No hay quien le gane al Presidente

No hay quien le gane al Presidente

Foto: Internet

FINALMENTE, el crecimiento económico del segundo trimestre del año se ubicó en 0.1%, con respecto al trimestre previo de acuerdo con lo reportado por el INEGI, y con ello el dinamismo del Producto Interno Bruto se quedó en el límite de la recesión técnica.

El presidente de la República se mofó de los economistas y expertos que vaticinaban tal hecho, con lo que dicho gremio pasó a formar parte de la larga lista de descalificados que se osan poner al país en el umbral de la desaceleración, estancamiento y retroceso de la economía.

Con los datos oficiales, efectivamente, el país no está aún en recesión, aunque la parálisis que se observa en más de 50 sectores industriales y productivos del país, nos lleve a otro escenario, como la modificación en la estimación oficial del crecimiento para este año que ya se fijó en 0.9%.

*****

PARA EL Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, el crecimiento de 0.1% en el segundo trimestre, con base en cifras desestacionalizadas, significa que la economía está claramente estancada y que, de seguir esa tendencia, se podrían registrar crecimientos negativos en los siguientes trimestres.

Las variaciones anuales, que se dieron a conocer por parte del INEGI, generaron confusión, ya que las cifras ajustadas por estacionalidad mostraron que el PIB del segundo trimestre aumentó 0.4% respecto al mismo lapso del año pasado, mientras que las cifras sin ajuste, las originales, reportaron una caída de 0.7%. Aparentemente, esta significativa diferencia de 1.1 puntos porcentuales para el mismo resultado se debe a que la semana santa tomó lugar en el primer trimestre el año pasado mientras que este año fue en abril, y a que en 2018 hubo un mayor número de días laborables de alta actividad.

El CEESP detalla que hay desaceleración, por el efecto dañino de las decisiones de política económica irreflexivas (como aquellas tomadas bajo votaciones a mano alzada), que no tienen rentabilidad económica y social.

Se explica que es negativo para la economía el discurso oficial incongruente, de tal modo que hasta la más reciente Encuesta de Expectativas del Banco de México levantó un sesgo de retroceso en el pronóstico de crecimiento de los especialistas para el 2019, que ya se ubicó en 0.79%.

Las correcciones ya están a la orden del día, y por eso la estimación del crecimiento para el 2019 se redujo en medio punto porcentual para ubicarse en 1.1%, mientras que el gobierno ahora cree que la plataforma de producción petrolera, variable fundamental para el cálculo de las cifras de finanzas públicas, se ajustó a la baja en 120 mil barriles diarios para ubicarse en 1 millón 727 mil barriles por día.

También se ajustaron los ingresos presupuestales que se elevan a 21.2%, 4 décimas de punto porcentual superior a la estimación previa publicada en los Precriterios 2020, como consecuencia de un aumento de 7 décimas en los ingresos no tributarios.

Lo anterior se debe a que se utilizarán 121 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP) para compensar la disminución de los ingresos petroleros y tributarios. Con esto, el acervo de recursos disponibles en dicho fondo se reduce a 175 mmp.

*****

TODO MUNDO ha dado la bienvenida al anuncio del gobierno el plan para impulsar la economía del país con una inyección de 485 mil millones de pesos, lo que podría elevar el PIB en medio punto porcentual, y en el cual el papel de la banca de desarrollo tendrá un papel fundamental.

*****

OTRA VEZ se dio un golpe duro a la ciencia y a la tecnología, porque se cerró el ciclo del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCYT), que no es razonable ni justificable, porque, como dice la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), un país que le da la espalda a la ciencia, la tecnología y la innovación está condenado al rezago, y de ninguna manera esa puede ser la apuesta de una economía tan relevante como la de México.

Se explica que la desaparición de este Foro se sumaría al recorte del 12% del presupuesto del CONACYT, y se acusa al gobierno de la 4T de dejar en evidencia su desinterés por promover el avance científico y tecnológico, por lo que le piden al presidente de la República mantener la operación de la voz experta que representa el FCCYT.

*****

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma