El cáncer (infantil) no está en cuarentena

El cáncer (infantil) no está en cuarentena

Foto: Cortesía|MNE

29-05-2020

Sin duda alguna, no hay nada que nos duela más que el que se vulnere a los niños (y adolescentes) en cualquier circunstancia, máxime si estos pequeños son nuestros hijos y familiares, pero además padecen de alguna enfermedad, como es el caso del cáncer.

Y es precisamente esa desesperación lo que ha llevado a los padres de familia –de todas partes de la República que tienen niños con cáncer, en su mayoría con Leucemias (30 por ciento), Tumores del Sistema Nervioso Central (22 por ciento) y Linfomas (13 por ciento)- a salir a la calle e iniciar una huelga de hambre frente a las instalaciones de la Secretaría de Salud (SSA), como un recurso desesperado hasta en tanto las autoridades de Salud proporcionen los medicamentos oncológicos que requieren sus hijos para continuar con su tratamiento de quimioterapia, y que en varios casos están a punto de concluir.

Los padres huelguistas de niños que se atienden en el Centro Médico Nacional “La Raza”, Hospital General Infantil “Federico Gómez”, Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” del ISSSTE, Hospital Pediátrico de Moctezuma y provenientes de otros estados del país,  denunciaron la falta de fármacos indispensables para los tratamientos de quimioterapia; lo cual está provocando el deterioro físico de los pequeños, así como el progreso de la enfermedad, pero sobre todo la falta de sensibilidad de las autoridades para solucionar en forma definitiva el problema del desabasto –que se viene arrastrando desde a finales del año pasado- y que ya ha provocado el deceso de varios pequeños que cursaban con este padecimiento progresivo y mortal.

Una vez instalados a las afueras de la SSA, los padres de familia se dirigieron a los medios de comunicación, así como a la sociedad civil para informar que ante la indolencia del Gobierno Federal  de abastecer lo más pronto posible de quimioterapias a sus hijos se vieron obligados a tomar medidas extremas, como la huelga de hambre indefinida –que iniciaron este miércoles- como una medida de resistencia civil pacífica para presionar a las diferentes instituciones, a fin de que los medicamentos oncológicos lleguen lo más pronto posible a los hospitales.

Entre los huelguistas, quienes dijeron representar a miles de niños que padecen cáncer en nuestro país, como parte del Movimiento Nacional  por la Salud se encuentran: Omar Enrique Hernández, Esperanza Paz Castellanos, Luis Olvera, Álvaro Márquez, Lucy Pérez, Jacqueline Martínez, Fidel Sánchez, Abigail Iturio y Esperanza Olvera.

Estos responsabilizaron al Gobierno de cualquier daño a su salud, luego de que algunos de ellos son diabéticos e hipertensos, y aun así se arriesgan. “Responsabilizamos al insensible Gobierno Federal por cualquier daño a la salud de los que hoy se encuentran en este proceso de huelga de hambre”, advirtieron.

Israel Rivas Bastida, vocero de los papás, aclaró  que, si bien no hay una escasez de todos los medicamentos requeridos, con la falta de uno solo en el tratamiento se pone en riesgo la salud de los menores.

Detalló que el desabasto varía de hospital en hospital en todo el país, ya que mientras por ejemplo en los nosocomios del IMSS en Coatzacoalcos (Veracruz) no les ha llegado la mercaptopurina, a los pacientes que se atienden el Centro Médico “Siglo XXI” desde hace más de un mes no les han suministrado la ifosfamida.  Entre los fármacos indispensables para los diversos tratamientos de cáncer está: la vincristina, citarabina, doxorubicina y ciclofosfamida.

Por otro lado, Rivas refirió que desde hace un mes, el subsecretario de Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell –quien hasta antes de la pandemia de COVID-19 era el vínculo con los niños enfermos de cáncer-, ignora los mensajes que le envían por WhatsApp.

“Doctor Hugo buenas tardes, perdón que le moleste, pero nos han informado de varios hospitales que hay desabasto desde más de 10 días de ciclofosfamida, los padres estamos muy preocupados por esta situación, ojalá nos pueda dar una respuesta”, este es uno de los muchos mensajes que le han enviado al funcionario público, sin que hasta ahora tengan respuesta, ante la urgencia de que los menores no vean interrumpido su tratamiento, que por lo general dura tres años.

Previamente marcharon desde Ángel de la Independencia hasta la oficina central de la SSA, donde denunciaron que sólo recibieron “largas” del titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la dependencia, Pedro Flores Jiménez.

La problemática de los niños con cáncer –que inició desde a finales del año pasado- ha cobrado tanta fuerza y llamado la atención de figuras públicas que se han unido a los padres de familia para exigir al gobierno de la 4T “medicamento para los niños con cáncer”, como es el caso de la actriz Laura Zapata, quien argumentó: “cerramos Reforma por LA VIDA, no por berrinche presidencial”.

“El cáncer infantil no está en cuarentena, no es un juego. Más de 15 mil niños mexicanos con nombre, rostro y sueños, no están recibiendo sus quimioterapias. Más de 15 mil niños mexicanos también son tus niños.  El cáncer infantil no está en cuarentena. México se hace presente, México tiene 15 mil niños con cáncer sin medicamento; también son nuestros niños. Sus padres se han puesto en huelga de hambre indefinida ¡vamos a apoyarlos! son nuestros niños. El cáncer infantil no está en cuarentena” dijo al demandar el apoyo de la población para que las autoridades resuelvan de una vez por todas está situación; ello en el contexto del aislamiento social en el que nos encontramos por la pandemia de COVID 19, que ha cobrado la vida de más de 9 mil mexicanos.

Mientras tanto, las autoridades no han dicho: “está boca es mía” –como dice el refrán- es decir, no se han pronunciado al respecto, lo que evidencia el poco o nulo interés que tienen para que se resuelva la situación de los niños con cáncer; niños que no fueran de su familia, porque si no hasta extranjero se lo llevarían a tratar. En fin, ya veremos cómo se desarrolla este asunto en los próximos días.

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona