Jamás podrán callar al periodismo: Club Primera Plana

  • Jamás podrán callar al periodismo: Club Primera Plana

    Foto: Metropoli Hoy

 

Ni la pandemia puede callar al periodismo que es la conciencia social y rechaza la colegiación de periodistas por ser una figura que usó las dictaduras latinoamericanas desde 1950 en la censura de medios de comunicación, se estableció este jueves 15 de octubre en el Día de la Fraternidad Periodística en ceremonia virtual.

Al hacer uso la palabra durante la ceremonia en que el Club Primera Plana entregó a periodistas de la República Mexicana 200 reconocimientos quinquenales a la trayectoria periodística de 25 años en adelante, el presidente de la sexagenaria organización, demandó al Gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador, respeto y seguridad en el desempeño de su labor; porque el periodismo no es un apéndice de la sociedad, sino un factor de sinergia y retroalimentación.

En la que se considera la máxima fiesta del gremio periodístico, en su XXVIII Edición, dijo que la entrega de este galardón enaltece el trabajo cotidiano y la perseverancia de colegas en todo el país; a la vez que pone de manifiesto una vez más que: “al periodismo ni pandemias, asesinatos, agresiones, amenazas, calumnias, mensajes de odio, aunados a la irracional violencia, jamás doblegaran su voluntad de seguir cumpliendo con el honroso compromiso social de informar veraz y oportunamente a la opinión pública mexicana”.

 

Para espumar la leche y tomarte un capuchino: TECHVIDA Agitadores, Espumador de Leche, Mini Batidor Eléctrico Batidora de Café, encuéntralo en Amazon

 

Al referirse a las condiciones adversas en la que tuvo que organizarse está entrega, que por primera vez se desarrolló en forma virtual, Uribe Ortega –quien también fue galardonado por 50 años de trayectoria- argumentó que “las condiciones críticas que enfrentamos todos los mexicanos, Covid-19, cuarentena, economía decadente e inseguridad, así como polarización y
descalificaciones, serian motivos suficientes para suspender la Fiesta de la Fraternidad Periodística del Club Primera Plana”. No obstante, el Comité Ejecutivo que preside, tomó “la firme decisión de
seguir alentando a nuestros colegas a continuar con su loable labor informativa, otorgándoles un anhelado reconocimiento por trayectoria periodística, que no tiene tintes políticos ni clientelares, sino ser un galardón, de pares a pares, que testifica su compromiso en la búsqueda de un México mejor”.

“Los periodistas profesionales apoyamos el combate a la corrupción y a la complicidad, pero reprobamos y rechazamos asesinatos, insultos, calumnias, amenazas, mentiras, mensajes de odio, componendas y acciones que atenten  contra fuentes  de trabajo ya  la integridad de nuestras familias Queremos dejar en claro que  luchamos y seguiremos empecinados por una nación fuerte, sólida,  segura, transparente e incluyente; sin impunidad, sin corrupción, sin simulación y sin complicidades, enfatizó.

A la vez que reiteró que el Club Primera Plana no busca liderazgo, porque ya lo tiene. De ahí que  convocó y exhortó a todos los colegas del país comprometidos en defender las libertades de prensa y expresión así como nuestra propia seguridad, a unir voces y palabras escritas en demanda al respeto a nuestros derechos y que se nos otorgue verdaderamente la protección que las leyes nos confieren y fundamentalmente se de atención y solución al imparable flagelo de asesinatos de periodistas cuyo delito mayor es informar veraz y oportunamente.

Sostuvo que “solo unidos todos es como lograremos que se escuchen y atiendan las justas exigencias de respeto a las labores informativas y seguridad de quienes tenemos la obligación de informar. Seguimos inmersos en un irracional baño de sangre contra nuestro gremio;  agresiones físicas se suman a  acciones que coartan las libertades de prensa y expresión y sigue vigente el manejo discrecional de la publicidad oficial,  desacreditación profesional y espionaje.

Ante la impunidad y corrupción existente, Uribe Ortega llamó a alzar la  voz para nuevamente exigir y exhortar a las autoridades federales, estatales y municipales a realizar diligencias necesarias e idóneas con la mayor prontitud, con especial atención en elementos relacionados con la labor periodística de la víctima; luego de que bajo el paraguas de la impunidad, la delincuencia ha convertido a los periodistas en blanco de ataques fatales, hechos que demuestran que la violencia contra la prensa no cesa y va en aumento, insistió.

Ante esta panorama, es que el club Primera Plana nuevamente hacemos un respetuoso llamado al jefe del Ejecutivo y a su gabinete, para que ayuden a erradicar el nada honroso reconocimiento de que nuestro país esté considerado como uno los más peligrosos del mundo para ejercer la actividad periodística, por encima de naciones en guerra.  Demandamos revertir esta inaceptable tendencia y se otorgue a los profesionales de la comunicación las condiciones seguras y adecuadas para ejercer esta noble, necesaria y actualmente heroica actividad social, que sin lugar a dudas, es  fundamental  para el sano desarrollo de la sociedad y de nuestra democracia…

No se puede soslayar que las libertades de prensa y expresión son piedra angular de las sociedades democráticas y uno de los componentes claves de la gobernabilidad.  Quienes participamos en la actividad periodística no queremos más mártires, exigimos las condiciones básicas para poder cumplir con la obligación social y profesional de informar libremente todo lo que afecta a la sociedad mexicana; sin temores ni zozobras.

Ante la cruda realidad actual, llevar a cabo la labor informativa  obliga a exponer nuestra vida y la seguridad de nuestras familias,  es decir, estamos inmersos en una actividad  peligrosa,  desacreditada y manchada por una oleada incontrolable de asesinatos, ofensas, calumnias y acusaciones sin fundamente, por lo que el organismo de mayor representatividad, respetado y respetable lanza  un respetuoso pero rotundo “YA BASTA” y exige a las autoridades Federales, Legislativas y Judiciales, cumplan con el compromiso y obligaciones que asumieron al ocupar los cargos que la sociedad les otorgo, que desde sus diferentes instancias  hagan respetar las leyes que, verdaderos patriotas –hombres y mujeres- dejaron plasmadas en nuestra Carta Magna,  a costa de sus propias vidas.

Queremos dejar en claro –subrayó el presidente del CPP- que los periodistas no estamos contra del Gobierno y sus instituciones, si demandamos un México digno con gobiernos comprometidos en gobernar para todos sin venganzas, con amplio espíritu nacionalista y determinación de hacerlo poderoso y fundamentado en los principios que dieron origen a una nación -que enfrentó dos luchas armadas- para ubicarse como país vigoroso y en  vías de desarrollo, sin copiar y tratar de imponer experiencias ajenas que lamentablemente no han prosperado.

Hoy el periodismo pasa por una hora oscura. Los críticos no tienen espacios mayores y la más recomendable de las conductas suele ser la autocensura. Los mecanismos de protección  no operan y si lo pudieran hacer, no sería contra las veladas amenazas de los seguidores del régimen, los cuales, en brigadas digitales, acosan, insultan, hieren y calumnian  en medio de una absoluta impunidad.

Por todo lo anterior el Club Primera Plana, nuevamente alza su voz para manifestar un rotundo “YA BASTA” de asesinatos, persecuciones, calumnias. Y veladas amenazas hacia un gremio que han hecho altamente vulnerable, pero que no se doblega y persistirá en su patriótica labor de informar aunque no sea del agrado de quienes no quieren ver que todo lo anterior es en pro de un México mejor para nuestras generaciones futuras.

Al inicio de su discurso, el dirigente del Club Primera Plana convocó a un minuto de aplausos por los compañeros fallecidos por Covid19,  así como los 25 que cayeron en cumplimiento de su deber del 1 de diciembre de 2019 a la fecha: “No pedimos un minuto de silencio porque sería tanto como amordazarnos, sea de aplausos porque jamás podrán callarnos”, sentenció.

El Club Primera Plana, sin duda la organización periodística más longeva del país y del que han emanado otras organizaciones, no sólo es el hermano mayor y merece respeto en su autonomía y toma de decisiones por lo que no acepta injerencias ajenas de cualquier índole. No podemos soslayar que ha sido y sigue siendo,  punto de encuentro de los comunicadores más connotados, quienes en sus trabajos informativos cotidianos dejaron y continúan plasmando  la historia de nuestro país y que a lo largo de 61 años ha marcado  pautas  sobre  acontecimientos relevantes, que han impactado al México contemporáneo. El  Club   Primera   Plana a lo largo de su existencia ha desarrollado   con   puntualidad   y objetividad el compromiso social que le corresponde: Estamos orgullosos de ser parte   del   proceso   democrático   y   de  informar a  una   sociedad   cada   vez   más   crítica,   plural   y demandante, que va delineando gradualmente al país al que todos aspiramos.

Notas Relacionadas