La reforma fiscal que viene

La reforma fiscal que viene

Foto: Internet

LA REFORMA fiscal que diseña el gobierno de la 4T no tiene ninguna intención de hacer más justa y distributiva la carga tributaria; tampoco sumará más contribuyentes al padrón, pero tampoco va a aumentar impuestos y mucho menos a reducirlos.

La reforma fiscal que viene, ante la merma evidente en la recaudación y la necesidad de aumentar los recursos públicos, tendrá como destinatarios principales a los ricos, a los viciosos y también a los empresarios.

El parche fiscal que se avecina, otro más de los miles de remiendos que hemos visto a lo largo de 3 décadas, y que en esta ocasión encabeza el diputado de Morena Alfonso Ramírez Cuéllar, quien coordina el grupo de transición hacendaria, no tiene como misión que todos paguemos impuestos, y que no haya exenciones, como las que gozan los legisladores.

El objetivo de Ramírez Cuéllar es arrimar más recursos a la Federación para salvar los programas sociales y para darle salida a la promesa presidencial de elevar al doble las pensiones de los adultos mayores y que requerirá de más presupuesto porque también se reducirá la edad de los beneficiados de 68 a 65 años.

La llamada reforma fiscal que se viene para 2022 aplicará un impuesto a la riqueza a 160 mil familias en México -como ya se hizo en Bolivia y Venezuela-, y se aplicarán más gravámenes a los fumadores, aunque ya está demostrado que no aumenta la recaudación por esa vía, ni tampoco disminuye la masa de fumadores, sólo se genera un incremento en el mercado negro y el contrabando del producto.

Además de lo anterior, en la presunta reforma tributaria que se viene se procederá a la eliminación de las pocas deducciones que aún existen, como es el caso de las colegiaturas.

El impuesto a los ricos será por una sola ocasión, aunque está en veremos, y se planea aplicar una quita de 2 por ciento a las familias que tienen en su chequera de 20 millones de pesos a mil millones de pesos; el impuesto será de 3 por ciento para quienes tienen más de mil millones y de 3.5 por ciento para quienes poseen más de 2 mil millones. Con esa medida se espera recaudar unos 160 mil millones de pesos en 2022.

Ya lo dijo el titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Víctor Mojica: El gasto extraordinario que representarán las pensiones y jubilaciones, así como las transferencias monetarias vía programa social para adultos mayores en 2022 “será financiado con medidas de austeridad y recaudación de impuestos”. Se calcula que esos recursos serán de 1.2 billones de pesos por primera vez en la historia del país.

El programa para apoyar a la población mayor a 65 años, anunciado por el presidente Andrés Manuel López Obrador -aunque comienza a partir de julio próximo- deberá sumar en 2022 otros 140 mil millones de pesos al presupuesto de Egresos, y tendrán como fuente la recaudación fiscal o más deuda pública.

Estaremos perdidos si creemos que, en este año y el próximo, la obtención de más recursos para gasto púbico vendrá de la recuperación de la economía o por la vía del crecimiento del PIB.

*****

PUNTOS Y LINEAS

LOS BLOQUEOS, marchas y paros en carreteras y vías férreas, así como plantones en oficinas estatales y federales del Instituto Nacional Electoral (INE) que se proponen hacer Félix Salgado y Raúl Morón, tendría efectos dañinos en la economía nacional y de sus estados. Los no candidatos morenistas, además de impugnar al INE porque no los registraron como los gallos de Morena a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, porque no informaron sobre sus gastos de precampaña y no cumplieron con la ley, ahora llaman a sus huestes a la ilegalidad y a la afectación de terceros. El avispero se torna peligroso. ANTONIO ATTOLINI, aspirante a una diputación federal en Torreón, Coahuila, por Morena, pero también uno de los ejemplos más fehacientes de la adulación y lambisconería, comparó a López Obrador con líderes de la historia como Jesucristo, Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela. Por supuesto que Attolini recibió críticas y respaldos y hasta se volvió tendencia en redes sociales, pero el símil que hizo el joven político no fue muy afortunado, porque todos los líderes mundiales a los que se refirió, excepto al que quiso exaltar, estuvieron en la cárcel, sufrieron el acoso del poder y hasta fueron crucificados. Hoy y aquí, el ídolo de Attolini y supremo dedo de Palacio Nacional tiene en la cárcel a muchos de sus enemigos, acosa desde el poder y, si pudiera hacerlo, ya hubiera ordenado crucificar a varios personajes de todos los sectores a los que odia y le estorban…

*****

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma