La SCJN no aguantó manotazos, presiones y caprichos

  • La SCJN no aguantó manotazos, presiones y caprichos

    Foto: SCJN

La Barra Mexicana, Colegio de Abogados, señaló que al declarar la Suprema Corte de Justicia de la Nación constitucional la materia de la consulta popular 1/2020 propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, no supo separar las presiones de los argumentos, los manotazos de las razones y los caprichos del derecho para poder resolver con apego a la Constitución.

Tajante aseguró “al adoptar una decisión sin argumentos no solo se dio la espalda asimismo y a sus decisiones precedentes en la materia sino que le dio la espalda a la imparcialidad con el ánimo de evitar una confrontación con el poder político perdiendo en ello su independencia”.

Dejó en claro que la democracia implica votaciones, disensos, confrontaciones, negociaciones y acuerdos pero también implica el respeto a la Constitución y a las instituciones del Estado mexicano.

 

Para cuando salgas de la regadera: Kjkk Alfombra de baño cómodo Coral Velvet, encuéntrala en Amazon

 

“Perder eso de vista transformar a nuestro tribunal constitucional en un juzgado de trámite”.

Desde la Barra Mexicana de Abogados exhortamos al poder judicial de la Federación a estar ala altura de los restos que vive en México y no a claudicar en la defensa de nuestra constitución y con ello de los derechos humanos de todas y todos los mexicanos.

La constitución es la mejor herramienta de una República democrática para salvaguardar los derechos humanos de las personas porque al estar resguardados en ella se les protege de los movimientos pendulares de la economía las ideologías y la política que los derechos humanos estén resguardados en la Constitución permite entre otras cosas que todas y todos podamos vivir en libertad y sin miedo de los poderosos.

Nuestra constitución no es inmutable por el contrario es adaptable a las nuevas épocas que le toca vivir prueba de ello es que con el paso del tiempo nuestra constitución ha sido modificada a través de los procedimientos previstos en ella misma para dar lugar a nuevas formas de participación democrática tal es el caso de la consulta popular sin embargo este mecanismo de democracia participativa también está sometida al respeto y protección de los derechos humanos el trabajo.

El trabajo de un tribunal constitucional es ser el guardián último de la Constitución y esto no es una exquisitez teórica sino una necesidad cotidiana. Un trabajo nada sencillo porque sobre el tribunal constantemente se yergue impresiones a veces desde el ámbito privado y a veces desde el ámbito público pero siempre desde el poder.

Eso no sucedió hoy.

Notas Relacionadas