Cáncer de Ovario ¿Cómo prevenir su aparición?

Cáncer de Ovario ¿Cómo prevenir su aparición?

Foto: AMA oncología

09-05-2019

El cáncer de ovario, al igual que otro tipo de tumores malignos seguirán en aumento durante los próximos años de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS); sin embargo a diferencia entre otro tipo de neoplasias con este carcinoma, al que también se le conoce como el “asesino silencioso” es que cuando es diagnosticado ya se encuentra en etapa avanzada, e incluso ya hizo metástasis.

 

¿Pero en qué radica la peligrosidad de este tumor? En que por desgracia –al igual que en la mayoría de los tumores en su etapa inicial- es asintomático; es decir, la paciente o no tiene síntomas, o empieza a tenerlos pero no les da importancia porque supone todo, menos que se trate de un tumor maligno

Así que ¡cuídado! porque si presenta los siguientes síntomas: : hinchazón o aumento del diámetro abdominal; dolor pélvico o abdominal persistente; dificultad para comer o sensación de plenitud continua; necesidad de orinar más frecuentemente; cambios en el hábito intestinal (estreñimiento o diarrea) o aparición de náuseas y/o vómitos; cansancio; dolor de espalda sin causa conocida que empeora progresivamente; pérdida o aumento de peso sin causa conocida y sangrado vaginal (cuando no se tenga el periodo normal) y alteraciones del ciclo menstrual, hay que acudir al médico porque pueda tratarse de un cáncer de ovario.

Y es precisamente que el día 8 de Mayo la OMS lo instituyó como el Día Mundial de la Concientización del Cáncer de Ovario (CO), para hacer énfasis en la concientización, pero sobre todo en la prevención, luego de que este tipo de tumor representa el 3 por ciento de los tumores en la mujer y es la cuarta muerte, sólo después del cáncer de pulmón, mama y colón. Existen 3 tipos de cáncer de ovario: carcinoma epitelial que representa entre el 85 y 90 por ciento de los cánceres de ovario; seguido de tumores de células germinales, poco infrecuentes y, finalmente los tumores del estroma,  que son muy raros.

En México el cáncer ovario ocupa la segunda causa de muerte dentro de los cánceres ginecológicos, tanto en  países desarrollados como en desarrollo. La teoría que se maneja al respecto es que “este tipo de tumor depende de la ovulación, es decir, no es un cáncer ni de ricos, ni de pobres”, afirmó Armando Ramírez Ramírez, Jefe del Servicio de Oncología del Hospital Juárez de México (HJM).

Refirió que en  Estados Unidos y Europa no existen casos de Cáncer Cérvico-Uterino (CCU), pero el cáncer de Endometrio ocupa el primer lugar, seguido del de Ovario; mientras que en nuestro país el primer sitio lo ocupa  el CCU y el segundo el de Ovario (CO).

Ante la dificultad de encontrar un Cáncer de Ovario en etapas temprana, Ramírez exhortó a las mujeres adultas a que “cuando vayan a su médico a realizarse la detección de cáncer de Mama o Cérvicouterino, aprovechen para que les hagan una revisión ginecológica buscando algún quiste”.

En entrevista con Hablemos de Cáncer…..sin miedo, el especialista informó que la mayoría de los quistes que quitan en el Hospital van de los 7 a 10 centímetros, que es precisamente cuando empiezan a presentar alguna sintomatología, como problemas al orinar, estreñimiento o molestias como si se tratase de un embarazo.

“El problema del carcinoma de Ovario es que empieza a crecer, a crecer y a crecer sin que la mujer sienta alguna molestia, pero cuando se presenta el tumor, ya se encuentra en etapa III y algunos en etapa IV. Las mujeres nunca llegan en etapa I, sino en la etapa III y IV; entonces cómo vas a curar a la paciente si ya se les diseminó el tumor”, explicó.

Cuando el quiste de ovario se rompe todas las células cancerosas se diseminan, primero por la cavidad peritoneal y después por toda el área abdominal. “Es triste porque la paciente ya tiene todo el cáncer regado por la zona abdominal y ya no puede comer porque su intestino ha dejado de funcionar, mientras el resto de su cuerpo funciona bien”, detalló

El problema de cáncer de ovario  radica en que por su naturaleza las mujeres tienen la capacidad de albergar a un bebé por nueve meses y están felices; entonces bien pueden tener un tumor en la pelvis, en el abdomen que no causa dolor hasta que no está ya muy desarrollado, argumentó Ramírez.

Finalmente advirtió que “todo cáncer de ovario comienza con un quiste, va creciendo y creciendo sin que la mujer sienta nada”; de ahí la importancia de la revisión ginecológica.

De ahí que en el marco del Día Mundial del Cáncer de Ovario 2019 es necesario hacer énfasis en la prevención, a fin de poder detectarlo a tiempo, máxime si se tiene antecedentes familiares con este padecimiento, debido a que el 20 por ciento de este tipo de tumor es de origen hereditario.

Acudir al ginecólogo para realizarse revisiones periódicas y exámenes es de vital importancia para detectar posibles anomalías, a pesar de que los especialistas establecen que es difícil diagnosticar a través de una citología, debido a que no sirve para detectar el cáncer de ovario, sino únicamente detecta el cáncer de cuello uterino. Las mujeres con historia familiar deben realizarse pruebas como: examen pélvico, marcadores tumorales y econografía transvaginal.

Según la American Cancer Society, las mujeres podrían disminuir ligeramente el riesgo de poder presentar CO evitando otros factores de riesgo como el sobrepeso y la obesidad, evitando una dieta rica en grasas y carbohidratos, así como el hábito de fumar o tomar alcohol.

Así que mujeres, si tenemos tiempo para otros asuntos como la belleza o hacer vida social, o más aún si se tiene hijos pequeños, es imprescindible darnos tiempo para checar nuestra salud, porque con salud se puede todo y sin salud nada. Demos con nuestras acciones y responsabilidad, la oportunidad a nuestros hijos de seguirnos celebrando el Día de la Madre y todos los días. Y no hay que olvidar que el cáncer es curable, si se detecta a tiempo.

                                                   

 

 

 

Notas Relacionadas

Hablemos de Cáncer... sin miedo

Irene Licona