La bella brígida, dos hijos con morelos

  • La bella brígida, dos hijos con morelos
Arturo Ríos
13-10-2015

En Carácuaro, José María Morelos, conoció a Brígida Almonte, vivió discreto con ella y procrearon dos hijos, Juan Nepomuceno y Eligio.

Juan Nepomuceno, tenía once años de edad, acompañó a su padre en el Sitio de Cuautla y organizó a los hijos de los insurgentes, todos menores, entre ellos se encontraba Narciso García Mendoza, más tarde El Niño Artillero” y Comandante del “Cañoncito el Niño” y los organizó para apoyar a sus padres en la cruenta batalla.

Esos niños y sus acciones obtuvieron la simpatía de todos y por valientes y arrojados, los tomaron más en serio, de tal forma que el mismo Morelos, los bautizó como los Emulantes; emulaban a los mayores.

Ante los terribles sucesos sufridos en el Sitio de Cuautla por 73 días y el riesgo constante a que se encontraba su hijo, Morelos y Pavón, decidió enviarlo a los Estados Unidos al cuidado de Rafael Valdovinos, el chamaco estudió en Nueva Orleans.

Juan Nepomuceno una vez formado en Nueva Orleans, se inclinó por el Partido Conservador, enemigo de los liberales, por ende, de Benito Juárez; formo parte de la Comisión que intervino para que México fuera gobernado por Maximiliano y figuró como Presidente de la República, durante la invasión Francesa. Un traidor pues.

Juan Nepomuceno se casó con Dolores Quezada y de ese matrimonio nacieron Juan y Clotilde Almonte, que no tuvieron hijos, por lo tanto por esa rama no hubo descendientes de Morelos y Pavón.

Según la fuente, Eligio, siempre anduvo con su padre en las campañas insurgentes, no se sabe cómo llegó al grado de general; tuvo una hija, se conoce, pero no el de la madre, ésta se casó con Rafael Santamaría y tuvieron tres hijos, Eusebio, Severo y Tránsito.

Eusebio nació en 1871, se recibió de doctor, promovió entre jóvenes que se opusieran a la dictadura de Porfirio Díaz y Rafael Castillo Calderón, incitó a los muchachos a empuñar las armas contra el mal gobierno del oaxaqueño.

Díaz, instruyó a Victoriano Huerta persiguiera y atacara a los jóvenes y de esa forma, detuvo a Eusebio Almonte en la Escuela de Mezcala, hoy Guerrero, donde se había refugiado y con Elías Ramírez fueron fusilados el 5 de julio de 1905. De La Guerra de Independencia en Guerrero de Alejandro Martínez Carvajal.