Aumenta en México el cáncer de hígado a consecuencia del hígado graso

Aumenta en México el cáncer de hígado a consecuencia del hígado graso

Foto: 65ymas

03-08-2020

No han sido pocas las veces en que este espacio se ha puesto de manifiesto como los estilos de vida –independientemente de la genética, la raza y el sexo- representan un importante factor de riesgo para el desarrollo de algún tipo de cáncer; donde por supuesto, el carcinoma hepatocelular (CHC), comúnmente conocido como cáncer de hígado no es la excepción. 

El sedentarismo, una dieta alta en grasas, así como el aumento en el consumo de tabaco y alcohol (a edades cada vez más tempranas), así como el tener el padecer hepatitis B y C, han venido derivando en un notable aumento en  la incidencia de cáncer de hígado.

Prueba de ello es que el cáncer de hígado, es el tumor hepático primario más frecuente. Hasta el 2018 se registraron 7 mil 625 casos nuevos y 6 mil muertes asociadas a este tumor maligno. Aproximadamente el  90 por ciento de los tumores que se originan en el hígado corresponden a un  Carcinoma Hepatocelular.

De acuerdo a Globocan (Global Center Observatory) al menos el 65 por ciento de los casos de CHC son atribuibles a causas virales, es decir, infección crónica por hepatitis B y/o C; mientras que un 35 por ciento tienen que ver con otros factores de riesgo como tabaquismo, consumo de alcohol y obesidad; todos ellos considerados problemas de salud pública en México, luego de que han venido en aumento entre la población mayor de 20 años.

Al ser México uno de los principales países con mayor obesidad –tristemente-, el  primero en obesidad infantil a nivel mundial, el número de casos con hígado graso (acumulación de grasa en el hígado) que cada día está desencadenando en un cáncer de hígado, muchas veces difícil de tratar.

Hasta el momento los científicos no entienden por qué el riesgo de cáncer de hígado es mayor para la enfermedad de hígado graso causada  por el consumo excesivo de alcohol, que para el hígado graso no alcohólico que se asocia a la obesidad y a la diabetes tipo 2.

Lo cierto es que “en México el cáncer hepático ha venido aumentando de manera muy importante; casi es un 34 por ciento, teniendo como antecedente hígado graso” precisó Carlos Eduardo Aranda Flores, especialista en Cirugía Oncológica, al participar en la  conferencia remota Cáncer de Hígado en México. Una perspectiva Integral, en el marco del Día Mundial del Cáncer de Hígado, que se celebra el 28 de julio.

Por otro lado, al estar en plena pandemia de COVID 19 ya se han presentado casos de personas con cáncer de hígado que han contagiado, presentando una elevación de enzimas hepáticas, como resultado de un proceso inflamatorio agudo, que se presenta por la respuesta inflamatoria sistémica, que no siempre es posible superar y el paciente fallece, explicó en también gineco-obstetra.

Situación que se agrava porque en este momento “no se cuenta con un lugar seguro para atender a los pacientes con hepatocarcinoma, por lo que el 100 por ciento de los enfermos se han dejado de atender, mientras que el 20 por ciento de las personas en la lista de espera para trasplante de hígado han fallecido”.

Los oncólogos participantes coincidieron en que el Carcinoma Hepatocelular (CHC) es una enfermedad compleja que se detecta en etapas tardías, lo que hace evidente la necesidad de mejorar las estrategias de diagnóstico y tratamiento oportunos, lo mismo que mejorar el pronóstico del paciente, el cual debe ser evaluado con un enfoque multidisciplinario que permita contemplar terapias innovadoras que han mejorado el pronóstico para el paciente.

La tasa de supervivencia a cinco años de este tipo de cáncer es de 18 por ciento y en etapas avanzadas –que son la mayoría de los casos- es de apenas un 2 por ciento. Aproximadamente el 20 por ciento de los pacientes con CHC tardan más de tres meses en ser diagnosticados; lapso en que se da el crecimiento tumoral. De acuerdo con estudios realizados en México en las últimas cinco décadas, ha confirmado el incremento en su incidencia y muertes.

“El pronóstico de vida del paciente de cáncer de hígado depende principalmente de dos factores: la detección oportuna y el tratamiento adecuado. Actualmente  existen terapias innovadoras –como la Inmunoterapia- que han logrado retrasar la progresión de la enfermedad, lo que representa una mejor expectativa de vida para los pacientes ", concluyó María del Mar García Ortega, Oncóloga Médica, Enlace de Ciencias Médicas Oncología Roche México.

De ahí que en un esfuerzo por compartir la sociedad mexicana el impacto de la hepatitis, así como concientizar acerca de la importancia de un diagnóstico temprano que permita a los pacientes recibir una atención médica oportuna para no tener que llegar a un cáncer de hígado, Roche México, hace énfasis en el Día Mundial contra la Hepatitis, bajo el lema “aún hay tiempo, atiende el cáncer de hígado”.

Bayer y la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer se unen en la lucha contra el cáncer en población femenina.

Uno de los mitos más recurrentes es la relación de los métodos anticonceptivos con el cáncer, sin embargo los métodos anticonceptivos modernos han evolucionado y minimizado sus efectos adversos y posibles riesgos. “Ningún método anticonceptivo hormonal en sí mismo, aumenta el riesgo de padecer cáncer; incluso algunos anticonceptivos se consideran un factor protector de cáncer de endometrio, ovario y colón”, aseguró Mercedes Álvarez, gerente médico de Innovative Women´s Health Care de Bayer de México.

De ahí que en busca de empoderar a las mujeres y contribuir a eliminar los mitos que impiden su desarrollo, salud y bienestar integral, Bayer de México en alianza con la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer (AMLCC) unen esfuerzos en la campaña denominada “Mes Rosa”, en la cual el área terapéutica de Innovative Women´s Health Care de Bayer colaborará con 1.5 millones de pesos para la implementación de programas de educación, prevención y apoyo en la lucha contra el cáncer.

En conferencia de prensa virtual, donde dieron a conocer los detalles de la alianza, Mayra Galindo, directora general de la AMLCC destacó la importancia de disminuir factores de riesgo y promover la identificación de diferentes tipos de cáncer en la población femenina, a través de programas de acciones como estudios de detección temprana, formación de promotoras comunitarias, apoyos complementarios a tratamientos, y ayuda a mujeres embarazadas que tienen algún tipo de cáncer, así como campañas informativas en redes sociales.

 

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona