La recuperación económica de México, dependerá de EU

La recuperación económica de México, dependerá de EU

Foto: Internet

FRENTE AL escaso o nulo apoyo que se recibieron la mayoría de los sectores productivos en México, sólo nos queda esperar que se cumpla el pronóstico de crecimiento económico de hasta 5%, pero ello sólo se logrará si Estados Unidos camina rápidamente hacia su proceso de recuperación.

No hay duda que nuestra propia recuperación o rebote para este año y el próximo se basan en la dinámica de la economía de los Estados Unidos.

El dinamismo de la economía estadounidense puede beneficiar a México en varios frentes: Las exportaciones, las inversiones directas y el turismo.

Un hecho irrebatible es que los apoyos a los ingresos de las familias en Estados Unidos, que alcanza los 21 puntos porcentuales de su PIB entre 2020 y 2021, han generado una bonanza de su economía.

Esa derrama de recursos beneficiará al comercio de mercancías con México, lo que provocará un impacto positivo en la demanda para las exportaciones mexicanas a la Unión Americana, que ya se percibe desde los primeros meses del año.

Hay un ambiente de expectación sobre las oportunidades en materia de inversión extranjera que pueden llegar desde el vecino del norte, pero ello se debe al TMEC y también a las tensiones que Estados Unidos tiene China. Hay una tendencia internacional a privilegiar la inversión con cercanía, lo que se ha dado en llamar “nearshoring” contra “offshoring”.

Como dice el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), también hay empresas mexicanas muy integradas, con cadenas de valor muy proporcionadas y que crecen a nivel global y no dependen del mercado mexicano, en especial las de los sectores de manufacturas, agropecuario y agroindustrial.

Además, por el lado de los servicios, el turismo representa otra oportunidad importante para México. En la medida que la vacunación avanza rápidamente en los EU y que los hogares cuentan con los apoyos señalados, es probable que el turismo repunte con fuerza y los destinos mexicanos, principalmente de sol y playa, sean especialmente atractivos para los estadounidenses.

No debemos olvidar que el turismo representa poco más de 8% de nuestro PIB, y ello puede ser una fuente importante de crecimiento. Si se recuperará el ritmo promedio de crecimiento anual de los últimos 26 años (2.6%) se aportaría poco más de dos décimas de punto porcentual al crecimiento del PIB.

Pero también hay retos y riesgos, entre los que destaca nuestra propia situación interna, con una inversión total que cayó 18.3% en 2020 (la privada lo hizo en 19.9% y la pública en 7.8%), así como fuga de capitales que supera los 60 mil millones de dólares, desde que empezó la crisis sanitaria y un desempleo que no se equilibra.

El mercado laboral está precario. México arrastra a 3.1 millones de personas que trabajaban en marzo de 2020, y que hasta febrero de 2021 aún no consiguen una fuente de labor, lo que lastima su ingreso, sus ahorros y el nivel de vida de sus familias.

Basta recordar que, en el último trimestre del 2018, el 43.7% de la población ocupada percibía hasta dos salarios mínimos, mientras que en el mismo lapso de 2020 el porcentaje se elevó a 57.2%. El universo que percibía más de dos salarios mínimos se redujo en 6.1 millones.

La población ocupada en el sector terciario de la economía (comercio y servicios), se redujo en 2 millones de personas entre febrero del 2020 y el mismo mes del presente año, mientras que la ocupación en restaurantes y hoteles, cayó en casi 900 mil personas en el mismo lapso.

Tenemos mucho trabajo por delante. Hay que absorber y asimilar los daños que dejó el cierre de un millón de establecimientos, aunque hayan abierto 619 mil nuevos, porque esas aperturas fueron menores en tamaño.

Y un punto fundamental que no debemos perder de vista y que puede convertirse en el Fobaproa de la 4T, es la posibilidad de que la banca enfrente un deterioro en sus carteras de crédito por impago, al mismo tiempo que crece el nivel de insolvencia de Pemex y la CFE, ya que no cuentan con inversión privada en el sector Energía.

*****

CUANDO UN gobernador asume su cargo, debe hacer su toma de protesta, y solemnemente subraya que hará “guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen… y si no lo hiciere que la Nación me lo demande”.

El tema viene al caso porque el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla Valdez, ha actuado contra los casinos de Jorge Hank, contra el Club Campestre Tijuana y ahora también planea hacerlo contra el Hipódromo Caliente, aunque en ello queden de manifiesto violaciones flagrantes a la Constitución, atentados a la propiedad privada, aplastamiento de los derechos humanos, afectación a las inversiones, perjuicio al empleo y al crecimiento económico estatal, así como agresiones y descalificaciones a sus adversarios políticos, pasando por encima de las leyes electorales a unas semanas de la justa del 6 de junio.

Está claro que Jaime Bonilla usa su cargo para acosar a quienes considera sus enemigos y para arrollar el estado de derecho.

Tiene abogados en su contra por todos lados. Los frentes abiertos en tribunales podrían llevarlo a la cárcel si no da marcha atrás a sus acciones ilegales, porque le queda muy poco tiempo como Ejecutivo estatal y si la candidata de Morena, Marina del Pilar Ávila, no gana la gubernatura, Bonilla Valdez quedará en una situación poco ventajosa, sobre todo porque ya no podrá usar los instrumentos y mieles del poder desde el Palacio de Gobierno.

Las agresiones de Bonilla contra Grupo Caliente están al rojo vivo, porque ordenó el embargo precautorio de 208 máquinas tragamonedas, pero además los funcionarios del SAT de Baja California, por consigna, sustrajeron los equipos que no son propiedad de la empresa de Jorge Hank, sino que están dados en arrendamiento por inversionistas europeos, representados por Thomas Borgstedt, quien nos aclaró que nunca sueltan un equipo en ningún país del mundo si antes cumplir con todas las normas y leyes locales.

El asunto es más vergonzoso y de manipulación evidente cuando el SAT de Baja California emite un Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera (PAMA) en contra del Casino Caliente Hipódromo y le finca un crédito fiscal a un empleado, cuyo único delito fue abrir la puerta a los “inspectores fiscales” el día en que hicieron su visita y sustrajeron los 208 equipos.

La autoridad fiscal actuó en forma arbitraria no obstante que se les exhibieron los contratos de arrendamiento de los equipos, así como los pedimentos de importación que procedían, aunque es necesario señalar que la mayoría de los equipos fueron fabricados en México con componentes mexicanos y otros que amparan los tratados de libre comercio.

Las mentiras de Bonilla y su gente son similares a las de su decreto para declarar como utilidad pública el Club Campestre Tijuana, y que es el paso previo a la expropiación del terreno. El proceso, desde su origen, está viciado y lleno de falsedades, porque los socios del lugar sí han pagado sus impuestos, desde hace más de 7 décadas; el sitio está abierto para toda la población, no sólo para los socios, como Bonilla declara públicamente, y aunque dice que esa acción no obedece a motivos políticos, todo mundo sabe, dentro y fuera de Baja California, que la pretendida expropiación tiene su base en las diferencias con el ex alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, quien siempre ha sido un coadyuvante del Campestre.

En fin, las pérdidas son mayúsculas para los afectados por Bonilla y para el mismo Ejecutivo, cuyas arcas han dejado de recibir el mismo monto de impuestos de uno de sus mayores aportantes.

Pero los casinos afectados únicamente son las de Grupo Caliente, porque el sábado pasado en el partido de los Dodgers contra Padres de San Diego, al gobernador que también jura y perjura que trabaja los sábados, se le tomaron fotografías en compañía de Titi Marin, hermano de Paola, dueños de casinos en Hermosillo y de los Money Makers, y quien además está metido en temas de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana.

Sería bueno que el político explique a sus ciudadanos cómo le hace para cruzar a EU, ya que renunció a la ciudadanía americana, según sus dichos, por lo cual tampoco podría tener visa de emigrado. La incongruencia de Bonilla reposa en que se va al extranjero para ver un encuentro deportivo, pero mantiene cerrado el estadio de los Xolos de Tijuana.

Jaime Bonilla se ha convertido en una de las piedritas en el zapato del presidente Andrés Manuel López Obrador y en un dolor de cabeza para Olga Sánchez Cordero, titular de Gobernación, quien no le perdona la exhibida que sufrió en una reunión privada en su oficina, cuando el Ejecutivo estatal quería ampliar su mandato 2 años más, violando la Constitución y las leyes que de ella emanan.

PUNTOS Y LINEAS

LAS FALLAS e insuficiencias del sistema de salud en México ocasionan para los usuarios un gasto de 670 mil 970 millones de pesos al año, equivalente al 2.8% del Producto Interno Bruto. La denuncia fue subrayada por Acción Ciudadana Frente a la Pobreza… EL PESO mexicano ha tenido buenas jornadas en las últimas semanas, pero se calientan los factores de riesgo internos que podrían limitar su apreciación, entre los que destacan el proceso electoral, por lo que se esperan alzas para el tipo de cambio durante mayo, previo a las votaciones del 6 de junio, y también se esperan efectos adversos para nuestra moneda por la reforma a la Ley de Hidrocarburos…

*****

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma