Así deben ser Consultas a las Comunidades Mayas para el Tren Maya

  • Así deben ser Consultas a las Comunidades Mayas para el Tren Maya

    Foto: Internet

Hoy se anuncia en la mañanera que inician las consultas para la construcción del tren maya y el presidente dijo que si el pueblo dice que no se suspenderá el proyecto.

Conociendo cómo actúa, cómo se empeña en hacer su voluntad y las formas que ocupa para llevarlas a cabo, es de esperarse que las consultas no sean distintas a las que hizo para la cancelación del aeropuerto y la construcción de Santa Lucía.

Se dice que el Pueblo manda, pero tal vez lo que no se dice, y es el fondo de esa expresión, es que lo que él llama “Pueblo” no son otros más que los acarreados de Morena que le llevan a los eventos con la consigna de levantar la mano para validar las ocurrencias que se les planteen en “Consultas Patito” en donde hacen creer a la opinión pública que la gente está de acuerdo con lo que les dice el presidente, lo que es totalmente falso.

 

También te puede interesar: Aprueban siete nuevos proyectos ambientales con una inversión de $386 mdd



La consulta que mandata la Constitución y los acuerdos internacionales que México ha suscrito deben tener ciertas formalidades para que sean válidas, entre ellas, la publicación previa en la Comunidad, con al menos 90 días de anticipación, de la convocatoria para la celebración de la asamblea comunal, la cual debe ser emitida y validada por el Comisariado de Bienes Comunales o su equivalente según los usos y costumbres de la comunidad y por la Procuraduría Agraria, con el objeto de que todos los integrantes de la comunidad debidamente acreditados participen en la asamblea en donde se hará la consulta.

Otro requisito es que las comunidades deben tener, previamente a la consulta que se lleve en la asamblea comunal, toda la información detallada y ampliada del proyecto a consulta, con la particularidad de que la información debe estar traducida a su lengua nativa en términos sencillos y claros, sin tecnicismos, en donde se les explique, entre otros, los impactos positivos o negativos que tendrá para la comunidad la ejecución del proyecto en el corto, mediano y largo plazo, incluidos los impactos ambientales, disposición, uso y cambios en la disponibilidad de agua, cambios del uso del suelo, desincorporación de tierras del régimen comunal, avalúos e indemnización por la ejecución del proyecto y afectaciones colaterales por instalaciones correlativas al proyecto (vías, estaciones, plantas de energía, caminos, etcétera ligados al proyecto a consulta).

Las decisiones de la asamblea comunal deben ser libres y deben respetarse por la autoridad; deberán pasar por la certificación de fedatario publico; bajo ninguna situación o circunstancia la asamblea y las decisiones que se tomen deben estar bajo presión, amenazas o condicionamientos de nadie; las indemnizaciones por las afectaciones a las tierras deben estar presupuestalmente soportadas y garantizadas por el gobierno federal y sobre todo no habrá ocupación previa hasta no haber sido pagadas en su totalidad las tierras afectadas.

Entonces las consultas patito a mano alzada que hace el presidente con sus seguidores, NO SON, NI EN LO MÍNIMO, LA CONSULTA QUE MANDA LA CONSTITUCIÓN, QUE COMO DICE EL TEXTO, DEBEN SER PREVIAS E INFORMADAS, ASÍ COMO INCLUYENTES, AMPLIAS Y PARTICIPATIVAS, RESPETANDO USOS Y COSTUMBRES Y CUMPLIENDO CON LOS REQUISITOS DE LEGALIDAD Y CERTEZA ANTES MENCIONADOS.

Notas Relacionadas