Debe AMLO elevar a seis billones de pesos el PEF 2020: PRD

  • Debe AMLO elevar a seis billones de pesos el PEF 2020: PRD

    Foto: Twitter

Antonio Ortega Martínez, Secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados e integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, advirtió que para sortear la recisión económica que se avecina para el país -no solo por la situación nacional sino internacional- el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tendrá que incrementar a 6 billones de pesos el presupuesto del 2020 y conseguir los recursos mediante el incremento de gravámenes en ciertos productos y servicios, así como también generar inversiones y empleos mediante la disminución de los impuestos Sobre la Renta y al Valor Agregado; además de fortalecer el salario de las y los trabajadores.  

“Estamos posiblemente –subrayó- ante el preludio de la destrucción de millones de pequeñas empresas en el mundo; y -en países como el nuestro- de miles o decenas de miles de empresas, sobre todo, las de menor capacidad financiera, tecnología más débil e incapacidad para incidir en el mercado”.

En el marco de la Plenaria Nacional Legislativa del Partido de la Revolución Democrática que tiene lugar en el Senado de la República, Ortega Martínez participó en el panel sobre “Desarrollo económico estatal/regional y distribución de la riqueza: el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2020”, y en este marco, indicó que no se está hablando solo de números, sino de lo que significan: desempleo, menos salario, menos ingresos fiscales, más pobreza, más necesidad, menos gasto del gobierno y más desigualdad.

 

También te puede interesar: Se logró "muy buen acuerdo" con constructoras de gasoductos en el país



Enfatizó en este sentido que a más tardar el próximo 8 de noviembre, la Secretaría de Hacienda deberá entregar a las y los diputados federales, la estrategia de cómo López Obrador quiere enfrentar el problema de la recesión no solamente confirmada a nivel nacional con el crecimiento del .0% en el segundo trimestre de este año, sino la que se puede dar  en el contexto mundial que, precisó, no es menor: “Es la destrucción de decenas de miles de empresas y el consiguiente desempleo y de masa salarial en el país”.

En el panel donde se dieron cita expertos como Francisco Lelo De Larrea Padilla, del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado; Emilio López, del Movimiento “El Campo es de Todos”, y José Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios, de la UNAM, Antonio Ortega Martínez expuso que el próximo 28 del mes en curso, las y los diputados de la Comisión de Hacienda se reunirán con el Secretario del ramo, Arturo Herrera quien –dijo- “con toda seguridad él adelantará de manera discreta, algunos de los criterios que conformarán el paquete económico 2020”.

En ese tenor, expuso, no se puede negar que el gobierno dará cuenta de la recesión. Y aunque el Presidente López Obrador ha rechazado la posibilidad de recurrir al endeudamiento y el incremento de impuestos en ciertos rubros, no tendrá opción además de que deberá reconsiderar temas que ha venido rechazando si no quiere que la economía se contraiga aún más.

“Desde el punto de vista de quienes trabajamos en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, está claro que el tema de la recesión se resolvió al conocer los datos confirmados del INEGI de que el país no tuvo crecimiento en el segundo trimestre. No se cumple la regla técnica de que dos trimestres con crecimiento negativo hacen causa para la recesión; pero lo que no está en duda es que hay un estancamiento de la economía. Ese debate nadie lo da, todos lo confirman”.

Ahora, de cara al 2020, destacó el legislador, si el gobierno quiere tener recursos para enfrentar las consecuencias de la desaceleración requiere un presupuesto superior a los 6 billones de pesos; o quedarse –con las consecuencias negativas que esto implique- con un presupuesto inercial que sería prácticamente el mismo de 2019 y que –de hecho- no se va a alcanzar porque el secretario Herrera dijo que no se logrará recaudar los 170 mil millones de pesos previstos en este período.

“Andrés ha dicho: ‘Ni un impuesto más, ni un aumento más equilibrio presupuestario’ ¿Qué significa eso? ¡Pues está muy claro! Va a significar más austeridad, más recortes y más incapacidad para resolver las demandas de los estados, de los municipios, del sistema de salud, del campo. Es entrar a un tobogán de crisis de gasto y, por lo tanto, de desorden y de una estrategia equívoca para enfrentar la dificultad que se avecina y, por lo tanto, pensamos (vamos a discutirlo en el Grupo Parlamentario y con la dirección del partido) que deberíamos sumarnos a las voces de quienes creen que debería haber un presupuesto arriba de los 6 billones de pesos con un ingrediente: 0.5 de deuda (200 o 300 mil millones de pesos)”.

Acompañado también por el senador Antonio García Conejo, Ortega cuestionó: “Andrés dice en su spot: ‘No nos hemos endeudado’. Sin embargo, refutó, lo cierto es que por las decisiones tomadas en Pemex y la deuda soberana, estamos pagando mil millones de pesos más, diarios de deuda. El país se está endeudando con mil millones de pesos más, diarios. En nueve meses de este gobierno llevamos cerca de 300 mil millones de pesos más de adeudos de los que recibió Andrés Manuel”.

Por lo tanto, aclaró, pensamos que la única manera de resistir los daños, es inversión productiva que evite el mayor número de desempleos, el impacto de pobreza y de desigualdad que se generará del año 2020 al 2022. Creemos, precisó Ortega Martínez, que debe haber una política fiscal de aumento: Sí al aumento de salarios, sí a la política de aumentos a las plataformas digitales, comida chatarra, alcohol, cigarros; sí a la disminución del ISR e IVA a los segmentos que van a ser más golpeados por la crisis y compensar unas con otros”.

Finalizó que las decisiones del gobierno de López Obrador, deben pasar también por rectificar errores en el presupuesto, regresar al aeropuerto de Texcoco, resolver el conflicto que tiene con las empresas titulares de los gasoductos que abastecen a gran parte del país, y dar lugar a una política presupuestal contracíclica que compense las graves consecuencias que se pueden dar  en caso de confirmarse una desaceleración económica mundial que, en su caso, México ya está viviendo en lo individual.

Notas Relacionadas