Las alertas frenarán el dinamismo turístico en México

 Las alertas frenarán el dinamismo turístico en México

Foto: Sedena

 

LAS ALERTAS de viaje emitidas en contra de México por Estados Unidos, Canadá, Holanda y Alemania, debido a los altos índices de violencia que arrastramos, sin importar si se trata de homicidios dolosos o no, afectan gravemente el flujo de turistas y las proyecciones de recuperación que se tenían para la temporada de invierno.

Las explicaciones pueden ser muchas y variadas, pero no se justifican en un momento en que la pandemia sanitaria está en fase terminal, las vacunas empezarán a comercializarse libremente en el mundo y los turistas han comenzado a salir de sus casas hacia destinos que por casi dos años estuvieron quebrantados, especialmente hoteles, líneas aéreas y restaurantes.

Las alertas de viaje siempre han existido, pero nunca deben ser consideradas un asunto menor. Debido a ello, debemos preocuparnos mucho por los crecientes actos de violencia en México que han provocado esas actualizaciones de alertas de viaje hacia México.

La imagen de México ha sido afectada de manera alarmante por la muerte de dos mujeres —una de Alemania y otra de India—, en un bar de Tulum, Quintana Roo, hecho en el cual también resultaron heridas varias personas de los Países Bajos, el Reino Unido y la India.

Ya son más de 15 estados los que están con la categoría de peligrosos por ataques entre bandas del crimen organizado, entre ellos Quintana Roo, que siempre ha sido la joya de la corona del Turismo en México

Es indefendible cualquier presunción de seguridad pregonada por la autoridad en estados como Guerrero, Colima, Guanajuato, Michoacán, Sinaloa, Tamaulipas, Nayarit, Morelos, Coahuila, Durango, Nuevo León, Sonora y las dos Baja California, en donde todos los días se publican en los medios de comunicación los hallazgos de cuerpos mutilados dentro de bolsas de polietileno, que incluso se han convertido en atractivo tétrico para las ventas de Día de Muertos.

España, país con el cual ya no tenemos buenas relaciones a nivel de gobiernos, nos coloca dentro de las naciones donde la incidencia de la delincuencia es violenta, sobre todo por la ola elevada de secuestros (reales y virtuales), extorsión, narcotráfico y los asaltos en vía pública y transporte.

Muchas naciones en el exterior ya nos consideran país peligroso para sus turistas y el número de emisores de alertas contra México sigue creciendo, lo que nos puede colocar lejos de cualquier proyección de recuperación postpandemia.

+++++ 

HAY MUCHAS dudas de que el 21 de marzo de 2022 se pueda poner en marcha en Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles o de Santa Lucía, porque falta mucho por construir, como el centro de convenciones, el hotel interno, torres de control, las rutas aledañas y vías rápidas para salir y entrar a la magna obra y, sobre todo, que las aerolíneas nacionales y extranjeras se sumen a la decisión que ya tomaron VivaAerobus y Volaris.

Nadie más ha dicho esta boca es mía y se ha pronunciado por hacer despegues o aterrizajes de Santa Lucía.

La mera verdad es que Volaris y VivaAerobus tienen una apuesta muy comprometedora con el gobierno de la Cuarta Transformación, porque la mayoría de las aerolíneas están pensando en despegar y aterrizar, de suelo mexicano al extranjero, de otros aeropuertos como el de Guadalajara, pero no de Santa Lucía.

No hay desprecio por el turismo de Sudamérica, Rusia o Asia, pero las autoridades mexicanas están conscientes y saben –suponemos-, que Estados Unidos y Canadá son nuestros principales emisores de turistas extranjeros y que mientras las aerolíneas de esas naciones no difundan públicamente que Santa Lucía es su principal opción en la Ciudad de México, Volaris y VivaAerobus estarán en un escenario de suicidio.

+++++

@AlejandraBernal

 

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal