El cáncer hereditario afecta más a mujeres que a hombres

El cáncer hereditario afecta más a mujeres que a hombres

Foto: Internet

07-01-2020

Por lo general cuando se está a la espera de un bebé siempre se desea que ese nuevo ser se parezca en el cabello chino al abuelito, en los ojos azules o verdes a la abuelita, al papá o a la mamá; esa es la parte bonita de la herencia, sin embargo también existe la otra parte, la parte en la que se heredan enfermedades o síndromes, entre los que por supuesto se encuentra el cáncer.

 

Por fortuna la mayoría de los distintos tipos de cáncer no son hereditarios; no obstante existen personas tienen un alto riesgo de padecerlo, lo cual se debe a que presentan en su material genético algunos genes heredados que elevan la probabilidad de manifestación de la enfermedad; por ejemplo, las familias que revelan  mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 conservan alto riesgo de desarrollar cáncer de mama.

En México, uno de cada diez casos diagnosticados con cáncer tiene origen hereditario, el cual afecta principalmente a órganos como la mama, los ovarios, el endometrio, el colón y el tubo digestivo, informó la coordinadora de la Clínica del Cáncer Hereditario en el Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Rosa María Álvarez Gómez.

En entrevista con Hablemos de Cáncer…sin miedo, la especialista aclaró que no todas las neoplasias son hereditarias, incluso cuando a uno o varios familiares se les detecta la enfermedad. Se trata de una patología que afecta más a mujeres que a hombres.

A diferencia de los cánceres ocasionados por factores externos, el hereditario tiene causas genéticas y características específicas: se registran casos atípicos como los carcinomas mamarios en hombres, se presentan en población joven o fuera de la edad promedio, abundó.

La doctora oncóloga informó que el tipo más frecuente es el Síndrome de Cáncer Mama-Ovario Hereditario.  Explicó que cuando se detecta una neoplasia en el seno, también realizan estudios focalizados para detectar alguna invasión de células malignas en los ovarios, como ultrasonido transvaginales y un marcador tumoral denominado C125, cada seis meses. Sin embargo, este tipo de carcinoma puede afectar otros órganos dependiendo del gen causante.

El abordaje médico para el cáncer hereditario incluye la vigilancia permanente de la condición de salud. La paciente puede optar por medidas quirúrgicas de prevención o de reducción de riesgo, como la mastectomía con reconstrucción, que implica retirar el tejido mamario en ambos senos, o se ofrecen medicamentos personalizados. Para evitar la neoplasia en ovarios, quirúrgicamente se retiran ovarios, tubas uterinas o trompas de Falopio.

Las enfermedades hereditarias sí importan

Por otra parte, algunas enfermedades hereditarias influyen en la manifestación de diversos tipos de cáncer, como:

Neoplasia endócrina múltiple. Manifestación frecuente de tumores de las glándulas endócrinas, tales como insulinoma, feocromocitoma,  o bien, cáncer de tiroides.

Neurofibromatosis. Presencia de glioma, meduloblastoma, neurinoma y otros tumores.

Poliposis adenomatosa familiar. Favorece la aparición de cáncer de colon.

Síndrome de Gorlin. Inclinación a padecer cáncer de piel de tipo de carcinoma basocelular.

Síndrome de Lynch. Predispone al cáncer de colon, recto y otros tumores malignos.

Síndrome de Peutz-Jeghers. Riesgo alto de sufrir cáncer gástrico e intestinal.

Para atender este tipo de caso (hereditarios) desde hace nueve años (2010) al interior del INCan se localiza la Clínica de Cáncer Hereditario, que brinda servicio integral a más de cinco mil pacientes. En esta tarea participa un equipo multidisciplinario integrado por cuatro genetistas clínicos, una especialista en biología molecular y dos en citogenética, además de un médico general que apoya el área de investigación. Tan sólo en 2018 se atendieron a mil 500 personas.

Lamentablemente el servicio no está abierto al público en general y sólo se brinda a los familiares de los pacientes con neoplasia hereditaria que se atienden en el Instituto, a quienes se les ofrecen medidas de prevención o reducción de riesgo.

De ahí que si tenemos familiares que tienen, o que incluso ya fallecieron a consecuencia de algún tipo de cáncer, tanto del lado paterno como materno, es de vital importancia acudir con el oncólogo poder atenderse a tiempo. Recuerden que el cáncer es curable en muchos de los casos, siempre y cuando se detecte a tiempo.

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona