Incierta política comercial

Incierta política comercial

Foto: Internet

26-06-2019

Por Agustin Vargas Medina

La aprobación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), por parte del Senado de la República, es una medida alentadora, sin duda, de lo más positivo que se ha visto en lo que va de este sexenio para tratar de darle un respiro a la economía.

Sin embargo, aún no alcanza para disipar la incertidumbre que prevalece sobre la economía mexicana, cuyo crecimiento para este año, de acuerdo con nuevas proyecciones de firmas financieras, será por debajo del 1%.

Hace apenas unos días, el área de estudios económico del Grupo Financiero Citibanamex, que dirige Ernesto Torres Cantú, dio a conocer un reporte en el que advierte que la potencial ventaja que generaría la ratificación del llamado T-MEC ahora se ve contrarrestada por una política comercial que se vuelve, en general, más incierta, aunado al flujo de datos que muestran sesgos preocupantes a la baja.

La aprobación del acuerdo comercial por parte del Senado mexicano fue bienvenida de inmediata; sin embargo, su potencial ratificación por los legisladores en Estados Unidos y Canadá, se ve como una garantía “anti-balas” de que es la última vez que escucharemos amenazas arancelarias en Norteamérica.

Y esto es claro, debido a que el señor Donald Trump está empeñado hasta las cachas en castigar a nuestro país de cualquier forma, pero la vía comercial es la que más le ha funcionado hasta ahora con el intento, pospuesto momentáneamente, de imponer aranceles a los productos mexicanos que lleguen a la Unión Americana.

Ante esta situación y debido al cúmulo de datos negativos que han afectado la economía en los últimos meses, los especialistas financieros el Citi revisaron a la baja su pronóstico de crecimiento del PIB de México para 2019, por cuarta vez desde noviembre de 2018, a 0.9% desde 1.2% anteriormente. 

Con seguridad, en los próximos días o semanas veremos a otros grupos financieros o instituciones revisar sus pronósticos sobre la economía mexicana, todos o casi todos estarán en la misma línea.

CIBanco se puso más verde en 2018

Sin desperdicio el Informe de Sustentabilidad 2018 de CIBanco, el primer banco verde en México que crea productos y servicios que dan preferencia, ventajas y mejores tasas y rendimientos a personas y empresas que fomentan y comparten la visión de una cultura en favor del medio ambiente y nuestro entorno ecológico.

El documento incluye una carta de su presidente Jorge Rangel de Alba en la que, entre otras importantes afirmaciones, destaca la recompensa a nuestro entorno natural con productos y servicios financieros que ayudan a reducir la generación de emisiones y con ello el cambio climático.

Tan solo en 2018, indica, CIPanel Solar y CIAuto Verde, más la utilización de celdas solares para la operación del Banco evitaron la emisión de 1,435 toneladas de CO2. “El 53% de nuestras transacciones financieras se hacen por medios digitales y el consumo de papel a nivel interno se redujo en un 12% por la implementación de una política de impresión a doble cara”.

También señala el crecimiento constante y sustentable en todos los aspectos: 46% más de activos, 20% más de Clientes, 6% más empleados, 35% más inversión en capacitación y más de 9,697 personas beneficiadas por la inversión social del banco. “Crecemos para dar respuesta a las necesidades de nuestros clientes, empleados y demás grupos de interés”.

Con gran detalle, el informe coordinado por el director de Sustentabilidad, Jorge Rey Gehrke, hace una descripción del perfil institucional de CIBanco, su trayectoria, sus principios de ética y gobierno corporativo, la gestión de sustentabilidad económica y ambiental, así como sus cifras relevantes.

Bien por esta firma que, durante sus más de diez años como el primer banco verde en el país, ha marcado pauta para que incluso las grandes instituciones financieras sigan sus pasos e incluso reproduzcan sus productos y servicios financieros sustentables.

Zoe y sus “otros datos” sobre empleo

Tajante y sin dar crédito alguno el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó las cifras sobre creación de empleos en mayo de este año que dio a conocer Zoe Robledo, recién nombrado director del IMSS.

De acuerdo con los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, en el quinto mes del año se crearon apenas 3 mil 983 empleos formales, lo que representó una caída de 88.2 por ciento a tasa anual.  Eso, por supuesto, no gustó al mandatario, quien de inmediato sacó a relucir sus “otros datos” y atajó a Zoe Robledo.

Según AMLO, “sus números son otros” y “eso depende de cómo se analicen los datos”, pues agregó que no se tomó en cuenta que 481mil jóvenes fueron inscritos también al Seguro Social, beneficiarios de "Jóvenes Construyendo el Futuro".

Las cifras de Zoe Robledo destacaron que en el periodo enero a mayo se crearon 303 mil empleos, pero en ellas no se consideraron a los becarios de Jóvenes Construyendo el Futuro, pues, aunque están registrados, no cotizan ni sus jefes aportan cuotas obrero-patronales, por lo que no son empleos.

No obstante el tropezón de Zoe con el presidente de la República, la explicación del director general del IMSS resultó ser contundente y, sobre todo, convincente.

Ante tanta corrección de cifras, datos y demás por parte del señor presidente a sus funcionarios y colaboradores, no dudamos que en breve al Jefe del Ejecutivo se le ocurra, como ya circula en redes sociales, decretar la creación del Instituto Nacional de Otros Datos (INOD), con el objeto de que el INEGI, Banco de México, calificadoras de valores, instituciones financieras nacionales y extranjeras, universidades, etc. etc, tengan un eje rector en la información que producen y coincidan con la realidad del Licenciado López Obrador.

ISSSTE, solvencia financiera

Quien anduvo también muy activos presumiendo cifras es Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del ISSSTE, quien dio  a conocer que en seis meses de la nueva administración el organismo recuperó la solvencia financiera, gracias a la concertación política y la ingeniería financiera a la que fue sometida la institución.

En su informe rendido en la Sesión Ordinaria de la Junta Directiva del Instituto, máximo órgano de Gobierno de la dependencia, Ramírez Pineda afirmó que el ISSSTE cuenta con activos superiores a los 187 mil millones de pesos y reservas por 94 mil millones de pesos, proyectadas  al 31 de diciembre próximo.

Respecto a los ingresos, destacó que ascendieron a 107 mil millones de pesos, cifra superior en 2 por ciento a la observada en el mismo periodo de 2017. No obstante, informó que el ISSSTE aún presenta un déficit de 20 mil millones de pesos, que se explica dijo, por el pasivo heredado de administraciones anteriores

Ramírez Pineda dijo que en este año se concluirán 12 obras abandonadas de unidades médicas y hospitales, con presupuesto asignado de 600 millones de pesos. También informó que hay más de 23 hospitales con más de 50 años de vida -es decir rebasan su vida útil- que requerirán sustituirse.

Notas Relacionadas