Turismo destrozado

 

 

HAGAN LO que hagan en la Secretaría de Turismo federal, si es que hay un plan de trabajo para reactivar al sector, será imposible revertir el desplome que padecen, principalmente, los prestadores de servicios.

Con cifras preliminares, y de acuerdo con las Encuestas de Viajeros Internacionales que publicó el INEGI, los destrozos en el sector Turismo son patéticos, no sólo por la pandemia, sino también porque no se dio ninguna clase de apoyo a nadie.

Todas las cifras de 2020, comparadas con 2019, arrastran caídas de doble dígito (-40% y -50% en promedio), desde números de visitantes internacionales y divisas, hasta clasificaciones como turistas de internación (-45.4%); turistas por vía aérea (-48.9%); por vía terrestre (-34.6%), y turistas fronterizos (.42.7).

El número de visitantes internacionales sufrió un retroceso de -53.5%, al descender de 9 millones 316 mil 721, en 2019, a 4 millones 330 mil 606, en 2020, mientras que el gasto total se desplomó -48.8%, al bajar de 2 mil 480.9 millones de dólares a mil 269.9 millones de dólares, en el mismo lapso de comparación.

En 2019 viajaron por el país 97 millones 406 mil turistas, y en 2020 la cifra bajó a 51 millones 160 mil, una caída de 47.5%.

Los turistas, por vía aérea, en 2020 sumaron 8 millones 390 mil, mientras que en 2019 fueron 19 millones 634 mil y por carretera se registró una baja de 40.4%, al desplomarse la cifra de 4 millones 122 mil en 2019, contra los 2 millones 456 mil registrados en 2020.

Por esas y otras razones es que hay un abultado cierre de hoteles, restaurantes, aerolíneas prácticamente quebradas, y desempleo atroz en el sector turismo.

+++++

LA SEMANA pasada, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que entre los planes para la reactivación económica del país está incluido el impulso al turismo.

Destacó la importancia del Tren Maya como detonador del turismo en el sureste del país y la construcción de dos autopistas que, junto con la modernización del aeropuerto de Tepic, se impulsará el turismo en Nayarit.

Todo eso está muy bien, pero el turismo requiere de más acciones, porque actualmente no hay un plan de reactivación del sector donde se preserve el empleo, así como el ingreso de quienes de ese rubro comen y llevan la manutención a sus familias.

Los Pueblos Mágicos están frenados, los sitios de interés para el paseante están cerrados; los museos viven entre la parálisis y el contagio abrumador por Covid19 de miles de mexicanos.

El turismo no tendrá reacción, hasta no terminar las campañas de vacunación y que haya regresado la confianza en el paseante.

+++++

GLORIA GUEVARA, ex secretario de Turismo federal de México y CEO del WTTC, no ha cejado en su intento de que países como Canadá y Estados Unidos abandonen el concepto de “países de alto riesgo” y apliquen solo el criterio de pruebas para viajeros, con el único objetivo de no frenar al turismo mundial, que perdió 140 millones de empleos en 2020.

Las cuarentenas generales son onerosas y el cierre de fronteras conduce al camino de la discriminación. Acabar con la pandemia requiere de soluciones drásticas, y la mayoría de los países las aplicaron. Llegó el momento de apoyar a las poblaciones que no están infectadas y muchos menos de colgarles etiquetas “de alto riesgo”.

Hay que recordar que no sólo tenemos la obligación de recuperar el empleo perdido, sino de reactivar los 174 millones de fuentes de labor que existen a nivel global en viajes y turismo y que están afectados por la actual crisis sanitaria.

+++++

@AlejandraBernal

Notas Relacionadas

Valija Viajera

Alejandra Pérez Bernal