L.12, investigaciones e impunidad

L.12, investigaciones e impunidad

Foto: Internet

20-10-2021

  Jefes gavilleros, cobijados y exonerados

·         Horcasitas: “ Nos traen a las carreras”

·         Ebrard, responsable político: Gaviño

·         Autoconstrucción, sin modelo efectivo

Agustín Vargas*

En diversas ocasiones hemos documentado en este espacio algunas de las fallas y deficiencias que desde su construcción adolece la Línea 12 de Metro, orgullo y símbolo de la ignominia de Marcelo Ebrard cuando fue jefe de Gobierno de la Ciudad de México hasta el año 2012. Hoy se desentiende del asunto y se cobija bajo el manto protector de ya saben quién, además de haberlo exonerado.

La ignominia se erige como una ofensa pública a los habitantes de la capital del país. Las autoridades de aquel entonces y las de hoy, viven en el descrédito y han perdido el respeto de un buena parte de la ciudadanía con sus acciones indignas o vergonzosas. Sólo demagogia ante la desgracia.  

Si en verdad se investigara a fondo qué es lo que realmente pasa con la llamada y mal lograda Línea Dorada,  el gobierno de la CDMX y el Gobierno Federal, deberían irse al inicio, es decir a la construcción de esa vía férrea. Desde entonces existían denuncias de diversas irregularidades financieras y desvío de recursos, documentados incluso por la Cámara de Diputados.  

En este mismo espacio publicamos el 4 de febrero de 2015,  que la trama de la fallida y costosa Línea 12 del Metro había sacado a la luz a los principales jefes de la gavilla de ex funcionarios que se sirvieron con la cuchara grande durante la construcción de esa obra, que involucró recursos no sólo del gobierno de la capital de la República, sino del propio Gobierno Federal. 

Mencionamos en aquel entonces que “quedo claro, al menos así lo reveló el informe de la Comisión Especial de la Cámara de Diputados para dar seguimiento al ejercicio de los recursos federales destinados a la Línea 12 del Metro, mismo que contiene las primeras investigaciones que realizó sobre este caso, que el ex jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, y al ex secretario de Finanzas, Mario Delgado, ---hoy presidente de Morena--, son los principales responsables de presuntos malos manejo de recursos, así como de las afectaciones de este transporte por falta de mantenimiento. 

“De acuerdo con el documento, hay elementos para que la Procuraduría General de la República (PGR) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF) puedan realizar una investigación a fondo y se finquen las responsabilidades penales y sanciones a que haya lugar”. 

Sin embargo, nada pasó. La mencionada comisión especial investigadora, presidida por el diputado priista Marco Antonio Calzada Arroyo, se disolvió, Marcelo se desdibujó del mapa político por casi tres años y reapareció en el 2018 ---poco antes de las elecciones presidenciales--,  con total impunidad bajo el manto protector de su patrón.  

Pasó de ser protagonista de la Línea Dorada al círculo dorado de AMLO en la nueva etapa de la carrera del tabasqueño que lo llevó a la Presidencia de la República.   

El pasado lunes, la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México  confirmó que inició una investigación contra 10 personas, tanto físicas como morales, por su presunta responsabilidad en el colapso de la Línea 12 del Metro el pasado mes de mayo, que dejó 26 muertos y más de 70 heridos.

Adelantó que las personas imputadas en contra de quienes no se solicitó orden de aprehensión, deberán comparecer el 25 de octubre. Se les señala por su probable responsabilidad en los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad, todos culposos.

Por supuesto, en esa lista no aparecen ni Marcelo Ebrard ni Miguel Angel Mancera, actual senador  y quien sucedió en el cargo a Ebrard Casaubon.

Ni tardo ni perezoso, ayer mismo Ebrard volvió a ser cobijado con el manto protector de AMLO para exonerarlo de cualquier culpa responsabilidad en la desgracia del pasado 3 de mayo.

Horcasitas: “ Nos traen a las carreras”

En los textos periodísticos que sobre el particular hemos publicado en ese estos espacios, destaca la reciente colaboración del reportero Norberto Vázquez, quien entrevistó en varias ocasiones a Enrique Horcasitas – señalado ahora como el principal responsable de las deficiencias en la construcción de la Línea Dorada y, por ende el fatídico desplome. Aquí reproducimos parte de ese trabajo:

“Me reuní tres veces por cuestiones periodísticas con Enrique Horcasitas Manjarrez, ex director del Proyecto Metro y quién estuvo a cargo de la construcción de la Línea 12. Siempre fue enfático con una frase: “nos traen a las carreras porque la quieren inaugurar antes de que Marcelo se vaya”. Me tocó reportear su proceso de edificación y luego más tarde las auditorias que le realizaron porque prácticamente no funcionaba.

“Con fecha 12 de marzo de 2014, se suspendió oficialmente el servicio en 11 de las 21 estaciones de la Línea Dorada. El cierre temporal se llevó a cabo luego de haberse detectado una multiplicidad de fallas en las vías de dicha línea, tales como: ondulaciones y durmientes defectuosos, entre otras, las cuales según las pesquisas equivalían a un desgaste “de diez años”, fallas que se ocasionaron no sólo por la falta de responsabilidad de quienes estuvieron a cargo del Proyecto Metro, sino también de quienes tuvieron la responsabilidad de dar el mantenimiento adecuado a dicha infraestructura.

“Con el objetivo de determinar las acciones a emprender para rehabilitar la Línea 12, en mayo de 2014, el entonces Gobierno del Distrito Federal, anunció la firma de un contrato con la empresa francesa Systra, con el fin de que ésta se encargara de los trabajos de diagnóstico respecto a las fallas que derivaron en su cierre. El informe de Systra concluyó que se detectaron fallas desde la planeación, diseño, construcción y operación de este transporte y que los trenes no corren de forma correcta en las vías.

“Systra pidió llevar a cabo 32 acciones para lograr la rehabilitación de la Línea 12, dentro de las cuáles se determinó modificar el trazo de las vías de las curvas 1 y 2, mediante un nuevo proyecto de instalación de vías, se cambiaron el perfil de las ruedas, basado en una norma francesa, y se tuvo que sustituir 14 mil metros cúbicos de balasto, 15 mil metros de riel, cambiar el peralte en 15 curvas al pasar de 160 a 100 milímetros, 15 mil lotes de fijación, 12 mil 500 durmientes, 26 aparatos de vía, y 954 soldaduras.

“Por si fuera poco, la firma Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) fabricó los 30 trenes para la Línea Dorada. Esas unidades, eran rentadas por más de 27 mil millones de pesos a pagar en 17 años. Todo un desastre con esta obra pública, “las prisas no traen nada bueno”,  me dijo Horcasitas”.

Jorge Gaviño, actual diputado del PRD y quien se desempeñó como director del Metro durante el gobierno de Miguel Ángel Mancera, negó que durante su encargo se haya sobrecargado la trabe elevada que colapsó el pasado 3 de mayo de la Línea 12 del Metro. Además, confirmó que no está entre los 10 investigados por la Fiscalía y señala al canciller Marcelo Ebrard como el responsable político.

"Marcelo está desesperado. Si queremos llevar la discusión a lo político tenemos que preguntar al único que puede dar una contestacion clara y contundente", señaló el diputado haciendo referencia al exjefe de Gobierno.

Todo esto apunta, por supuesto, que las supuestas líneas de investigaciones no llegaran, ni por disimulo, a quien tendrían que llegar y sólo se quedarán con los chivos expiatorios.  

Autoconstrucción, sin modelo efectivo

El proceso de autoproducción de vivienda se mantiene igual que en otras administraciones, al aplicar programas que están a prueba y error, sin lograr un modelo que permita llevar al mercado los seis millones de viviendas que se tienen como déficit entre la población no atendida por el Infonavit (Carlos Martínez),  Fovissste (Agustín Rodríguez)  y otros organismos públicos.

Esto comentó Francesco Piazzesi, presidente del Consejo Nacional de Vivienda Económica Social y Sustentable (Convives), organismo considerado como un “satélite” del sector de la construcción y la vivienda por su escasa o nula aportación a ese importante rama de la economía.

Aunque hay que destacar que su actual presidente no se equivoca en sus apreciaciones, pues efectivamente, casi nada ha cambiado en el modelo de autoproducción de vivienda en México, salvo los personajes que encabezan los organismos públicos rectores del sector y la forma de hacer demagogia con el déficit habitacional en todo el país.

Notas Relacionadas