Importantes avances para la infancia en México

  • Importantes avances para la infancia en México

    Foto: Internet

UNICEF México presentó  su Informe Anual 2019, destacando los avances logrados en materia de derechos de la infancia y la adolescencia en México, pero también los importantes desafíos aún por enfrentar tras la conclusión del Programa de Cooperación 2014-2019 entre la organización y el gobierno del país, y en el marco del nuevo ciclo de cooperación para los próximos seis años y el contexto de la actual pandemia.

Durante la presentación, Christian Skoog, Representante de la organización en México, señaló que “UNICEF presenta este último informe vinculado al Programa de Cooperación 2014-2019 en el contexto de una pandemia global con grandes retos para el mundo, incluido México, pero que esta circunstancia nos motiva aún más a continuar luchando para que cada niña, niño y adolescente en el país vea cumplido su derecho a la salud, educación, igualdad y protección, viva donde viva y pase lo que pase”.

En 2019, se conmemoró el 30 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, convirtiéndose en un año de reflexión sobre los avances logrados a nivel nacional y mundial a lo largo de tres décadas, pero también de replanteamientos de la labor necesaria para alcanzar la implementación total de los derechos de la infancia y adolescencia.

 

Disfruta de este exelente LP de los Caifanes: El Silencio (Vinilo - LP)

 

“Uno de los mayores retos a nivel nacional se hace evidente en las cifras de pobreza que han descendido muy poco en los últimos ocho años, indicando que el ciclo intergeneracional de desigualdad económica y social persiste y que muchos de los niños que aún nacen en hogares pobres crecerán en ellos si no se toman medidas inmediatas para evitarlo. Esto es aún más importante en el contexto de la pandemia por COVID-19 que podría generar un considerable aumento en los niveles de pobreza según proyecciones del CONEVAL”, resaltó.

En 2019, UNICEF centró sus esfuerzos en México en las siguientes prioridades:

DESARROLLO INFANTIL TEMPRANO. En México, el 18% de las niñas y los niños menores de cinco años aún no alcanzan el desarrollo adecuado. Por ello, UNICEF acompañó al gobierno mexicano en la implementación de la Estrategia Nacional de Primera Infancia, aportando experiencia y conocimiento técnico, y apoyando la articulación entre distintas instituciones. Asimismo, UNICEF sumó esfuerzos con el Instituto Mexicano del Seguro Social para identificar buenas prácticas y áreas de mejora de la calidad del servicio de guarderías para la atención de los más de 200,000 niños de entre cero y cuatro años que acuden a sus instalaciones.

EDUCACIÓN. México ha logrado el acceso universal a la educación básica. Sin embargo, la niñez indígena, particularmente en comunidades de alta o muy alta marginación, enfrenta serias dificultades en cuanto a accesibilidad y aprendizaje. En el 5.5% de las escuelas primarias en zonas indígenas, los maestros no hablan la misma lengua indígena que sus alumnos, por lo que la capacidad de escribir, leer o realizar operaciones analíticas de estos últimos se ve seriamente afectada. UNICEF contribuyó al fortalecimiento de las habilidades de docentes en comunidades indígenas, lo que permitirá que más de 21,600 niños de Chiapas, Chihuahua, Estado de México y Guerrero reciban clases y aprendan en su lengua materna indígena como primera lengua.

SALUD Y NUTRICIÓN. En México, el 35.6% de las niñas y los niños en edad escolar padecen sobrepeso y obesidad. Por ello, UNICEF trabajó en estrecha colaboración con otras agencias de Naciones Unidas, sociedad civil y gobierno para que el nuevo etiquetado frontal de alimentos y bebidas permita identificar los alimentos saludables, de los que no lo son. Además, en coordinación con la Secretaría de Educación Pública y el Instituto Nacional de Salud Pública, se analizaron los servicios de alimentación del Programa de Escuelas de Tiempo Completo y se elaboraron recomendaciones para mejorar los hábitos alimentarios de las niñas y los niños que participan en el programa. Con la implementación de estas recomendaciones y su escalamiento a nivel nacional, se podrá llegar a más de 3.6 millones de niñas y niños en edad escolar.

PROTECCIÓN CONTRA LA VIOLENCIA. En México, al menos seis de cada diez niñas, niños y adolescentes han experimentado algún método de disciplina violenta en el hogar. Además, uno de cada dos ha sufrido golpes, patadas o puñetazos en su escuela y en el país se registran 4 homicidios de niños, niñas y adolescentes cada día. En 2019, UNICEF desarrolló programas de espacios seguros y prevención de violencia, centrándose en dos entornos: escolar y comunitario. Estos programas han sido implementados en los municipios de Juárez y Guachochi en Chihuahua, y en Iguala, Huitzuco y Atenango en Guerrero, alcanzado a 2,192 niñas y niños. Además, en colaboración con la Secretaría Ejecutiva del SIPINNA, UNICEF apoyó al gobierno en el desarrollo de su Plan de Acción Nacional 2019-2024 en el marco de la Alianza Global para poner fin a la violencia contra niñas, niños y adolescentes, de la cual México es miembro desde el 2016.

POLÍTICA SOCIAL. Casi la mitad de los niños, niñas y adolescentes en México siguen viviendo en pobreza y, a pesar de los programas sociales existentes, un 60% carecen de acceso a seguridad social. UNICEF centró sus esfuerzos en visibilizar a la infancia y adolescencia en situación de pobreza para colocarlos al centro de la agenda pública y política, e impulsar así el desarrollo e implementación de programas sociales adecuados a sus necesidades.  En conjunto con el CONEVAL, se realizó el estudio Pobreza infantil y adolescente 2008-2016 y se continuó la colaboración con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para mejorar la metodología de cálculo del Anexo Transversal de Infancia y Adolescencia del presupuesto gubernamental, el cual permite identificar los programas que requieren mayores recursos.

MIGRACIÓN. México es un país de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes. En 2019, la autoridad migratoria mexicana identificó 51,999 niños provenientes en su gran mayoría de Centroamérica, y las autoridades de los Estados Unidos retornaron a 12,740 niños mexicanos. Para hacer frente a estos flujos migratorios, UNICEF abrió oficinas en Tijuana, Baja California, y Tapachula, Chiapas. El enfoque inmediato de estas oficinas fue articular esfuerzos con el SNDIF, Procuradurías de Protección, el Instituto Nacional de Migración y la COMAR para brindar atención a más de 800 niños y niñas en cuanto a identificación de necesidades de protección especial y a más de 19,500 en materia de apoyo psico-emocional. UNICEF contribuyó también al lanzamiento de la Ruta para la Protección Integral de los Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes, Solicitantes de Asilo y Refugiados, así como del Modelo de Cuidados Alternativos para la Niñez y la Adolescencia en Situación de Migración, esquema que define las intervenciones que deben seguir las instancias gubernamentales en la materia.

ALIANZAS. En 2019, como reconocimiento a su compromiso con la infancia y la adolescencia, la organización dio la bienvenida pública a la familia UNICEF al reconocido artista plástico mexicano Jorge Marín, con el nombramiento de Embajador, y al trio musical Vázquez Sounds, con el de Voceros Juveniles.

“Nuestro informe anual es un ejercicio de transparencia y rendición de cuentas, pero también una oportunidad de agradecer a los individuos, personalidades y empresas que han depositado su confianza en UNICEF a través de sus aportaciones y colaboraciones,” añadió Christian Skoog. “Nuestra labor en 2019, al igual que en años anteriores, hubiera sido imposible sin su apoyo y, por ello, les queremos decir: muchísimas gracias. Ustedes son el vivo ejemplo de que uniendo voluntades se pueden lograr grandes cambios”.

El titular de la organización destacó que el 74% de los recursos de UNICEF en el país son recaudados localmente y provienen, en su gran mayoría, de socios UNICEF y donantes individuales, por lo que invitó a más empresas y fundaciones a sumarse en apoyo a la organización, pues su contribución es esencial para que cada niña, niño y adolescente tenga un mejor presente y futuro. En 2019, UNICEF México recibió un total de 260 millones de pesos mexicanos, de los cuales el 36% se destinó a acciones de protección, 24% a educación y 19% a desarrollo infantil temprano, salud, nutrición y promoción de la lactancia materna.

Christian Skoog concluyó la presentación del informe señalando que “el nuevo Programa de Cooperación 2020-2025 refuerza el compromiso de UNICEF y del Gobierno de México con la visión de una nueva generación de niñas, niños y adolescentes que, gracias a haber recibido una atención integral desde sus primeros años de vida, crezcan saludables, educados, en condiciones de igualdad y protegidos contra toda violación a sus derechos”.

Notas Relacionadas