Obesidad infantil

Obesidad infantil

Foto: Internet

La sociedad mexicana cambió, pero en algunos casos no para bien. Hoy enfrentamos un grave problema de salud pública como son el sobrepeso y la obesidad infantil, el cual debe ser atendido por todos, ya que los niños son responsabilidad de la sociedad en su conjunto.

En primera instancia está la familia, pero los niños pasan buena parte del día en la escuela y el entorno escolar.

Ante ello se requiere de la suma de esfuerzos para tener niñas y niños sanos, que serán el desarrollo del país, y deben estar lejos de enfermedades crónico degenerativas.

Pero el 81 % de las madres mexicanas piensa que su familia come cantidades adecuadas de los alimentos, sin embargo hay que ver la calidad, los nutrientes y que sea balanceada la dieta.

El 47 % considera que en las tienditas escolares no se venden alimentos saludables, por lo que involucra a la autoridad a establecer normas en el caso, además de emprender acciones de actividad física.

Estudio del Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México establece que poco más de la mitad de las mamás reconoce que para definir la dieta de su familia se basa en la forma en que comían en su hogar cuando era joven.

Y el 60 % de las mamás reconoce que en su familia hay antecedentes de diabetes en la familia.

Sí queremos una sociedad sana, debemos de modificar nuestros hábitos alimenticios, porque los niños, como dirían las abuelas “hacen lo que ven, no lo que les dicen”.

El problema de sobre peso y obesidad que enfrenta la niñez mexicana podría tener su origen en hábitos de alimentación poco adecuados, donde el consumo de frutas y verduras, en niños de edad escolar, es prácticamente nulo, pero la ingesta de bebidas azucaradas es excesiva.

45% de los niños reconoce que el refresco forma parte de su dieta cotidiana (porcentaje que contrasta con el 37% de mamás que lo admite) y tanto madres como hijos reconocen que todas las comidas se acompañan con pan y/o tortillas (prácticamente 70%), de acuerdo con el estudio UVM

La situación en las escuelas no parece contribuir al consumo de alimentos saludables. 47% de las madres de familia y 44% de los niños y jóvenes perciben que en la tiendita o cooperativa de la escuela no se venden cosas saludables y 67% de las mamás sienten que la escuela no es cuidadosa con lo que se vende afuera de ella. 

Textualmente hay que decirlo: Urge establecer una gran estrategia nacional para combatir el sobrepeso y obesidad infantil, porque una niñez sana nos dará adultos sanos y progreso para la nación.

 

Notas Relacionadas