Una tragedia, las cifras del turismo en México

Una tragedia, las cifras del turismo en México

Foto: Información Center

Para mi amigo y colega Moisés Sánchez Limón, con quien me conduelo por su inmensa pérdida

LO QUE ha pasado en el sector turístico de México, desde que empezó el gobierno actual, es una tragedia. En 2019 comenzó el desequilibrio, ante una economía general en picada y con mermas tanto en paseantes como en captación de divisas.

En 2020, las cifras fueron mucho más graves, a tal grado que el INEGI se refirió a dicho año como el peor desplome que el turismo en México ha sufrido en su historia.

El colapso del PIB turístico en 2020 fue cinco veces más severo que en 2009, año en que se dio la epidemia de gripe A-H1N1 y la crisis económica en Estados Unidos, pero el retroceso comenzó en 2019 por la inoperancia del gobierno que desmanteló la promoción y aniquiló las vías que el turismo requiere para crecer.

Los Indicadores Trimestrales de la Actividad Turística en el cuarto trimestre de 2020’, subrayan que el turismo en México tuvo afectaciones que le hicieron perder poco más de una cuarta parte de su Producto Interno Bruto (PIB).

De ese modo se llegó a una caída de 26.9% anual entre los meses de octubre a diciembre, en comparación con el mismo lapso de 2019.

El índice que mide el PIB turístico se encuentra en 80.7 puntos, cuando al cierre de 2019, antes de declarada la emergencia sanitaria, se ubicaba en 105.9.

Las estadísticas, que tanto irritan a esta administración, son muy claras: El consumo turístico se redujo 23.7% por la falta de adquisición de bienes y servicios entre los mismos ciudadanos y más de la mitad de turistas internacionales.

+++++

USTED DIRÁ que las cosas van mejorando en 2021, pero los resultados de la Encuesta de Viajeros Internacionales, de marzo pasado, arrojan un registro de entradas al país 4 millones 208 mil 691 visitantes, de los cuales 2 millones 284 mil 080 fueron turistas internacionales. La cifra representa una disminución de 36.0% respecto del mismo mes del año pasado. El gasto total de los visitantes fue de 1 millón 234 mil millones de dólares, los que significa una caída de 10.1%.

+++++

EN ESTE desplome de números, los Pueblos Mágicos, los sitios coloniales y los destinos de sol y playa no podrían ser la excepción.

Los Pueblos Mágicos no sólo perdieron su esplendor y los formaron en las filas del olvido, sino que, hasta marzo pasado, ninguno de ellos ha podido igualar las tasas de ocupación previas a la pandemia.

Algunos Pueblos Mágicos han logrado dinamizar su actividad turística pero no revertir las pérdidas, ni tampoco alcanzar ocupación hotelera promedio más allá de un 50%. Ahí están como ejemplo: Sombrerete, Zacatecas; Atlixco, Puebla; Arteaga y Cuatro Ciénegas, Coahuila; Papantla y Coatepec, Veracruz, y todos los del Estado de México.

Hay sitios donde, a pesar de sus atractivos de sol y playa, tienen una ocupación hotelera promedio que apenas rebasa el 40%, como es el caso de Boca del Río, Veracruz y Mazatlán, Sinaloa.

Aunque Cancún está considerado como el destino turístico mexicano de mayor reconocimiento a escala mundial, y está comprobado que es la ciudad más visitada de América Latina, hasta marzo pasado el destino caribeño no llegaba a una ocupación superior al 40.2%.

En Cabo San Lucas, el nivel de ocupación fue de 36.4% en el primer bimestre del año, con repunte de hasta 60% en la pasada temporada vacacional de Semana Santa.

Pero hay casos patéticos, como el de Bustamante, que se incorporó al programa de Pueblos Mágicos en 2018, donde la ocupación hotelera en los primeros dos meses del año no alcanzó ni el 0.2%, o el de Zempoala, Hidalgo, que no ha recibido ningún beneficio por el nombramiento que Miguel Torruco, titular de Sectur federal, le otorgó en diciembre de 2020, ya que su ocupación hotelera ha sido de 0.6% en el primer bimestre de este año.

Podríamos hablar largo y tendido de las malas cifras del turismo en México, pero nada se ganará. Los operadores del turismo mexicano saben que deben rascarse con sus propias uñas y que a las autoridades federales y locales sólo las necesitan para hacer acto de presencia en las inauguraciones o corte de listones, o para que queden en la memoria de los eventos virtuales. Los empresarios y prestadores de servicios ya están acostumbrados a que las autoridades callen como momias y echen la culpa de todo a la pandemia.

+++++

EL GOBIERNO del impresentable Jaime Bonilla ha causado mucha molestia en Baja California, porque desatiende los problemas importantes de la entidad que dice gobernar para ocuparse sólo de sus venganzas personales.

Sumado a las acusaciones de elevada violencia y la baja inversión que ha generado en la entidad, Bonilla podría heredar un pleito de 6 mil millones de pesos por su pretensión de expropiar el Club Campestre de Tijuana.

Los abogados de los afectados le han advertido que si quiere desconocer el título de propiedad del Club Campestre habrá que desconocer también las ventas de predios que se hicieron a varios hoteles, restaurantes y hasta centros comerciales adyacentes al campo de golf, lo que incrementaría el monto de las posibles indemnizaciones y que se alzarían desde los mil 700 millones de pesos hasta los 6 mil millones o mucho más, que arrojan los avalúos.

+++++

LA CIUDAD de Mexicali mantiene niveles de inseguridad y violencia que ha dejado fríos a los habitantes de la zona más calurosa del país. Suman más de 10 homicidios al día, los que se registran en el municipio que gobernó Marina del Pilar Ávila, quien ahora pretende la gubernatura de Baja California por la coalición Juntos Haremos Historia. Las advertencias del gobierno de Estados Unidos a sus connacionales para no visitar Mexicali, han hecho reflexionar a los bajacalifornianos sobre la conveniencia de que se mantenga Morena en el Palacio de Gobierno. Marina del Pilar, quien se niega a debatir y también a descalificar las atrocidades e ilegalidades del gobernador aún vigente, ha bajado 10 puntos en las preferencias de los votantes, desde que se disfrazó como la Princesa Leia Organa de la saga de la Guerra de las Galaxias. Tienen razón, porque además del ridículo y sorna que provocó, a nadie convencen los personajes de ficción ni tampoco se ahuyenta a los delincuentes de ese modo.

+++++

@AlejandraBernal

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal