A propósito de corrupción

A propósito de corrupción

Foto: Presidencia de la República

 

27-10-2021

 

Por Agustín Vargas 

El tema principal del discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, a realizarse el 9 de noviembre próximo en la sede de organismo en Nueva York, es nada más y nada menos que la corrupción, su bandera política que ha enarbolado antes, durante y después de las elecciones de junio de 2018 que lo llevaron a la silla presidencial.

A propósito de la corrupción bien vale la pena hacer un repaso de la situación que enfrenta actualmente México y cómo es que se mira desde el exterior a nuestro país en esa materia, tan trillada por el mandatario que estamos seguros que ni él mismo se la cree que lo ha combatido desde su raíz.  Pero, bien dice el refrán popular que una mentira, de tanto repetirse, termina por transformarse en verdad. O sea, mitomanía pura.

Uno de los temas más preocupantes en México es la fragilidad del Estado de Derecho, toda vez que esto implica problemas graves como la corrupción, la inseguridad pública y la deficiencia de la seguridad civil y penal.

Además de los efectos directos sobre el bienestar de la población, la debilidad del Estado de Derecho es una limitante importante para la inversión. Más allá de la narrativa gubernamental, la verdad es que la ausencia de Estado de Derecho se ha agudizado severamente en los últimos años y ello ha sido un disuasivo importante para la inversión productiva.

A nivel internacional se percibe un deterioro significativo de México en materia de Estado de Derecho, corrupción e inseguridad, poniendo al país en una situación complicada para retomar su imagen como atractivo para la inversión.

De acuerdo con el reporte elaborado por el organismo World Justice Project, en el Indicador sobre Estado de Derecho 2021, México se ubicó en el lugar 113 de un universo de 139 países, lo que significó la pérdida de 9 lugares respecto al año pasado.

Este retroceso en el índice de Estado de Derecho refleja en buena medida el aumento considerable en su componente de corrupción, en el que México se ubicó en la posición 135, después de perder 14 posiciones.

Sin estrategia efectiva

Ello contrasta con el discurso oficial que insiste en los avances en el combate a la corrupción y confirma que dicho combate no contiene ninguna estrategia para atacar sus raíces estructurales e históricas. Más aún, en esta administración se han presentado casos que indican la probable, casi evidente, presencia de corrupción por parte de servidores públicos en altos cargos, que no han sido investigados a fondo.

La legalidad es otro factor severamente erosionado y con poca respuesta para corregir su deterioro. Tanto en materia de Justicia Civil, que refleja la eficiencia de la aplicación de la Ley, como en Justicia Penal, que muestra la efectividad del combate al delito, la percepción en el reporte del World Justice Project continuó deteriorándose significativamente.

México ocupó los lugares 131 y 129 en el ranking mundial, respectivamente, tras perder 10 y 15 lugares en el mismo orden.

Un entorno sin reglas del juego claras, con elevados niveles de inseguridad y corrupción, así como con muchos indicios de tolerancia por parte del gobierno es dañino para la sociedad. Además, ahuyenta inversiones, tanto locales como extranjeras.

La combinación de falta de Estado de Derecho, inseguridad, corrupción y autoritarismo contribuye al deterioro de la imagen de México como un país atractivo para la inversión. En el mediano y largo plazos el bienestar de los hogares resentirá esta posición del gobierno.

Ojalá que el presidente López Obrador no se muerda la lengua durante su discurso que pronunciará en la reunión de la ONU, en la que nuestro país asumirá la presidencia del Consejo de Seguridad de ese organismo multinacional.

Regresa Le Tour de France a la CDMX

Los que dieron un gran anuncio fueron CIBanco y el Instituto del Deporte de la Ciudad de México, al informar del regreso de Le Tour de France a la capital del país el domingo 14 de noviembre. Y es que se trata de la mayor competencia ciclista del año en la que participarán casi 3 mil deportistas.  

Con la representación del presidente de la institución bancaria, Jorge Rangel de Alba, su director de Comunicación Corporativa, Julián Levín, encabezó la presentación del evento deportivo junto con el director del Instituto del Deporte de la CDMX, Javier Hidalgo.

Ambos se refirieron a que las nuevas condiciones sanitarias permiten la realización de eventos como este, en el que se protegerán y cumplirán los protocolos suficientes en favor de la salud de participantes y público asistentes.

Si algo bueno ha dejado la pandemia, es el reforzamiento de nuestro concepto de comunidad, y con ese sentido apoyamos al deporte, al uso de la bicicleta como transporte y a la convivencia familiar, comentó Julián Levín.

Esta es la quinta ocasión que CIBanco apoya la celebración de Le Tour de France Etapa Ciudad de México, lo que se inscribe en su filosofía como el primer banco verde en México, que trabaja en el sector financiero por un medio ambiente amigable y sustentable.

Notas Relacionadas