Los malos no son tan peores

Los malos no son tan peores

Foto: Getty Images

Amigos que gustan del football americano, les damos la más cordial bienvenida a esta su columna PRIMER DOWN.

 

En esta ocasión les platico que después de 51 semanas y 13 partidos sin una victoria, los New York Jets finalmente se ganaron la oportunidad de celebrar algo. Sabían que su victoria 23-20 sobre los avergonzados Los Angeles Rams este domingo nunca fue bonita, y todos se dieron cuenta de que también tenía un gran inconveniente: Nueva York ya no está en posición de ser la primera selección en el draft de la NFL.

El entrenador Adam Gase consiguió su primera victoria del año solo después de que Nueva York desperdiciara la mayor parte de una ventaja de 17 puntos en la segunda mitad. La defensa de los Jets detuvo a los Rams cerca del medio campo con 3:54 por jugar antes de que su quarterback Sam Darnold conectara con Frank Gore en un pase corto por el medio del campo, lo que permitió que los Jets dejaran poco tiempo en el reloj para los Rams.

Con dos juegos restantes, Nueva York podría haber arruinado sus posibilidades de ser la primera selección general porque Jacksonville (1-13) probablemente gane un desempate basado en la fortaleza del calendario. Pero posiblemente perder la oportunidad de reclutar a la estrella de Clemson, Trevor Lawrence, no significó nada para los jugadores y entrenadores responsables de esta temporada perdida.

Nueva York tenía una ventaja de 13-3 en el medio tiempo después de limitar a los Rams a 97 yardas, y los Jets tenían ventaja de 20-3 a mitad del tercer cuarto. Los Ángeles redujo el déficit a tres puntos con recepciones para anotaciones de Robert Woods y Tyler Higbee, pero los Rams (9-5) fallaron repetidamente al borde de empatar el juego o tomar la delantera.

Sam Ficken pateó tres goles de campo para los Jets, cuya ofensiva número 32 del ranking acumuló solo 289 yardas contra la defensiva número uno de la NFL, pero anotó suficientes puntos para ganar.

De los nueve equipos en la historia de la NFL que comenzaron 0-13, los Jets fueron el cuarto en ganar en la Semana 15.

Los Rams podrían haber asegurado un puesto en los playoffs con una victoria. En cambio, se quedaron con la derrota más humillante de las cuatro temporadas de gran éxito del entrenador Sean McVay a cargo. La foja de los Rams se encuentra en 9 ganados y cinco derrotas, mientras que sus más cercanos perseguidores, los Arizona Cardinals están solo un juego abajo y con muchas posibilidades de meterse a la pelea y dejar fuera a los Rams.

Los juegos restantes para los Rams son de visita en Seattle y el 3 de enero se medirán en casa ante los Cardinals, donde uno de ellos, muy posiblemente quede fuera de playoffs...dura derrota sin duda la de los Rams...en resumen, en la NFL, cualquiera le pega a cualquiera...

Agradezco su atención a la presente colaboración, y los espero con sus comentarios, en la próxima ocasión de esta su columna PRIMER DOWN…hasta entonces.

Notas Relacionadas

Primer Down

Pablo Velasco Venegas