Malas noticias en lo económico; la recesión toca la puerta

Malas noticias en lo económico; la recesión toca la puerta

Foto: Internet

LA SEMANA pasada estuvo plagada de muy malas noticias económicas y financieras, no sólo por la renuncia del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y las divisiones que afloraron en el seno del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, sino también porque entramos a la fase de la recesión técnica; se nos cayeron las cifras de mayo en producción industrial y la de turistas internacionales y divisas que dejan.

Por si fuera poco, estamos a un paso de que las calificadoras coloquen los bonos soberanos en nivel de basura y nos quiten el grado de inversión, lo que nos generaría una corrida financiera y sobre todo fuga de capitales, con funestas consecuencias para el tipo de cambio, las reservas internacionales y las tasas de interés.

El presidente de la República tiene razón cuando defiende dos variables que están estables: El tipo de cambio y la inflación, pero ninguna de las dos se mantendrá en punto de equilibrio si se consuma alguna de las subrayadas en el párrafo anterior.

Una recesión económica técnica, llamada así porque registraríamos números rojos en dos trimestres consecutivos, es decir el periodo enero-junio de 2019, no la podríamos enfrentar con las dos variables ordenadas que menciona el jefe del Ejecutivo, porque en economía, todo va de la mano.

Una recesión técnica implica que el crecimiento de la economía se esfumó, lo que se traduce en menor producción de las empresas, menos ingresos, menos recaudación fiscal, más desempleo, menos consumo, menos dinero en el bolsillo de las familias y el gobierno, recortes presupuestales y temor empresarial nacional y externo, a grado tal que el perfil de la deuda foránea se presiona y se propicia un aumento en tasas de interés para evitar que los capitales se nos vayan. Al principio y al final, con todo eso, la inflación se dispara.

Quizá todo esto ya se lo dijo Carlos Urzúa al presidente López Obrador y por ello hubo desaguisados y la consecuente renuncia de quien fuera el responsable de las finanzas públicas, pero no está de más atender los focos rojos que se han encendido en el plano económico.

Es momento de señalar que no se observa inversión ni gasto público para dinamizar la economía, sólo palabras y salivazos, y aunque no todo está mal, es momento de dar un viraje inmediato en el rumbo económico. Para eso está Arturo Herrera, designado como encargado de la Secretaría de Hacienda, y para ello están los bancos de desarrollo, como Nacional Financiera, Bancomext, Financiera Rural y Banobras, entre otros. Si no lo hacen que el pueblo se los demandará.

*****

A NINGÚN país le gusta que le digan que está en el umbral de la recesión económica, porque tenemos el ejemplo de las naciones del viejo continente que, con todo y el apoyo del Banco Central Europeo (BCE), tardaron más de 10 años en mejorar su situación de quebranto recesivo, y México no es la excepción. Cayó como balde agua fría lo dicho por Bank Of America Merrill Lynch (BofA), que en un estudio considera que México podría entrar en una recesión técnica, si se confirma que en el segundo trimestre del año hay decremento en el PIB.

De acuerdo con dicha institución, en el segundo trimestre de 2019 (abril a junio) los datos son débiles, y hay datos encontrados porque mientras las exportaciones netas crecen 2.2% y el consumo 0.3%, con respecto al primer trimestre, variables como la inversión y el gasto público retroceden 1.0 y 5.9 por ciento, respectivamente.

Bank Of America Merrill Lynch (BofA) espera una caída de -0.4% para México en el segundo trimestre del año.

*****

POR LO pronto, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) subraya que la tendencia recesiva es un hecho, porque la producción industrial en mayo, dato contundente en esta medición, registró una caída de 3.3% respecto al mismo mes del año pasado, y que el acumulado enero-mayo fue -1.6%, respecto a un año antes.  En su análisis semanal resalta las caídas en la producción de minería y construcción, que registraron retrocesos anuales de 9.8% y 8.9%, respectivamente.

*****

TAMBIÉN EN turismo arrastramos una baja en la cifra de turistas internacionales en mayo, ya que ingresaron al país 7.7 millones de visitantes, contra 8.2 millones del mismo mes en 2018. A tasa anual, el número de turistas internacionales que egresó del país en el quinto mes de 2019 registró una reducción de 6.0 por ciento frente a igual mes del año previo.

En el renglón de las divisas, que es una de las pocas mediciones que acepta Miguel Torruco, secretario de Turismo federal, la situación es parecida, porque el retroceso en ese mes, según el INEGI, fue de más de 200 millones de dólares, ya que en 2018 se reportó un monto de mil 937.2 millones de dólares, contra mil 758.5 millones de dólares en el quinto mes de 2019.

*****

PUNTOS Y LINEAS

LOS EMPRESARIOS de Coparmex detallaron que, en junio pasado, la confianza que depositan en el gobierno en turno para hacer negocios se ubicó en 51.29 puntos en junio, la cifra más baja durante el primer semestre del 2019. Los rubros más afectados por esta ausencia de confianza fueron la industria manufacturera con una disminución de 52.84 a 51.23, una baja de 1.6 puntos, y el de la construcción que bajó 0.5 puntos, al pasar de 49.7 a 49.2 de mayo a junio. Bueno, hasta el comercio retrocedió al registrar una disminución de 0.1 puntos… LA DESAPARICIÓN del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) para dar paso al Consejo de Diplomacia Turística (CDT) es una buena noticia, porque disminuirá el gasto que traía aquella entidad gubernamental por uno mucho menor, y aunque se nombrará a un presidente, un secretario técnico, vocales y asesores, la verdad es que dará fin a un gasto excesivo y poco transparente. Lo que se debe esperar es celeridad para que el Congreso le otorgue la figura jurídica, le asigne recursos presupuestales y se pueda proceder a los cursos que recibirá el personal de más de 80 embajadas y 60 consulados donde México tiene instaladas oficinas de representación. La parte medular del nuevo CDT consiste en que tanto los recursos, como el personal, y el mando en las decisiones lo llevará Marcelo Ebrard, titular de Relaciones Exteriores, aunque se haya firmado un convenio de colaboración con Miguel Torruco. Al paso que van, la SECTUR se convertirá en una simple oficina de turismo, mientras que Ebrard se transforma en un supersecretario. El único problema que se ve enfrente en lo inmediato es la embajada de México en Washington, que encabeza Martha Bárcena, esposa de Agustín Gutiérrez Canet, tío de Beatriz Gutiérrez Müller y de López Obrador. Así las cosas, bien la vale la pregunta: ¿Quién se atreverá a darle órdenes a la embajadora de México en Washington para que haga promoción del turismo, cuando en su agenda tiene asuntos más importantes que atender con el señor Trump y su familia?.

*****

Sígueme en Twitter: @GerardoFloresL

 

Notas Relacionadas

Prisma Empresarial

Gerardo Flores Ledesma