Candidatos presidenciales, nada en concreto

Candidatos presidenciales, nada en concreto

Foto: Internet

25-04-2018

 

Por Agustín Vargas 

La Asociación de Bancos de México, que preside Marcos Martínez Gavica,  realizó en marzo pasado, en el marco de su 81 Convención Bancaria, un ejercicio democrático de apertura para escuchar a quienes aspiran a la Presidencia de la República.

Como parte de dicho ejercicio y con el fin de establecer los principios que deberían guiar a la actividad financiera en los próximos años, la ABM elabora un plan estratégico que entregará a quien resulte electo el próximo primero de julio, con el fin de mantener y acelerar el vigoroso compromiso de la banca con el país y con su sociedad.

Esto viene a mención, porque hasta el momento y pese a que ya entramos en la cuarta semana de campañas políticas de los candidatos presidenciales, no hemos escuchado propuestas concretas y menos realistas, sobre lo que la población y el país requiere.

El sector bancario, sin duda, está a la vanguardia en eso de las propuestas y en identificar elementos clave para alcanzar el desarrollo económico sostenible, lo cual puso de manifiesto en su decálogo que dio a conocer a principios de este mes.

A juicio de la banca debe prevalecer, como primera condición, la prudencia en la política económica y estabilidad macro. Segundo, un Banco Central autónomo. Tercero, finanzas públicas sanas. Cuarto, tipo de cambio flexible. Quinto, libre comercio.

Como sexta condición, la ABM señala indispensable tener un sistema financiero sólido y con libre competencia; séptimo, respeto a las instituciones; octavo, respeto al Estado de Derecho, en donde se pide el  respeto absoluto a los derechos de propiedad son condiciones imprescindibles para alcanzar un desarrollo pleno e incluyente.

Como novena condición para tener desarrollo sostenible, la banca pide libertad individual y derechos humanos;  así como igualdad y justicia social, como décimo elemento.

Los reclamos sobre la falta de propuestas por parte los candidatos no se han  hecho esperar. Por ejemplo, en Mazatlán, fue el propio secretario de Turismo, Enrique de Madrid, en nombre todos los representantes de la industria reunidos en el Tianguis Turístico, quien reclamó a los aspirantes presidenciales no haber incluido en sus agendas el tema del turismo, pese a que esa industria ha sido una de las más prósperas y prolíficas en este sexenio.

En pocas palabras, lo dicho por el titular de Sectur, es que a los presidenciables no les interesa hablar de esa industria. Y todo porque éstos están más enfrascados en su lucha de egos, que llegar realmente a la gente con propuestas realistas.

En las próximas semanas escucharemos a otro sector económico importante, el de los industriales, específicamente el que agrupa al ramo de la vivienda en la Canadevi, que encabeza Carlos Medina Rodríguez.

Al Encuentro Nacional de Vivienda, a realizarse el próximo 9 de mayo, están invitados los candidatos presidenciales y se espera que, de asistir, lleven propuestas concretas para continuar con el ritmo que ha caracterizado a esa industria, otro de los motores de la economía que ha mantenido a flote al país en los últimos años.

Los candidatos presidenciales no han tocado el tema de la vivienda por ningún lado, hasta el momento.  Nada de lo que importa al país, más allá de la seguridad, que es un elemento crucial para el bienestar de la población, se ha tocado a lo largo de las campañas ni en el primer debate y la mejor prueba del fiasco que resultó ese ejercicio preelectoral, está en que de inmediato la incertidumbre arreció sobre el tipo de cambio, dando por resultado que la devaluación del peso se acelerara.

Ojalá que pronto los candidatos presidenciales despierten a la realidad sobre los males que aquejan al país y traigan propuestas concretas; también que otros sectores imiten las acciones de la banca, pues de lo que se trata es ser proactivos y en eso toda la sociedad en su conjunto debería serlo, con el fin de construir un país más próspero y justo.

Apaga Rangel de Alba diez velitas

Quien se encuentra de plácemes es el empresario Jorge Rangel de Alba pues la firma financiera que preside, CIBanco, cumplió en este mes diez años de que el Gobierno Federal le otorgó la licencia para operar como banca múltiple.

Y llega bien a su primera década, consolidado como el primer banco verde en México, ofreciendo prácticamente todos los servicios y productos financieros como cualquier otro banco, con más de 200 sucursales, por lo que ya no se puede considerar como de nicho o pequeño.

Si bien tiene cierta especialización en el mercado cambiario por su origen hace más de 30 años como casa de cambio, se encuentra muy bien posicionado en el área fiduciaria y en el financiamiento automotriz, entre otros sectores.

Pero lo más loable es que han demostrado que la rentabilidad no riñe con la sustentabilidad, ya que han tenido un buen éxito con la colocación de sus productos verdes a tasas de interés preferenciales, como son los créditos CIAuto Verde, CIPanel Solar, y el financiamiento a empresas comprometidas con el cuidado del medio ambiente.

Por cierto, en este tema han marcado pauta, pues otros bancos han imitado sus productos y estrategia para también navegar con bandera ecologista.

AMFE y CONDUSEF suman esfuerzos para proteger a clientes

Bien por la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE) y la Comisión Nacional para la Defensa del Usuario de los Servicios Financieros (CONDUSEF), que presiden Enrique Bojórquez y Mario Di Constanzo, por suscribir un convenio para prevenir que los clientes de los intermediarios de esta organización sean víctimas de delitos como es la usurpación de identidad.

Entre las acciones a desarrollar destaca el establecimiento de mecanismos de alerta en las páginas WEB oficiales de las entidades financieras especializadas, a efecto de que el usuario pueda confirmar oportunamente la veracidad de los productos de crédito que se le ofrecen. Igualmente AMFE y CONDUSEF sesionarán de forma continua para generar medidas de prevención y protección a usuarios a partir del conocimiento de los casos que denuncien las víctimas, así como facilitar la reparación de los daños.

Cabe reconocer la importante participación del Consejero Delegado de AMFE, Carlos Provencio, para que se llegara a la firma de este acuerdo, al que, por cierto, se sumaron otras asociaciones de intermediarios no bancarios.

Notas Relacionadas