado su vida, gracias a la generosidad de asociaciones civiles como Casa de la amistad que en tres décadas de vida ha apoyado el tratamiento de 11 mil niños y adolescentes de escasos recursos y brinda 100 mil comidas al año.

A través de estos años Casa de la amistad lleva a cabo su labor a través de diversos programas de: medicamentos, albergue, nutricional y descentralización, los cuales están perfectamente coordinados entre sí y que se reflejan en los éxitos obtenidos desde su fundación en 1990. Además de apoyo emocional y educativo, este último fundamental para que no perder la continuidad de sus estudios.  

“Aquí Nadie Se Rinde” y la Sonora Santanera unen esfuerzos en concierto a beneficio de Niños con Cáncer

Otra asociación civil, no menos importante, es “Aquí Nadie Se Rinde” –quien está cumpliendo 15 años de existencia- que consiente de la  necesidad que tienen los niños y adolescentes con cáncer para la poder comprar sus medicamentos y continuar su tratamiento hasta el final, es que apoyados por la Sonora Santanera invitan a los cibernautas al primer concierto virtual que llevará a cabo la agrupación, el próximo 15 de agosto a las 20:30 horas, teniendo como invitadas a Ilse y Mimi y Tropicuba Show, para que puedan disfrutar y bailar desde casa.   

Laura Vidales, fundadora de ANSeR,  invitó a unirse a este concierto con causa a favor de los niños con cáncer, y adelantó a este espacio, que el 100 por ciento de lo recaudado del evento será destinado al pago del trasplante de médula ósea  que requieren los pacientes, y que oscila entre los 700 a 800 mil pesos a 2 o 3 millones de pesos, luego de que ante la escasez de donantes que se tiene en el país, la médula se tiene que traer del extranjero, haciendo que se disparen los costos.   

                         

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona