Lozoya en México llega como “testigo colaborador de la 4T”

  • Lozoya en México llega como “testigo colaborador de la 4T”

    Foto: Cortesía|MNE

Emilio Lozoya, ex director de Petroleos Mexicanos llegó a la Ciudad de México procedente de España para responder por presuntos delitos en su contra tras concluir el proceso de extradición pero resulta que llegó anémico y fue trasladado a un hospital privado por lo que no ingresó al Reclusorio Norte.

Trascendió que está en un nosocomio de la Cadena Hospitalaria Médica Sur, es decir que desde la visión presidencial está en un hospital “fifi” cuando en esta gestión del Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no habría preferencias como lo dejo en claro con Rosario Robles Berlanga, ex secretaria de Estado con EPN y quien también estuvo enferma y requería de un hospital privado al grado de que la hija rifó una pantalla para atender los gastos en salud de su madre.

Ya es visto como “testigo protegido” y a unas horas de su arribo generó dudas sobre la autenticidad del personaje extraditado, es decir: “es o no Emilio Lozoya Austin” tras el análisis de reconocimiento facial aun cuando el personaje, al llegar a Mexico, portaba una gorra y cubre bocas.

 

También te puede interesar: Tendrá regreso a clases estrategias bien definidas: SEP



Parace que la historia se repite como sucedió con las imagínense de Mario Aburto asesinos solitario de Luis Donaldo Colosio o bien con la recaptura de El Chapo Guzmán.

Por lo anterior, sobre las malas condiciones de salud del detenido, las audiencias no están definidas ni fechadas.

Los hechos indican que está condición en la salud de Emilio Lozoya se suscitó en España pues a más de un año de encarcelamiento, no debieron darle alimentos en abundancia y calidad pues llegó anémico.

Resulta además que para el Presidente, Andrés Manuel Lopez Obrador, Emilio Lozoya Austin informará como “testigo colaborador” sobre la red de corrupción en que se vio involucrado en la Admiración Federal pasada.

Y, asegura AMLO, a “partir de lo que dé a conocer se va a saber quiénes están implicados y hasta donde llega”.

Su arribo se dio a las 00:46 horas de este vienes aplicándosele de inmediato el protocolo correspondiente por el Ministerio Público Federal (MPF).

Aquí se le leyó sus derechos e informó que se le estaban ejecutando las órdenes de aprehensión por los casos Agronitrogenados y Odebrecht.

Pero aun cuando existen servicios médicos en los Reclusorios del país, la FGR tuvo conocimiento de que el ex director de Pemex presenta un cuadro de anemia y problemas sensibles en el esófago, así como una debilidad general en toda su salud por lo que a propuesta de un perito y petición de la familia se fue al hospital privado.

Lo que no informo la FGR es si en ese estado de mala salud la autoridad española entregó al detenido y mucho menos dio a conocer si el traslado en el avión se hizo en compañía de un médico que valorara el estado de salud de Emilio Lozoya pues es obligado dar a conocer entre las partes cómo entregas y cómo reciben a un recluso.

La familia de extraditado pidió, y se le autorizó, que un médico particular hiciera también una revisión, en la que encontró los mismos síntomas.

El trámite fue rápido pues normalmente son procedimientos engorrosos para cualquier recluso en la capital del país.

En razón de lo anterior, el MPF ordenó su traslado a un hospital, donde permanecerá en calidad de detenido bajo estricta vigilancia policiaca.

La representación social federal comunicó lo anterior a los jueces de ambos casos, quedando en espera de su determinación sobre las fechas para las audiencias correspondientes.

El que fuera director de Pemex entre 2012 y 2016, en el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), está acusado por un presunto fraude de 280 millones de dólares en la compra de una planta de fertilizantes y por haber recibido supuestamente unos 10.5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Sobre el ex funcionario pesaba una orden de búsqueda y captura internacional desde mayo de 2019 y finalmente fue detenido el pasado 12 de febrero en Málaga, España.

Notas Relacionadas