​Radioterapia estereotáctica, nueva esperanza para pacientes con cáncer pulmonar metastásico

​Radioterapia estereotáctica, nueva esperanza para pacientes con cáncer pulmonar metastásico

Foto: Internet

12-07-2019

 

Ante la alta incidencia de pulmón que existe en el orbe, la comunidad médica oncológica trabaja en opciones terapéuticas permitan la remisión del paciente; y por  ende una mejor calidad de vida. De acuerdo a la American Cancer Society el cáncer de pulmón es el segundo tipo de cáncer más común que afecta tanto a hombres como a mujeres y que alrededor del 14por ciento de todos los cánceres nuevos afectan a este órgano.

En México el índice de pacientes con cáncer pulmonar es muy alto, situación que se agrava luego de que al momento del diagnóstico casi el 80 por ciento presenta la enfermedad en etapa metastásica por un lado, mientras que por el otro se está presentando cada vez más en población más joven; específicamente en mujeres  no fumadoras (de 40 a 50 años) no fumadoras, pero que han estado expuestas al humo de la leña.

Es por ello que es muy grato dar a conocer los resultados de un protocolo de investigación para el cáncer de pulmón que en concreto beneficiará a pacientes con metástasis. Además que la mayoría de ellos presentan alteraciones en las tomas de función respiratoria ocasionadas por el tumor o por enfermedad persistente como bronquitis crónicas o EPOC.

Y es ante este panorama que desde hace dos años, el Centro Médico ABC y el Instituto Nacional de Cancerología (INCan) iniciaron un protocolo (SBRT) de investigación en pacientes con cáncer de pulmón, que fue presentado a los comités científicos y de ética de ambas instancias, con el propósito de conocer el control y la sobrevida de los pacientes con enfermedad avanzada tratados con radioterapia estereotáctica; terapia con la que no cuenta el Instituto pero sí este hospital, de ahí que unieron para ofrecer tratamiento gratuito a 30 pacientes previamente evaluados, y se atenderá a otros 30 más entre 2019-2021, gracias a la ampliación del convenio. Una vez que reciben dicha terapia, el paciente regresa al INCan a continuar su tratamiento.

En tratamiento consiste en la aplicación radioterapia externa, empero como ésta causa daño al pulmón –que puede ser transitorio o permanente, afectando la calidad de vida de los pacientes- se les hacen las pruebas de función respiratoria, en el Instituto de Enfermedades Respiratorias (INER) en las se evalúa que realmente el tratamiento con radioterapia no genere daño pulmonar. Los pacientes seleccionados acuden antes de la radioterapia para tener pruebas de la función respiratoria basales y después para llevar un control cada tres meses, destacado que no hay daño pulmonar considerable.

“Necesitábamos un cambio en las pruebas de función respiratorias, que se logra con radioterapia estereotáctica, que es un tratamiento con radiación ionizante en un sitio muy específico, que reduce los efectos sobre el pulmón evitando un daño mayor que el que produce la radioterapia externa”, declaró Óscar Arrieta, coordinador de la Clínica de Cáncer de Pulmón del INCan.

 “Medimos las pruebas de función respiratoria de manera muy exhaustiva antes y después del  tratamiento con radioterapia estereotáctica,  de esta manera tratamos de evaluar el efecto a corto y largo plazo de la radioterapia. Encontramos que los efectos son  mucho menores, debido a que  los pacientes pierden alrededor de 5 por ciento de función pulmonar, en comparación con un 20 a 25 por ciento que se  presenta con radioterapia externa; mejorando con ello su calidad de vida y evitando efectos adversos como inflamación del pulmón”, explicó el también investigador.

Previo a que el paciente sea sometido con radioterapia estereotáctica, recibe quimioterapia, tratamiento biológico o inmunoterapia, dependiendo de las características del tumor. Si el paciente tiene buena respuesta, se le aplica la radioterapia estereotáctica para eliminar las metástasis pulmonares; de ahí que se hace una selección muy estricta del paciente, el cual debe tener buen estado funcional, número limitado de metástasis y que tuvieron respuesta al tratamiento previo”.

Por su parte Mónika Blake Cerda, radio oncóloga del Centro Médico ABC, aseguró que esta radioterapia beneficia a los pacientes (con cáncer de pulmón metastásico) que ha demostrado aumento del control local y supervivencia en muchos casos, a través de radiaciones que se administran de manera externa, lo que hace que sea un tratamiento no invasivo, no duele ni se siente nada.

“Este tipo de tecnología nos permite dar dosis muy altas en el tumor y no radiar de manera nociva los órganos sanos que queremos proteger, sobre todo el tejido pulmonar sano. Es una terapia dirigida y específica, con un sistema de verificación milimétrico, que tiene la capacidad de seguir al tumor y de ver como respira el paciente en tiempo real”, abundó.

“Busca el punto”, campaña contra el Melanoma

En el entendido de que en México existe un aumento de melanoma con una evolución del 500 por ciento en los últimos años, y de acuerdo a la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer en el 2018 se reportaron 21 mil 291 nuevos casos, se lanzó la campaña “Busca el punto”, con el propósito de concientizar a la población de la importancia de acudir al dermatólogo cuando menos una vez al año, a fin de detectar a tiempo cualquier anomalía en la piel, así como la prevenir un melanoma, la forma más peligrosa de cáncer de piel, raras veces ataca sin avisar; sin embargo, si se detecta en fases avanzadas, puede ser una enfermedad grave y si se extiende a otros órganos, pone en peligro la vida de una persona. Además de hacer un llamado activo para evitar factores de riesgo y examinar constantemente la piel en busca de un cambio significativo y reportarlo al médico de primer contacto.

A pesar de que esta neoplasia representa sólo el 4 por ciento de todos los tumores malignos, es responsable del 80 por ciento de las muertes por cáncer de piel. En nuestro país, tiene una incidencia del 1.3 por ciento del total de pacientes con cáncer; no obstante en la Clínica de Melanoma del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), reporta un aumento de esta enfermedad en México, con una evolución casi del 500 por ciento en los últimos años.

El melanoma es el tipo de cáncer de piel más severo, se puede detectar a través del cambio de tamaño, forma, color o textura de un lunar o con la aparición de un lunar nuevo, que puede ser de uno o varios colores, anormal en su forma o “de aspecto desagradable”.

En México, el subtipo más frecuente de esta neoplasia es el melanoma lentiginoso acral. Representa aproximadamente el 8 por ciento del total de casos de melanoma y se manifiesta en la piel de las palmas, plantas y subungueal (debajo de las uñas). 

Asimismo, existen distintos factores propiciatorios, entre los que destacan la exposición a rayos ultravioleta –provenientes de la luz del sol, lámparas solares y camas de bronceado-, genética -con familiares de primer grado quienes hayan padecido melanoma, piel muy blanca, pecas y cabello claro, predominio de lunares -específicamente aquellos de aparición reciente, de forma atípica y congénitos- y antecedente personal de melanoma u otro cáncer de piel.[9]

“Si protegemos nuestra piel con barreras físicas y fotoprotector, evitamos sobre-exposiciones, nos revisamos periódicamente y creamos el hábito de visitar al dermatólogo una vez al año, tendremos a nuestro alcance la posibilidad de prevenir este tipo de neoplasias. Por ello, con “Busca el punto” buscamos crear consciencia en todos los mexicanos sobre la importancia de proteger la piel, evitar los factores de riesgo de melanoma y estar atentos a cualquier cambio anormal en la piel”, manifestó Lucía Achell, miembro del consejo científico Heliocare de Cantabria Labs.

Con “Busca el punto”, que por primera vez en México, Bristol-Myers Squibb y Cantabria Labs, apoyarán la realización de jornadas de concientización en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, para acercar información sobre la importancia de prevenir el padecimiento

Actualmente existen diferentes tratamientos contra el melanoma, y de acuerdo con la etapa y localización del tumor, así como de la salud general del paciente, pueden consistir en una cirugía, radioterapia, quimioterapia, o inmunoterapia -la más reciente innovación en tratamientos contra el cáncer.

La inmunoterapia busca estimular al propio sistema inmunológico del paciente para que éste reconozca y destruya las células cancerosas. Ha demostrado mejoras en tasas de respuesta, supervivencia y control de la enfermedad a largo plazo, al menos el 20 por ciento de los pacientes tratados vivieron tres años y algunos incluso han alcanzado sobrevivir por más de 10 años. Esta opción terapéutica ya está disponible en algunas instituciones de salud pública.

“Entendemos que la disminución de casos de melanoma es una labor integral, la cual requiere generar una cultura de prevención, pero también queremos brindar a quienes ya lo padecen, nuevas alternativas de tratamiento que les garanticen una mayor sobrevida y una mejor calidad de la misma. Con la campaña Busca el punto queremos reafirmar nuestro compromiso con ellos, por lo que hacemos un llamado a la población para estar atentos, visitar al médico y reportar cualquier anomalía en los lunares o manchas en la piel”, José Celaya, gerente del área de Hematología, Oncología y Medicamentos Innovadores para Bristol-Myers Squibb.

Por lo pronto, debemos entender que es de vital importancia proteger la piel con sombreros, gorras, lentes y protectores solares diariamente y usarlos todos los miembros de la familia, así como evitar el uso de camas solares y exponerse al Sol en horas pico.

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona