Mexicanas al grito de guerra

  • Mexicanas al grito de guerra

    Foto: Internet

Las mujeres de toda Latinoamérica se han mantenido en constante actividad con respecto a la violencia en el día a día y la indiferencia de sus pueblos. A ésta lucha nos hemos sumado las mujeres mexicanas saliendo a las calles a protestar en contra del machismo y la misoginia a la que estamos sometidas en nuestro país.

¿Por qué llegaron a esto? Debido al constante sufrimiento de acoso callejero, violencia de género y lo más atroz que ha sido el incremento de la tasa de feminicidios las mujeres estamos hartas de despertar con una asesinada más, estamos hartas de que se tomen la libertar de violentarnos, que nos vean como algo desechable, como si no fuéramos seres humanos con sentimientos; estamos hartas de que nos arrebaten las esperanzas, los sueños, las metas, estamos hartas de tener miedo, de no poder caminar tranquila a la escuela, el trabajo, de no poder salir a divertimos. Fastidiadas estamos de que para el pueblo mexicano seamos invisibles, seamos las sumisas, fastidiadas ya de que justifiquen las acciones de los machos con el ¿cómo vestías? ¿A qué hora saliste? ¿Con quién te juntas? ¿Estabas borracha o drogada? Cuando eso no le da el derecho a nadie de abusar de nuestros cuerpos.

Las mexicanas ni si quiera somos libres de decidir sobre nuestros cuerpos porque creen que les pertenecemos, creen que tienen todo el derecho a humillarnos, desacreditarnos, chantajearnos, herirnos, golpearnos, violarnos incluso se creen con derecho de asesinarnos y botarnos como si no tuviéramos una vida por delante, sin importar si tenemos hijos, hermanos, padres, sin importar nada.

 

También te puede interesar: Exige PAN la destitución de la titular de la Conade

 

Hoy México está bajo un cambio, las mujeres están haciendo historia luchando por las que ya no están, las que están y por todas esas pequeñas que vienen siguiendo nuestros pasos.

Nosotras representamos la rabia, el dolor y la indignación por nuestras asesinadas y desaparecidas, por todas las mujeres que sufren de violencia en sus casas, por las mujeres abusadas sexual y psicológicamente, somos la resistencia, somos hermanas de otra madre. Representamos la fuerza de la unión y la sororidad.

Que no nos engañen, no somos lo que los medios pintan, somos estudiantes, profesionistas, amas de casa, trabajadoras, somos todas aquellas mujeres que se toman de las manos y preparan el cuerpo  para salir y gritar por el  beneficio de todas.

A mis 16 años me doy cuenta de la horrible situación a la que nos enfrentamos como mujeres en un país repleto de machismo, me doy cuenta que como mujeres fuertes hemos identificado al enemigo y no nos vamos a cansar hasta derrotarlo cueste lo que cueste.

El contexto social de México a veces llega a sorprenderme viendo como muchos de los que llamamos “pueblo” mantiene una postura indiferente. Me llena de coraje y tristeza saber que nos están matando en la cara de la gente y no expresan la mínima empatía por las víctimas y las familias, me duele saber que estamos en una ruleta donde podemos ser una de esas 10 mujeres víctimas de un monstro feminicida y rabia tengo sabiendo que algunos medios amarillistas expondrán mi imagen por unos cuantos pesos; cansada estoy de vivir con miedo pero me mantengo fuerte por mis compañeras, por todas esas mujeres que hoy marchan y demuestran el coraje que tienen a lo sucedido y confío fielmente en que ellas serán las primeras en gritar mi nombre para exigir justicia, serán las que acompañen a mi familia para levantarlos y continuar en la lucha, ellas son mis hermanas.

Frecuentemente veo como se molestan y difunden el odio cuando aparece alguna pinta sin ver que es simple pintura que se borra con un poco de solvente pero aquí va mi pregunta ¿Por qué te da rabia la pintura y no la sangre?

Sangre de mujeres inocentes que el único "error" fue salir a la calle en este país peligroso y machista.

Las pintas se borran, las compañeras no regresan, sus familias no descansan y nosotras no perdonamos.

Tristeza me da ver todas esas cruces rosas representando a mis hermanas muertas, a las que les arrebataron todo sin ningún remordimiento, las que han olvidado y hundido en la impunidad.

Pueblo mexicano, entiende que en tu país somas más propensas a ser asesinadas que a poder ejercer nuestros estudios, trabajos y perseguir nuestros sueños.

No habrá un descanso hasta que generemos el ambiente seguro que buscamos, en donde ya no tengamos que ser valientes para salir y que nuestras niñas crezcan en un ambiente sano, libres y sin violencia. Nuestra lucha es por el pasado, por el presente y por el futuro.

Finalizo un una pregunta para el público general

¿Cuántas mujeres más necesitas para darte cuenta?

 

Notas Relacionadas