Sobornos por 32 mil mdp

Sobornos por 32 mil mdp

Foto: Internet

18-05-2016

Por Agustín Vargas

Sin duda uno de los fenómenos que más lacera a la sociedad en su conjunto es el de la corrupción,  pues está por todos lados y la percepción de la ciudadanía es que el más beneficiario de este grave problema es el propio gobierno, en sus tres niveles, federal, estatal y municipal.

El más reciente análisis sobre corrupción y transparencia elaborado por Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP), que dirige Marcelo Torres Cofiño, revela cifras verdaderamente escalofriantes del nivel de corrupción que priva en el país.

El documento del CESOP, organismo dependiente de la Cámara de Diputados,  analiza el Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno 2010, que elabora Transparencia Mexicana, el cual identificó 200 millones de actos de corrupción en trámites y servicios de los diferentes niveles de gobierno y particulares en México. De igual forma, revela que el costo promedio de la mordida fue de 165 pesos, 27 unidades más que en 2007, lo que representó más de 32 mil millones de pesos en sobornos.

La investigación de este Centro de Estudios evidencia que los trámites que implicaron mayor corrupción en 2010 fueron: pasar productos en aduana o puerto fronterizo, estacionarse en vía pública en lugares controlados por franeleros y evitar ser infraccionado o detenido por un agente de tránsito. 

Las mediciones internacionales ubican a México entre los países con mayores niveles de corrupción. México ocupó la posición 95 de un total de 174 países evaluados por Transparencia Internacional en 2015. Asimismo, en la medición de competitividad internacional de 2015 del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), México ocupó la posición 36 de 43 países evaluados, ubicando a nuestro país entre los menos competitivos.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) señala que los pobres son quienes pagan el precio más alto y sufren las peores consecuencias de la corrupción, pues estas prácticas se reflejan en los servicios públicos que no se ofrecen, es decir, cuando la población de menores ingresos no tiene lo suficiente para comer, no tiene acceso a la educación básica ni servicios de salud o enfrentan el deterioro del medio ambiente. 

En 2014 la casa encuestadora GEA-ISA indagó sobre los beneficiarios de la corrupción. Al respecto, 51 de cada 100 encuestados respondieron que el gobierno es el principal beneficiario; en tanto que 21 de cada 100 consideró que la corrupción perjudica a los empresarios y 41 de cada 100 dijeron que perjudica a la población.

La empresa Parametría preguntó sobre el responsable de fomentar la corrupción. Los resultados mostraron que 48 de cada 100 acusaron al gobierno; 30 de cada 100 responsabilizaron a todos, y sólo 5 de cada 100 dijeron que los empresarios eran responsables.

Transparencia Internacional asevera que la lucha contra la corrupción requiere de una fuerte vigilancia del Poder Legislativo, una buena actuación del sistema judicial, auditorías independientes y con recursos propios, oficinas anticorrupción, aplicación vigorosa de la ley, transparencia en gasto público, ingresos y programas sociales, así como medios independientes y una sociedad civil activa.

Universalmente se identifica que la corrupción desgasta a las instituciones democráticas al distorsionar los procesos electorales, pervierte el Estado de derecho y crea entes burocráticos que encuentran su razón de ser en la solicitud o recepción de sobornos.

Contaminación, obligado cambio de estrategia

Cada vez crece el número de voces que demandan un cambio de estrategia, no sólo para prevenir, sino para combatir los elevados índices de contaminación que se presentan no sólo en la Ciudad de México, sino en diversas ciudades del país.

Ante el evidente fracaso de las medidas adoptadas por el gobierno de la Ciudad de México, que encabeza el autodestapado precandidato presidencial Miguel Angel Mancera Espinosa, para combatir la contaminación fastidiando a la ciudadanía con el alucinante programa Hoy No Circula --- sin reparar que la verdadera contaminación la provocan, además de la industria, la infinidad de obras viales, bloqueos de calles, topes, baches, macetones, reducción de carriles entre otras torpezas que impiden la vialidad, además de la enorme cantidad de vehículos oficiales altamente contaminantes, que circulan con toda impunidad en las contingencias ambientales---, se suman otros actores políticos que piden corregir deficiencias.

Tal es el caso, por ejemplo, del presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, quien pidió no eludir los señalamientos realizados por la Organización Mundial de la Salud sobre los altos niveles de contaminación ambiental que se presentan no sólo en el centro de la República, sino en las principales urbes del país, y llamó a tomar medidas urgentes para atender los problemas que impactan a decenas de millones de personas, sobre todo a infantes y adultos mayores.

La semana pasada la Organización Mundial de la Salud dio a conocer el Informe sobre la contaminación del aire de las principales ciudades del mundo, en donde e advierte que nueve urbes mexicanas están altamente contaminadas, siendo éstas en orden decreciente: Monterrey, Toluca, Salamanca, León, Irapuato, Silao, la Ciudad de México, Guadalajara y Puebla; y algunas de ellas doblan y hasta triplican los límites de contaminación estipulados por este organismo de las Naciones Unidas.

Ante ello, Zambrano Grijalva planteó que la única instancia hasta ahora existente en nuestro país, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), debe no sólo abarcar a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales federal, sino involucrar a las secretarías de Salud y Energía e incluso, a Petróleos Mexicanos, por ser estas dos últimas las responsables de abastecer al país de los combustibles que consumimos y a los cuales se atribuyen los impactos negativos en la salud de la población.

En otras palabras, la CAMe, organismo burocrático que ha sido identificado como una entidad que sólo da patadas de ahogado y no alcanza a definir ni prevenir nada, debe reforzarse o desaparecer y dar paso a una nueva estrategia intergubernamental a nivel federal, pero que no fastidie a la población ni atente en contra de su trabajo ni del uso de sus herramientas laborales, como el automóvil.

Inestabilidad en Brasil pega a mexicanas

El impacto a los mercados financieros mexicanos por la situación política en Brasil por la destitución del cargo a la presidenta Dilma Rousseff, ha sido limitado, mostrando poco contagio por el acontecimiento. Actualmente, la moneda mexicana y las tasas de interés se han movido más por el comportamiento del precio internacional del petróleo y de la economía norteamericana que por otras razones. 

Sin embargo, las empresas mexicanas que se han aventurado a vender sus productos o servicios a Sudamérica, en especial a Brasil, si se han visto afectadas por la debilidad económica del gigante sudamericano, revela el más reciente análisis de CI Banco Casa de Bolsa.  

Brasil es para México su segundo destino de exportaciones en América Latina, sólo detrás de Colombia. Les vende 3 mil 800 millones de dólares (1.0% de las exportaciones totales), y las empresas mexicanas han invertido en Brasil con los años cerca de 50 mil millones de dólares. 

Kof, América Móvil, Alsea, Bimbo, Rassini son ejemplos de empresas con actividad empresarial en Brasil, que ya han resentido efectos negativos por la difícil situación económica brasileña. 

Por otro lado, la situación política y económica en Brasil abre una oportunidad para que México logre diferenciarse favorablemente entre los inversionistas. A pesar de las dificultades, México muestra una mayor estabilidad económica y política que la mayoría de las economías emergentes.

Sí Vale, se expande

Vaya nuevas oficinas que acaba de inaugurar Sí Vale, que dirige José Antonio García León, en el piso 44 de la Torre Reforma Latina, en el corredor financiero de la Ciudad de México.

Estas se suman a las que tiene en la contigua Torre Magenta y a las que les inauguró Jaime Rodríguez “El Bronco”, en Monterrey, que por cierto pidió a sus asesores que les tomaran fotos porque, dijo, “así quiero que sean mis oficinas”. 

Y a finales de este mes también van a inaugurar nuevas instalaciones  en Querétaro con el mismo formato de las regiomontanas, y así irán extendiendo sus más de 34 oficinas en todo el país. 

Esta expansión la ha permitido su crecimiento del negocio de 30 por ciento en el negocio en  los últimos cuatro años, con lo que se ha posicionado en el liderazgo con el 38 por ciento del mercado.

En Sí Vale trabajan 460 personas, tienen 12 mil clientes empresariales y 4.6 millones de usuarios de sus monederos electrónicos para comprar despensa, gasolina y otros productos. Sí Vale es la filial mexicana de la cooperativa francesa UP Group que tiene como presidenta a Catherine Coupet.

Notas Relacionadas