Semana “negra” para AMLO, lo tuvo y dejó ir al “Nuevo Ratón”

  • Semana “negra” para AMLO, lo tuvo y dejó ir al “Nuevo Ratón”

    Foto: Internet

Semana “negra” para el Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador al sumar tres masacres (Michoacán, Guerrero y Culiacán, Sinaloa) además de autorizar la humillación del Ejército Mexicano frente al crimen organizado al detener y luego dejar ir a Ovidio Guzmán, Hijo del máximo líder de los narcotraficantes en México del pasado y presente siglo, preso en EUA, Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Lo ocurrido la tarde de ayer en Culiacán, Sinaloa, donde estalló la violencia misma que se prolongó hasta altas horas de la noche, opacó el festejo mañanero de López Obrador por el inicio de obras del Nuevo Aeropuerto Internacional en Santa Lucía y su reunión con el Presidente Cubano, Miguel Mario Díaz-Canel.

Extraoficialmente se dio a conocer que el saldo rojo del enfrentamiento que terminó en masacre es de por lo menos 100 personas muertas y el mismo número de heridas. Cuestionado, a su llegada a Oaxaca donde realizó gira de trabajo, sobre los hechos ocurridos en Culiacán, el Jefe de la Nación se limitó a decir: “el Gabinete de Seguridad está reunido y más tarde informará”.

 

También te puede interesar: Balacera en Culiacán por presunta detención o muerte del hijo del Chapo

 

La lluvia de críticas no se hizo esperar tras darse a conocer que el “Nuevo Ratón” había sido liberado y que la instrucción llegó por orden del Presidente Andrés Manuel López Obrador lo que derivó en que, incluso, líderes de opinión alertaran sobre la muerte del Estado mexicano y el nacimiento del Narco estado así como que a México se lo llevó la “chingada” y al Jefe del Ejecutivo le faltaron “huevos” para combatir a los criminales.

Al parecer se le olvidó al Presidente Andrés Manuel López Obrador que en Julio de 2015 cuando aún no iniciaba proceso electoral alguno publicó un twitter en donde declaró: “Si cuando menos no renuncia el Gabinete de Seguridad, va a quedar la idea de que hubo complicidad al más alto nivel en la fuga de El Chapo”,  esto en relación a la segunda fuga del narcotraficante mexicano de una cárcel de máxima seguridad como lo es Almoloya de Juárez en el Edomex, durante la gestión de Enrique Peña Nieto pues la primera fue durante la administración federal de Vicente Fox Quesada al fugarse de la cárcel federal de Puente Grande, Jalisco.

Como la historia se reescribe día a día ahora le tocó al Mandatario Mexicano de la 4T enfrentar al mismo Cartel de Sinaloa que en su momento dirigiera Joaquín Guzmán Loera alias “El Chapo” y el cual ahora está bajo el control de sus hijos, entre ellos, Ovidio Guzmán López de 29 años de edad apodado el “Nuevo Ratón” y quien es acusado de tráfico de cocaína, metanfetamina y marihuana.

Ahora al ser México una burla mundial en materia de seguridad y tras la pérdida del Estado de Derecho, Alfonso Durazo, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana se atrevió en un mensaje a medios a intentar explicar lo sucedido en Cualiacan, Sinaloa, en donde dijo que personal militar y de la Guardia Nacional se encontraban haciendo un patrullaje de rutina en el Fraccionamiento Tres Ríos y desde una vivienda fueron agredidos pero repelieron la agresión, tomó control de la vivienda y en su interior vio a cuatro ocupantes.

Lo anterior lo hizo pasadas las 20:00 horas del jueves, más de 4 horas después de los “balazos” pues no hubo “abrazos” y mucho menos mensaje a la nación como se esperaba por parte del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, quien en entrevista banquetera solo tartamudeó y pasó la “papa caliente” a Alfonso Durazo.

En este orden de ideas, en el mensaje a medios se indicó que durante dicha acción, se identificó a uno de los ocupantes como Ovidio Guzmán López, lo anterior generó que varios grupos de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla, asimismo otros grupos realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad generando una situación del pánico.

Por ello, argumentó, que para salvaguardar la integridad de la sociedad culiacanense, los funcionarios del Gabinete de Seguridad “acordamos suspender dichas acciones” o sea la aprehensión del Guzmán López y proceder a liberarlo.

En esta histórica jornada a los únicos que tranquilizó el Estado fue a la familia  del “Nuevo Ratón” a quien le dieron su derecho de llamada telefónica para reportar que no estaba perdido, que estaba bien “gracias a Dios” e incluso la familia y el abogado defensor de Ovidio Guzmán, se dieron el lujo de conceder entrevistas exclusivas cuando se trata de personajes vinculados con el crimen organizado.

Sí, la familia declaró que Ovidio telefónicamente dijo que “estaba bien”, “gracias a Dios" de tal suerte que el abogado Luis González Meza señaló que las autoridades “pudieron confundirse con el supuesto individuo que fue detenido”.

Notas Relacionadas