Se debe nombrar un “zar de vacunación” para la aplicación de vacunas contra Covid 19

  • Se debe nombrar un “zar de vacunación” para la aplicación de vacunas contra Covid 19

    Foto: Internet

El Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, propuso al gobierno federal el nombramiento de un “zar de vacunación” para la aplicación de las vacunas contra el Covid-19, con el fin de garantizar que ésta se realice con criterios médicos y no políticos.

“Hemos analizado con mucho cuidado el tema y consideramos que lo más conveniente para las y los mexicanos, es que se nombre a un responsable para la aplicación de las vacunas, el cual, apoyado por un equipo de científicos expertos en procesos de inmunización, tome las definiciones y decisiones más eficaces para la distribución y aplicación de las vacunas a la población; y que la misma se realice de forma equitativa y transparente para todos los estados de la República”, señaló.

Dijo que con esta medida se podría evitar otro desastre en el manejo de la pandemia, en donde el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha ignorado las recomendaciones de los organismos internacionales y privilegiado sus decisiones unilaterales al amparo del poder presidencial. El fracaso está a la vista: más de 113 mil fallecimientos confirmados.

 

También te puede interesar: Reforma para crear la Nueva Ley de la FGR, es una aberración que perjudica a la sociedad

 

Cortés Mendoza aclaró que para nombrar al “zar” para la aplicación de las vacunas contra el Coronavirus, se podría recurrir a las universidades y centros de investigación, en donde hay especialistas y expertos que cumplen con el perfil que se requiere para tal cargo. “Esto sería muy sano para la estrategia gubernamental y bien visto por la sociedad que está reclamando mayor eficacia en el control de la pandemia”.

Asimismo, consideró que, si el gobierno pretende cumplir la meta de vacunar el 75 por ciento de la población y reducir el número de muertes por la pandemia, lo primero que debe garantizar es contar con la infraestructura necesaria para el manejo adecuado de las vacunas.

“Esto es muy importante para la transportación, almacenamiento y distribución de las vacunas. Las y los mexicanos exigimos al gobierno mayor compromiso y responsabilidad en el manejo de la pandemia. No se vale que al rato nos vengan a decir que la estrategia de vacunación falló por culpa del “neoliberalismo”, sostuvo.

Por otra parte, es inadmisible e irresponsable que la Secretaría de Salud federal impida a los estados comprar vacunas contra COVID19. La estrategia de inmunización universal requiere la suma de esfuerzos desde lo local para lograr resultados, de lo contrario la pandemia seguirá sin controlarse. 

“Una vez más la ignorancia de López-Gatell e incapacidad del gobierno pueden costar más vidas. Exigimos que se permita a los estados adquirir la vacuna contra Covid 19, no es momento de caprichos, la gente merece todas las facilidades y opciones para vacunarse lo más pronto posible”, destacó.

Los gobiernos de los estados están dispuestos a aportar recursos para la adquisición de la vacuna, apegándose a las disposiciones que para el efecto determine la autoridad sanitaria correspondiente y sujetándose al control de COFEPRIS.

Es inentendible, que ante la situación de gran riesgo que enfrentamos en esta pandemia, misma que ha conducido a 113,704 muertes, el gobierno federal mantenga su actitud arrogante y centralista en la toma de decisiones.

“No permitiremos más dolor evitable a las familias mexicanas a causa de malas decisiones políticas desde la federación, que minimizan la situación de emergencia que enfrentamos e impiden la suma de esfuerzos desde lo local”.

El plan de vacunación presentado por el gobierno federal no atiende las necesidades de la población mexicana y carece de un enfoque regional que cumpla las necesidades de cada estado; para que la vacuna llegue a todos los municipios a tiempo y de manera equitativa, superando los retos logísticos de distribución.

Asimismo, en México hay 706,275 médicos y enfermeras y solo se tiene para 125 mil personas en la primera fase, por lo que sin la participación de los servicios estatales de salud será una catástrofe, además de que dejan fuera otros trabajadores esenciales como bomberos, policías, choferes de transporte público, trabajadores agrícolas, entre muchos otros.

Sumado a las interrogantes que un zar de vacunación podría responder con criterios científicos, como el tema de vacunar a quienes son alérgicos, qué tipo de vacuna es mejor para cada grupo poblacional o para ciertas comorbilidades o sintomatologías.

Es por ello que el dirigente nacional puntualizó que Acción Nacional estará vigilante, a partir de los próximos días, del proceso de vacunación para denunciar cualquier irregularidad, porque las y los mexicanos, especialmente los más pobres, tienen derecho a la universalidad y gratuidad de las vacunas.

Notas Relacionadas