Firmeza de gobierno y legislativo ante chantajes de la CNTE. Antonio Ortega

  • Firmeza de gobierno y legislativo ante chantajes de la CNTE. Antonio Ortega

    Foto: Cortesía | México

El diputado Antonio Ortega Martínez, del grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD), convocó a la Presidencia de la República, al secretario Esteban Moctezuma y a los coordinadores parlamentarios de Morena, a tener firmeza y no aceptar el chantaje y las propuestas “desmedidas y absurdas” de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en torno a la Reforma Educativa, luego de que -con plantones y amenazas- los maestros de la Sección 22 de Oaxaca, lograran postergar la dictaminación del proyecto que estaba prevista para el miércoles pasado.

Ortega advirtió también que los sucesos de esta semana, son un aviso de lo que pudiera ser “la primera fractura de la alianza de la CNTE con el partido en el gobierno”, tras recordar que la Coordinadora cuenta con 43 legisladores de siete estados de la República, que los convierte en un “grupo de presión muy importante al interior de Morena”, y subrayó que -con el tema de la reforma Educativa- esa alianza ha entrado en una crisis puede expandirse y convertir a esta fracción del magisterio, en un contrincante incómodo para López Obrador y sus pretensiones de ajustar la Reforma y que puede trasladarnos a momentos de incertidumbre o riesgos en la paz social y la estabilidad del país.

“Lo que parecía una alianza en el marco de las elecciones y de los primeros cien días de gobierno, a la hora de empezar a discernir y discutir los aspectos de la Reforma, esa coalición ha entrado en crisis”, reveló.

 

También te puede interesar: Consulta los resultados del concurso de selección 2019 de la UNAM

 

El también integrante del Comité de Decanos de la Cámara de Diputados, hizo un llamado al Ejecutivo y al Legislativo a actuar con prudencia y responsabilidad para no ser presa de la Sección 22, y también demandó a las y los profesores en general, a reconocer que el modelo educativo requiere participación, compromiso y sacrificio de todas las partes por lo que pidió sumar esfuerzos para mejorar la ley y atender -entre todos- el propósito principal que son los niños, niñas y las escuelas del país.

“Lamentablemente, indicó, las comisiones unidas de Educación y de Puntos Constitucionales -encargadas de presentar el Dictamen ante el Pleno- no pudieron sesionar por un descarado acto de chantaje de la Coordinadora que, con amagos de violencia, lograron suspender el acceso y los trabajos de la Cámara de Diputados. Trasladaron brigadas al Senado y a un hotel que (se había anunciado), sería el lugar donde aquellas trabajarían. Finalmente, no se pudo realizar la reunión y no se tiene un dictamen definitivo”, condenó.

Existe –agregó- un pre-dictamen procesado y trabajado en las últimas semanas donde se llegó a un consenso en muchos de los temas entre los grupos parlamentarios de todos los partidos. No está por demás reconocer medidas que nos parecen correctas como la Academia de Directores que puede ayudar a elevar la calidad de los mandos en todas las escuelas.

Igualmente –anotó- el fortalecimiento de las “Escuelas de Tiempo Completo”, y que se mantenga un “órgano técnico de gestión”, con carácter autónomo, y recursos propios para hacer tareas de evaluación y medición del desarrollo educativo. Estos elementos –subrayó- son motivo de esperanza de que se puede ir en la línea correcta. Nos parece que este es un tema que vale la pena explicar y defender”.

El modelo de enseñanza educativa en México tiene serios problemas, recalcó Ortega Martínez. En el 2018, después de que se implementó la Reforma Educativa y que se aplicó el mayor presupuesto en la historia del país a la formación docente y al mejoramiento de la enseñanza, se vio el resultado de la evaluación realizada a cientos de miles de niños en educación primaria y secundaria: En matemáticas, el 59 por ciento de los alumnos, reprobó; mientras que en lenguaje y comunicación, el 49 por ciento obtuvo resultados insuficientes.

Se requiere, recalcó Antonio Ortega, que los maestros sean evaluados para mejorar sus aptitudes y corregir sus deficiencias, que estén lo suficientemente capacitados a partir de las evaluaciones, y es lo que no acepta la CNTE.

Notas Relacionadas