La triste realidad

La triste realidad

Foto: Internet

08-08-2016

Sin afán peyorativo hago la siguiente reflexión.

Hace unos días en conferencia de prensa el llamado Frente Auténtico Campesino, conocido como FAC, integrado por las organizaciones denominadas como UNTA, CIOAC, MST y CODUC, anunció una mega movilización de sus militantes para, textual lo dicho por ellos, demostrarle al gobierno quienes son los verdaderos representantes de los campesinos; evitar que se siga apoyando a organizaciones membrete sin representación, y pedir un mayor presupuesto para sus organizaciones, más del que ya les entregaron en el presente ejercicio y el año anterior en varias secretarías, gracias a la Secretaría de Gobernación y al Titular de la SAGARPA, quien hoy estuvo presente en el Zócalo.

Aprovechando la ola, a esta movilización se le sumarían otros movimientos ya en plantón o manifestación en el DF, (CNTE, Ayotzinapa, entre otros) que traen otros temas, no precisamente rurales, con la idea de engrosar la marcha y aprovechar el foro para plantear sus propias agendas.

Los informes oficiales de la Policía de la CDMX, que durante el día se hicieron públicos, hicieron evidente que el número de manifestantes comprometido por mucho no se alcanzó.

Entonces, que paso con los 120,000 campesinos anunciados por Álvaro López, Dirigente de la UNTA que hoy llegarían a la Ciudad de México para marchar al Zócalo?

Qué pasó con el músculo que hoy evidenciarían las auto llamadas auténticas organizaciones dirigidas por verdaderos liderazgos campesinos?

Mi hipótesis es, sin demeritar la movilización de hoy, que de nueva cuenta el mal hábito de los líderes de las organizaciones campesinas de anunciar mega movilizaciones volvió a fallar y que la realidad se hizo nuevamente evidente.

En el campo real, hoy, no hay condiciones para lograr tal movilización.

Consideró que otro mal hábito de algunos dirigentes del FAC, actuó en contra en su mega marcha. Su afán permanente de desacreditar y desprestigiar al resto de las organizaciones y auto nombrarse como los únicos, verdaderos y legítimos, resta, divide y pulveriza la acción conjunta de un movimiento campesino, que en los hechos, se integra con grandes, medianos, pequeños, nacionales, regionales y locales.

Finalmente, creo que la mezcla de la situación política y económica nacional; la fallida acción de funcionarios públicos; el incumplimiento de las promesas del gobierno federal en el marco de las reformas estructurales; los resultados electorales de este año que afectaron al partido en el gobierno; la intención de muchos de ganar las elecciones federales del 2018; las aspiraciones personales de los liderazgos para lograr un lugar en el congreso; entre muchas otras razones, seguirán presentes interactuando, siendo tema recurrente, sin que los verdaderos temas se discutan para que se generen los cambios necesarios que el país y los mexicanos necesitamos.

Notas Relacionadas