Economía viento en popa, según Herrera y Ramírez de la O

Economía viento en popa, según Herrera y Ramírez de la O

Foto: https://www.capitalmexico.com.mx/

ESTA SEMANA, como anunció el presidente López Obrador, estarán en Palacio Nacional el futuro secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, y el cantado gobernador del Banco de México, Arturo Herrera, para hablar de la economía mexicana, su evolución y sus perspectivas.

No tendrán mucho que aportar, porque es claro que creceremos este año a una tasa de 5%, si no hay ninguna desviación en variables importantes como inflación, precio del petróleo, freno a las exportaciones o mediocre recuperación del turismo.

Tanto Ramírez como Herrera van a decir lo que el presidente quiere escuchar: Todo marcha bien; no hay perturbaciones en el horizonte económico y financiero del país y el mundo; la recuperación económica viene viento en popa, y no existe ninguna situación de peligro para el bienestar de los mexicanos.

Sin embargo, hay otros datos que gritan millones de desempleados y dueños de cientos de miles de empresas que bajaron sus cortinas por la pandemia de la Covid-19, así como las cifras del INEGI que indican que al primer trimestre del presente año la inversión acumuló diez trimestres consecutivos con caídas anuales.

Y aquí el pronóstico: Si logramos un PIB de 5% en este año, aún tendremos que trabajar duro para obtener otros 3.5 puntos porcentuales de crecimiento, para iniciar desde cero con la recuperación de la economía, lo que ocurrirá hasta el 2023.

*****

LOS EMPRESARIOS del país siguen nerviosos porque se viene otra embestida de fiscalización por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

La reforma fiscal está en camino y el diseño perturba a los hombres del dinero que temen que el discurso no será de cooperación, sino de confrontación.

El SAT ya pintó su raya y sentenció que la reforma fiscal se basará en la fiscalización y la simplificación, lo que ha generado escalofrío a los empresarios y también a los expertos en estos asuntos, porque ya hay una discusión firme y acentuada sobre las tasas efectivas de impuestos pagados por las empresas y que han sido publicadas por el SAT, pero que la autoridad no calculó de manera congruente con la base gravable que corresponde, lo que hace ver a los pagos realizados como sumamente reducidos.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) dice que la actuación del SAT es errónea y subrayó que la fiscalización recurre a estrategias extremas e inadecuadas de intimidación, que se pueden etiquetar de disuasivos adicionales para la inversión en el futuro.

Pero los empresarios, y me refiero a los que pertenecen a cámaras y confederaciones, ya deberían saber que esta administración ni los ve ni los oye y que cualquier cosa que digan será usada en su contra.

El pleito apenas empieza y puede llegar hasta el Tribunal Fiscal de la Federación.

*****

EL CLUB Campestre de Tijuana se mantiene entre los temas importantes no sólo de Baja California, sino del país en general, porque la decisión que tomó un juez federal para detener el proceso de expropiación que, de mala manera, quiso ejecutar el aún gobernador Jaime Bonilla, sentó un precedente sobre el respeto al estado de derecho y también a la propiedad privada.

Se acuerdo con Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez, quien representa a la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHPDA), la resolución del Poder Judicial da certidumbre a la población sobre sus propiedades inmobiliarias y también al empresariado del país.

El comisionado de esa importante entidad internacional se congratuló por la suspensión definitiva contra la expropiación del Club Campestre de Tijuana y consideró que esa resolución es una muestra de que prevalece el Estado de Derecho.

El fallo judicial cumplió con los tratados internacionales en materia de Derechos Humanos y evitó dejar a cientos de trabajadores en el desamparo y sin empleo durante la pandemia, como pretendía el susodicho gobernador.

Es importante resaltar que dicha decisión judicial queda para la memoria y la actuación del Club Campestre de Tijuana es un ejemplo de que se puede actuar contra ocurrencias y gobiernos tercos, que sólo fomentan elefantes blancos y no ayudan al pleno desarrollo del ser humano.

*****

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

 

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma